Mi palabra

Jeanine y Guaidó caras del imperialismo

"La grandeza del entendimiento

no se mide por su extensión,

sino por la justeza

y verdad de sus opiniones."

Epicteto

 

¿Qué se puede esperar de la Jeanine Añez, y el autoproclamado venezolano? Para buscarle respuesta a la interrogante, tenemos necesariamente que conocer, cómo aparecieron de la noche a la mañana; sus propósitos y resultados. La Añez, se autoproclamó bajo la atenta mirada de los traidores amaestrados por la escuela de la Américas en los Estados Unidos, y esa clase de alumnos, siempre salen eximidos, dispuestos a todo; como lo demostraron en la autoproclamación de la fracasada actriz de cine. Show mediático, para tratar de ocultar un golpe de estado contra el pueblo boliviano y su Presidente. La Jeanine, ni siquiera con los retoques físicos puede ocultar su mediocridad. Aprovecha el momento para dar riendas sueltas, a lo que quiso ser y terminó en frustración; ahora se metió en un brollo, nada parecido a una película, pero puede ser el argumento para una filmación, por el número de muertos, propio de una dictadura, bajo el consentimiento, y la cabronada de una pieza escogida por el imperialismo.

Por su parte, el autoproclamado venezolano montó su teatro, como cualquier vendedor callejero, en un escenario totalmente distinto al de la Añez. Tenemos un pueblo probado en varios enfrentamientos provocados por la oposición, y eso, es, parte del fracaso tan estrepitoso, que, al tratar de levantarse, cae nuevamente, a pesar de la asesoría directa del personal de la casa del crimen (Escuela de las Américas) ¿Cuántos intentos ha hecho el interino en Venezuela? Ha venido agotando todos los recursos, hasta el papel de payaso ha querido poner en práctica, pero definitivamente le queda muy grande – no hace reír a nadie– en medio de las repetidas convocatorias, y sus improvisadas monsergas, y no es raro que la misma Fabiola, haya desparecido de la "farándula" política, por las bobadas de su fracaso esposo.

La nueva novela es protagonizada por Jeanine y Juan. Se comunican desde lejos, como dos criminales envalentonados, después de darse a conocer con la interesada y macabra ayuda de los medios al servicio de la oligarquía. De la nada han pretendido crear unos héroes, pero por nada tocan el prontuario delincuencial, el cual los delata a la hora de presentarse la justicia por encima de la impunidad. El cruce de mensajes a través del Twitter de los autoproclamados, es la actitud de una pareja de infieles: apoyo mutuo, después de la reconciliación, y no importa el qué dirán.

Todo lo hecho por la Añez, en poco menos de dos semanas, desbaratando las conquistas del pueblo boliviano bajo la dirección de su líder Evo Morales, es público y notorio. Están aplicando el recetario del imperialismo en contra de la liberación de los pueblos oprimidos. Desde el mismo momento de perder lo que significaba para ellos Cuba, al triunfar la revolución: un auténtico burdel; cambiaron los métodos sin descartar la fuerza–como ocurre actualmente en Bolivia– y estos personajes forman parte de la técnica a implementar.

La principal orden por parte de sus amos, es no callar, porque el silencio los delata. La Añez, y Guaidó, se pueden dar la mano en un concurso de loros, para saber cuál habla más, y estoy seguro, que terminan uno dos, pero más entendible los animalitos. Ellos no necesitan ser entendidos, porque se hacen entender con la violencia puesta en práctica, aun, cuando no puedan callar a los que en verdad tienen la razón.

En víspera del16 de noviembre, y la supuesta megamarcha de Guaidó, antes las expectativas creadas a través de las redes sociales, cuando muchos aseguraban la caída de Nicolás Maduro; me atreví asegurarle a un amigo, muy dado a exagerar todas las acciones de la oposición–cuando les conviene– que lo de Bolivia iba a repercutir negativamente en los propósitos de la alicaída oposición venezolana. Mi razón para presentar este argumento: no se necesita ser un maestro del ajedrez para entender la jugarreta del imperialismo, y sus títeres de lo que anteriormente era su patrio trasero (nuestra América) Si, han echado al suelo la innegable prosperidad del pueblo boliviano, matando, violando y torturando igual que una dictadura, qué se puede esperar en Venezuela, cuando los gringos están convencidos, que aquí empezó iluminar el faro de la libertad. Por eso, no han podido, ni podrán arrebatarle la independencia a la patria de Bolívar, y Chávez, ejemplos a seguir por los que se niegan a perder la dignidad.

Narciso Torrealba narciso_t_29@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 488 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284560.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO