Enfriamiento y calentamiento

Enfrentamiento y calentamiento, casos límite contradictorios borrosos, de la forma ser y noser, de la enciclopedia védica upanishad sánscrita, nueva orientación en la modernidad ilustrada originaria einsteiniana, de la que habrá de sacarse las nuevas conceptualidades en algo nuevo ante el sol ludovicosilvaiano frente a nada nuevo bajo el sol eclesiástico. Hase de ir a la página web https://www.aporrea.org/pachamama/n350303.html, sábado, 21/12/2019 02:00 PM, en que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijera que: "Es ‘muy difícil’ atribuir el cambio climático a la actividad humana. Puede ser "imposible" establecer el origen del aumento de las temperaturas a la actividad humana. Nadie puede saber con certeza a qué se debe el cambio climático. Nadie sabe a qué se debe el cambio climático mundial. Sabemos que nuestro planeta ha vivido periodos de calentamiento y de enfriamiento y esto puede depender de un proceso en el universo. Un pequeño cambio en el ángulo de rotación de la Tierra alrededor del Sol puede llevar al planeta a sufrir cambios climáticos serios. Evaluar la influencia que puede tener la humanidad contemporánea sobre el clima es muy difícil, incluso imposible. No hacer nada tampoco es una solución y en este punto estoy de acuerdo con mis colegas, jefes de Estado. Tenemos que hacer los máximos esfuerzos para que el clima no cambie de manera dramática. Rusia está particularmente expuesta al cambio climático. Es un proceso muy serio para nosotros (...) hay ciudades enteras construidas sobre el permafrost, imagínense las consecuencias, en caso de deshielo masivo."

Pareciera decir el presidente ruso, que los extremos se tocan, o sea, Putin y Trump de la mano. El presidente Putin, que no el presidente Trump, aquel sabe que no sabe, que tanto la teoría de la borrosidad, es esa la de los aviones invisibles y cazabombarderos rusos Su- 34 y Su-24MR, como la del universo en expansión y el universo en contracción. El presidente Putin, el que sabe que no sabe, que existe el sostenido equilibrio dinámico dialéctico difuso, entre ambos universos, sabe que no sabe, que está tanto en el movimiento eterno de unidad y lucha de contrarios, como en la eterna noria notoria ludovicosilvaiana, sabe que no sabe, que es el movimiento real histórico sinusoidal cíclico macrocósmico universal, de los casos límite contradictorios, expansivo y contractivo, y, que es el movimiento real histórico sinusoidal cíclico microcósmico ondículo, de los aspectos límbico antagónicos, onda y partícula, y, sabe que no sabe, el presidente Putin, que a cada espira del movimiento, del cambio, de la contradicción, de la borrosidad, de la transformación, de la acción, llégase y prodúcese, y, que no púdrese, sin saltos, ni de talanquera, ni de gallera, ni saltos cuánticos de la física avanzada heisenbergiana, entre Putin y Trump. El presidente Putin, lleno de sabiduría socrática, que es saber, llevada, la sabiduría por el que sabe que no sabe. Sabe que no sabe, el presidente Putin, que el movimiento es inexorable eterno continuado, que hay tanto cambios, transformaciones, acciones, como unidad de contrarios. El presidente Putin, mas y más, sabe que no sabe, que existe el equilibrio dinámico dialéctico difuso, en todos los valores jerarquizados y en todos los valores polarizados, aquellos de lo mayor y lo menor y estos del amor y del odio, de la guerra y de la paz, del desarrollo sustentable y del desarrollo no sustentable, sabe que no sabe, que todos son contenidos que contiene el continente de continentes, el ser y el noser, de la enciclopedia védica upanishad sánscrita de las nueva orientación en la modernidad ilustrada originaria einsteiniana, que contiene el equilibrio dinámico dialéctico difuso. El presidente Putin sabe que no sabe, que todo está en el lienzo pictórico blanquinegro, tanto del yin y del yang, símbolo de la borrosidad, del contradictorio borroso 69 cojedeño, del cuadrángulo rectángulo socrático de pirámides pareadas paradójicas kelsenianas y de triángulos pareados paradójicos pitagóricos, y, como del ser y noser, védico upanishad sánscrito. Tanto lo consciente y lo inconsciente del torbellino de ideas einsteinianas de la dinámica de grupos villaverdeianas, como del mundo de ondas y de partículas. Tanto del universo en expansión y del universo en contracción en equilibrio dinámico dialéctico difuso, como de la teoría de la borrosidad, la de los aviones invisibles y cazabombarderos rusos Su-34 y Su-24MR, y, mas y más, de las preciadas deseadas tarjetas del sistema borroso de esos aviones. El presidente Putin sabe que no sabe, que el desarrollo sustentable y el desarrollo no sustentable, es continente que contiene al equilibrio ecológico y el desequilibrio ecológico. El presidente Putin, sabe que no sabe, que lo no sustentable es no equilibrio ecológico, y lo de cambiemos el sistema y no el clima de Chávez, es producto y fruto acabo del capitalismo y del neoliberalismo, y, de su Derecho Inusual Extraordinario Norteamericano Barakobamaiano contra el Derecho Usual Ordinario Romano Venezolano Bolivariano. El presidente Putin, sabe que no sabe, que el deshielo le pertenece al capitalismo. El presidente Putin, sabe que no sabe, que Rusia está particularmente expuesta al cambio climático, y, que es un proceso muy serio, en que hay ciudades enteras construidas sobre el permafrost, las profundidades del suelo de las regiones frías, y, que las consecuencias, en caso de deshielo masivo han de ser tanto dramáticamente sobrecogedoras como espantosamente horrorosas para los rusos y para todo mundo tucuso, vista la tronera que hay en el cielo en el suelo en el fontanero y en el fuego por donde escápase el ozono, de la Piadosa Perola Pandora AEROSOLCAPITALISTA, y, de esto puede dar fe y testificar, con espectacular testicular, al servicio del capital, Jair Bolsonaro, el de arde Troya y el de arde la Amazonia, en que se indica un acontecimiento desgraciado, una catástrofe, pesadumbre conflictiva estallando. Troya devastada por las locas manos guerreras humanas y las catástrofes naturales en los Siglos IV y III antes de Cristo. La Amazonia, devastada por las incendiarias locas manos bélicas humanas neronbolsonaro capitalista, en el Siglo XXI después de Cristo, circunstancias límite contradictorias, que anda en la ondicular partícula de Trump y de Putin, ángel y arcángel, y, tanto otro presi raro, que no presidiario de la ministra penitenciaria, Iris Varela Rangel. En que los presi, que si saben de calentamiento y enfriamiento, si saben de contradicciones, si saben de borrosidad, pues la ministra, fue la primera en alistar sin fierro contra jierro a la milicia carcelaria bolivariana, hoy productiva en el suelo y fontanero para el fuego estomacal de los venezolanos, y para que en el cielo alíviese el ozono escoñetado por el capital norteamericano, en que Putin, que sabe y que no sabe, hácese tanto el ganso, como el pato donald, carajo.

Si enfriamiento y calentamiento, casos límite contradictorios borrosos, de la forma ser y noser, de la enciclopedia védica upanishad sánscrita, nueva orientación en la modernidad ilustrada originaria einsteiniana, de la que habrá de sacarse las nuevas conceptualidades en algo nuevo ante el sol ludovicosilvaiano frente a nada nuevo bajo el sol eclesiástico. Entonces sea dicho que los períodos límbico paradójicos borrosos, el enfriamiento y el calentamiento, pueden depender de un proceso en el universo, y, de un pequeño cambio en el ángulo de rotación de la Tierra alrededor del Sol. Ergo vergo sea dicho, que en el universo en expansión y en el universo en contracción ha de haber siempre, un equilibrio dinámico dialéctico difuso. Ergo vergo sea dicho que el equilibrio ha de ser en la eterna noria notoria, a menos que el capitalismo y el neoliberalismo modifiquen a ese gran equilibrio mundial, como YVK, que es como el viento, que nunca duerme. Ergo vergo sea dicho que el capitalismo estaría cometiendo un crimen cósmico sideral, al pretender que se modifique a ese gran equilibrio mundial, que solo y sólo los venezolanos y las venezolanas, con cojones y cucharos espaciales y especiales, seríamos capaces de lidiar, liderar y de liberar ¡NO JOMBRE ABUELO! como diría la muchachita de Miguelángel, en la calle Alegría de San Carlos.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 522 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a285545.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO