Resaca, ratón, guayabo político, disociación o como lo quieran llamar, más allá de lo lógico y normal

Igual que hace algunas décadas y hoy caído en desuso, al terminar los celebre encuentros beisbolísticos entre el Caracas, y el Magallanes, mostrando una ristra de arepas engarzadas en una cuerda si era el caso, el ganador del reciente encuentro para referirse a la depresión de sus contrarios derrotados, les gritaban "ese velorio, ese veloriote", estas manifestaciones ocurrían a la sallida del Estadio, durante algunos minutos.

Práctica similar se efectuaba en ciudades y pueblos del interior, cuando las caravanas de los victoriosos en los recién concluidas elecciones y luego de oír el boletín que anunciaba una tendencia irreversible, recorrían las calles con manifestaciones de alegría y "pésames" a los derrotados con el mismo estribillo, "ese velorio" y ese especie de duelo duraba alguna semanas y luego desaparecía.

No recuerdo en las múltiples derrotas que sufriera el Dr. Rafael Caldera, de quien no se podía dudar de su compromiso y firmeza política por la carrera presidencial en varias oportunidades, que haya asomado grave duda, para atribuir su derrota, a fraudulentas irregularidades, del Consejo Supremo Electoral, totalmente controlado por Acción Democrática, a pesar de la conseja: "acta mata votos", antes por el contrario, luego de haber aceptado la victoria de su oponente, como debe ser y no la consecuencia de que le hubieren amañado los resultados, con todo y su personalidad prepotente, asumía y aceptaba la decisión del árbitro electoral.

Las dudas alrededor de las cifras resultantes de las contiendas electorales, infortunadamente han magnificado la desconfianza respecto a la Administración Pública, especialmente sobre las elecciones en sí mismas y han impulsado a la población a dudar de todos los funcionarios, porque si eso sucede en un organismo que se desempeña por su esencia a la luz del público, qué deberá ocurrir con el resto.

Por supuesto que tal percepción es más profunda sobre los sensibles organismos electorales, invalidando, pero no eliminando, las infundadas suspicacias las multiples auditorías sobre el proceso en sus diferentes: niveles: nacional, estatales, municipales, de centros de votación y hasta de las mesas, nivel primario, a la vista del pueblo, donde se produce el acto del sufragio, corazón del proceso y que a los efectos venezolanos por nuestro sistema automatizado y con control directo mediante conteo público de los comprobantes en las urnas de resguardo de cada mesa, antes de emitir y enviar el acta computarizada del acto de votación recién terminado, no deben caber dudas, porque resulta poco menos que imposible cometer fraude, pero se insiste con disparatados argumentos manteniendo con su incoherente actitud, innecesarias y perjudiciales suspicacias, que por inconsistentes no han ni tan siquiera oficializado con demandas impugnando los resultados, pero con la duda creada, aumentan el desasosiego de sus seguidores que cambian el ratón político normalmente pasajero, en odio sempiterno al sentirse estafados, en los resultados adversos.

Estas dudas acrecientan la percepción generalizada de que todos los que prestan servicio en entidades públicas son corruptos, que hasta el más humilde agente de policía, guardia nacional, quizá portero o bedel no cumplen con sus obligaciones si el interesado no se "baja de la mula" y por consiguiente dentro de ese contexto de corrupción total, a priori, las autoridades electorales se percibirán como corruptas, incapaces, y consecuente e ignominiosamente para que los resultados sean aceptados internacionalmente, deberemos depender de sujetos externos que convaliden, las actas finales, personas que no son ciudadanos "dolientes" de la contienda, que pudieran ser proclives a descalificar un sistema altamente blindado y quizá a divulgar sin especificidad supuestas inconsistencias; afortunadamente esto NO HA OCURRIDO con los de numerosos delegados internacionales, que han certificado las conclusiones sin observaciones de fondo, en ninguno de los más de 20 procesos realizados

A los veedores internacionales, que han certificado como correctos los resultados, se les acusa de parcialización, porque fueron invitados por el CNE, planteamiento que trae a colación aquello de que, "Si la ensartas la pierdes y sí no perdiste"

Quizá encuentren un poco disparatado el título del presente artículo, pero es el caso de que en Venezuela, durante la 4ª República, el respeto por las autoridades electorales era indiscutible, Rafael Caldera derrota a Gonzalo Barrios por estrecho margen, y aunque hubo un intento de cambiar 30.000 votos en Lara para así modificar el resultado, y que la decisión final tardó cerca de 1 mes, lo cierto fue que el Dr. Barrios, demócrata convencido, el candidato perdedor, según testigo presencial, se opuso en el propio CEN de Acción Democrática (Comité Ejecutivo Nacional) a la posición de algunos miembros de su partido que veían viable la "trampilla" y reconoció el triunfo de Caldera. Alguien acotó que la derrota había sido por muy poco margen a lo que contestó Sucre Figarella, "entierro es entierro aunque sea de primera"

Esa derrota sufrida por el más grande partido político del país para la fecha, dio un golpe moral al todopoderoso AD. Y aunque hubo algunas demostraciones de inconformidad que asumían con tristeza el descalabro electoral, el malestar llamémoslo ratón, resaca o guayabo político, fue superada por los adecos en cosa de semanas y retomaron sus actividades partidistas, para las siguientes presidenciales, y se notaba la conformidad política, cuando luego de algunos meses de instaurado en gobierno de Caldera, por sus numerosos tropiezos, criticaban la nueva administración con expresiones como aquello de: "Yo no tengo la culpa, yo voté por Gonzalo Barrios y Acción Democrática"

. Como los copeyanos y sus seguidores estaban más acostumbrados a los fracasos electorales por las múltiples ocasiones en las cuales su candidato presidencial Rafael Caldera resultó derrotado, la resaca política de sus partidarios no se prolongaba en el tiempo, como la misma aceptación del revés por el candidato, que pronto retomaba sus actividades políticas y profesionales.

A partir de la insurgencia de la 5ª república, incluyendo el triunfo inicial de Hugo Chávez el 6 de diciembre de 1998, por razones un tanto extrañas, consecuencia de una especie de disociación psicótica colectiva, que algunos atribuyen al control casi total por parte de los Estados Unidos de los medios de comunicación, impresos: revistas y periódicos, las agencias internacionales de noticias AP y UPI, pero sobre todo, la televisión, con sus programas de saturación informativa unilateral y de transculturización indiscutible, que ejercía y ejerce Hollywood, con los incorruptibles ciudadanos estadounidenses, tanto en la vida diaria como en las contiendas bélicas, aunque fueran sin causa justa, en las cuales hacían ver que sus invencibles soldados "se sacrificaban por la libertad de otros países", con lo cual convencieron y siguen convenciendo de sus bondades a la parte que se disoció en la población venezolana, de que sus bombardeos a esos pueblos era por su bien (Libia, Slria,) y que los centenares de miles de muertos y la destrucción física causada, era por su bienestar y progreso, igual que les hacen creer sobre nuestro brutal cerco-bloqueo, y con este falaz planteamiento de su amor por los pueblos, especialmente hacia el venezolano, los convencen de que "Trump ama al pueblo venezolano y por eso lo somete a grandes sacrificios" que parecieran haber modelado las conciencias de los grupos humanos que adversaban al Comandante Chávez, a quien consideraban un advenedizo, y a pesar de varios años de crecimiento económico importante, la Oposición ha crecido poco a poco en número y ha profundizando exponencialmente sus sentimientos anti Chávez, al punto de que aún hoy, a 6 años de su desaparición física, se le sigue vilipendiando como causa de las medidas coercitivas y el cerco económico financiero que para "nuestro bien y por amor nos impone el Imperio" y a Maduro se le trata como el maldito, resultado que dejó el "Comandante" con la herencia de su "hijo" el Presidente Obrero.

Luego del festejado jolgorio aderezado con brindis de buenas bebidas y hasta con cohetes por la Oposición el deceso del Presidente Chávez y muy lamentable y triste para el Chavismo, condujo al surgimiento de la figura de Nicolás Maduro que ha llevado la visión de resaca política que hasta ese momento tenia de la Oposición, por los varios reveses electorales que habían sufrido, a la de sentimiento de luto permanente, e imposibilidad de pasar la página, lo que se evidencia en sus marchas llenas de odio y maldiciones, con caras desencajadas y amenazantes gestos inmorales a los camarógrafos, con lo que muestran conciencias cargadas de odio, esperando que los malo deseos expresados en anhelos de muerte de personajes y destrucción, ya que según íensan, no importa que se hunda el país con tal de que mueran todos los chavistas, que según sus propias expresiones, los buscarán hasta debajo de las piedras y no se salvará ni la última secretaria o el último portero que hayan colaborado con el "criminal régimen de Maduro". A viva voz expresan la esperanza de que se cumplan sus apetencias, para celebrar con champaña y hasta con alguna misa de acción de gracias por el favor recibido, celebrada por algún sacerdote disociado, y en el fondo anticristiano, como el que bendijo públicamente a los encapuchados con escudos de cruzados medievales que disparaban contra la base Miranda en la Carlota.

Quienes me siguen pueden intuir sin mayor esfuerzo mi posición política ante los acontecimientos, pero no podrán negar que escribo tratando, quizá algunas veces sin conseguirlo de ser objetivo e imparcial, con profundas críticas al estado de cosas que estamos enfrentando, y recibiendo insultos frecuentes de personas que lo menos que me escriben es: Maldito hijo de P…, chavista, que no lo soy en el sentido estricto de la palabra y que critico con aspereza los desaciertos que a mi juicio comete la administración revolucionaria o algunos de sus miembros, pero si acepto tener un compromiso personal con mi conciencia y con Venezuela y que trato humildemente de servir con mis modestos aportes si es que de algo sirven, porque en este momento no veo cómo pueden los que han contribuido con sus mercenarias alianzas internacionales, mientras disfrutan de las larguezas que les proporciona haberse adueñado de centenares de millones de los dólares de Citgo y Monómeros en Colombia con la complicidad del Imperio, el soborno recibido de decenas de millones de dólares para derrocar a Maduro, llevándonos al abismo de escaseces de: alimentos, medicinas, dinero para pagar equipos e insumos para pacientes que requieren diálisis, o para pagar los tratamientos de niños con leucemia que esperan en hospitales del exterior, o los medicamentos específicos para tratar el cáncer o el SIDA y para no extenderme, el criminal ataque a nuestra moneda, el Bolívar, orgullo de la venezolanidad, con anuencia del Imperio y de sus sigüíes, de Europa, que han congelado (probablemente robado) decenas de miles de millones de nuestras reservas en moneda convertibles y en oro, impulsando la galopante inflación, consecuencia conjunta de las innumerables agresiones de los Estados Unidos y sus subordinados tanto en América como de la Unión Europea, por sus mal llamadas sanciones, como si fuéramos súbditos castigables y me cuadro en la defensa de Venezuela, porque no se puede aceptar que pretendan reducir nuestra conducta basada orgullosamente en nuestra propia determinación, historia, sus prohombres y amor a la libertad, cuando no es opción ceder nuestra soberanía por las amenazas del Imperio, ya que lo que buscan es someternos a vasallaje y adueñarse por la fuerza de nuestras riquezas minerales además de oro y diamantes, conjuntamente con el petróleo y el gas, mientras se apropian de nuestra Guayana Esequiba, contando con la desleal y traidora complicidad pagada en dólares, de unos desnaturalizados hijos de mala madre.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 469 veces.



Edgar Valero Díaz

Ingeniero Agrónomo.

 edgarvalerodiaz@gmail.com

Visite el perfil de Edgar Valero Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284188.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO