Bendito 4-F

Te diste por la acción de unos seres humanos cuando (hombres y mujeres) cargados de voluntad, que "en situación" (sin temor a nada) soñaron tomar el poder, sueño que fraguaron a lo largo de diez años, desde los Cuarteles, esquivando su control rutinario y la ideología imperante.

Te motivó un pueblo en sufrimiento, bajo el yugo del Proyecto Neoliberal y el valor de ese pueblo, que hacía apenas tres años (Caracazo 1989), había dejado constancia de la fuerza telúrica que históricamente da el derecho a alzarse contra la injusticia humana.

Tu fracaso, que fue Victoria, dejó: Unos presos de la Dignidad, una imagen grabada en el corazón del pueblo, una esperanza: ¡CHÁVEZ!. Dejó el desgaste de un Proyecto Satánico y contribuyó a la salida de CAP, antes de que se cumpliera su mandato y a la demolición de cualquier figurilla que se jugara el sistema cuarta republicano, desgraciado rol que le tocó al inmoral octogenario Ramón J. Velásquez. Tu fracaso, también, dió la oportunidad, para que Rafael Caldera, un oportunista, ficha de las fichas de la ruleta cuarta republicana, de las que siempre ganaban el trofeo electoral ( la Silla), cobrara espacio impropiamente a instacias de un discurso "cazabobos". 4-F, por tu fracaso se hizo posible que la salida del pueblo se desviara hacia Caldera, en las elecciones de 1993, quien arrastró consigo a unos factores y partidos de izquierda, que con ello dijeron el tamaño de su confusión ideológica y de la incomprensión del momento. Este figurón, antes del año y medio de gestión abrazó el Proyecto Neoliberal, "volvió" a él y lo desarrolló a grado extremo, como nadie durante la Cuarta República. Los indicadores económicos, sociales y de toda índole, marcaron sus máximos valores en prejuicio del pueblo.

Esa revuelta del 4-F y, también, del Caracazo desató consigo todo ese proceso, con sus sabores y sin sabores, en el escenario de la lucha de clases; que condujo finalmente a la elecciones de 1998, donde un Chávez prevenido contra el caudillismo, consciente de las debilidades de las Constituciones Latinoamericanas y Caribeñas, se presentó con la propuesta de la Constituyente, en medio de una avalancha de pueblo que lo sacó de la cárcel, lo llevó a vencer opciones abstencionistas y lo centró en la opción electoral, abortando las encuestas a diario, para al final ganar, con una sorprendente e histórica diferencia.

Gracias a ti 4-F, tuvimos por primera vez un Presidente que ejecutara el Plan de Simón Bolívar, después de la traición de Paez en 1830.

Gracias a que se dió un 4-F el pueblo vio que se puede gobernar para el pueblo, el pueblo vio los logros más grandes en su historia de gobierno. Logros que en medio de una Guerra Económica e Imperial sin parangón, sostiene Nicolás Maduro Moros.

Con el espíritu de 4F, con las 7 Líneas Estratégicas y con el Plan de la Patria, seguiremos venciendo.

¡LEALES SIEMPRE, TRAIDORES NUNCA!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 947 veces.



Freddy Gil


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: