¡Saque la cuenta! ¿Quién tiene la culpa? ¿Gobierno u oposición?

"Cada quien echa sus cuentos como le conviene", así decíamos los cumaneses para no decirle a alguien, que bien lo merecía, "no seas tan mentiroso".

Mienten descaradamente y sin razón, porque hacen daño quienes al diagnosticar lo que aquí pasa, como esta horrible "inopia" que nos tiene atrapados, culpan de todos nuestros males a la guerra económica o la sóla ineficiencia del gobierno

Allí están los informes técnicos, como los de la OPEP que desde hace años ha puesto en evidencia la declinación de nuestra producción petrolera y de personas calificadas como Mendoza Potellá y Einsten Millán Arcia, quienes explican a cada instante y con detalles las razones de esa disminución. Y eso ha significado declinación del ingreso de divisas y las reservas internacionales. Y en esto, al averiguar sin sentimentalismo alguno, uno llega a los tiempos de Chávez, a la estrategia que envolvió a la Faja Petrolífera del Orinoco y el menosprecio de los pozos tradicionales de petróleo liviano; lo que significa que en eso también le cae la "chupa" a Rafael Ramírez.

Y cuando haya que explicar sensatamente, sin el mezquino interés político de por medio, habrá que llegar a la vieja historia de los parásitos que se enriquecieron a costa del crédito estatal para importar basura y nunca crearon nada, ni siquiera pagaron esas obligaciones. Como que tenemos que pasarle la cuenta a infinidad de corruptos, incluyendo a aquellos que se pusieron franela roja y en unos cuantos billetes verdes y después salieron huyendo de este "oprobioso comunismo" o por allí mismo están haciéndose los locos. Como que habrá que recordar a los tantos empresarios que no pagan impuestos debidamente, se roban el IVA que cobran a los consumidores y especulan sin misericordia aprovechándose del estado de inestabilidad del cual son culpables gobierno y oposición.

Y habrá que culpar a gobierno y "emprendedores" que nada emprenden si no les dan bastantes dólares como para mal invertir y guardar rn cuentas en "paraísos fiscales".

Y serán culpables todos aquellos que se "encambimbaron" con empresarios quebrados, casi como cuando CAP y la Gran Venezuela, para comprarles sus empresas para luego cerrarlas, desmantelarlas y convertirlas en depósitos de productos importados, como ahora para el Clap.

Y les corresponde una enorme cuota a quienes se metieron el embuste y lo patentaron para venderlo como pan caliente, que repartiendo la renta a cambio de nada, o mejor del voto y el respaldo político, se construía una nueva sociedad, en lo que también hicieron un fraude, pues la llamaron socialista.

Hasta fraudulentos fueron quienes impusieron la idea, uno no sabe sacada de dónde, pero ellos la atribuyen a clásicos del pensamiento revolucionario, que el cambio se hace al revés, como quien primero construye el techo, luego las paredes y al final bases y columnas o se hace la digestión antes de ingerir alimentos. Y es fraudulento quien inventó que el Estado debe ser la vanguardia que empuja el proceso de cambio, mientras la multitud espera sentada le digan lo que debe hacer. Como cometieron fraude quienes inventaron ahora, supuestamente en "tiempos de revolución", que la fuerza de trabajo debe dejar sus reclamos, que van mucho más allá de lo salarial, en manos del patrón. El Estado venezolano es patrón y por muy buena sea la fe de quienes gobiernan, no encarnan necesariamente el estricto interés de los trabajadores y el cambio.

Y son responsables quienes desde el gobierno engordan sus cuentas, porque pese las medidas siempre habrá donde esconder lo mal habido; quienes no han sido capaces de administrar y manejar con eficiencia los recursos y poderes otorgados; los diseñadores de la política económica, la monetaria y todo cuanto envuelve el gobernar. ¿A quién culpar que factores económicos y políticos hayan impuesto la dolarización de la economía venezolana? Un reporte de última hora de Panorama señala que el el 86% de las operaciones de cambio en esa ciudad se hacen mediante la divisa norteamericana y eso sucede en todo el país y el gobierno bien lo sabe y se hace el loco, mientras habla contra eso y el neoliberalismo.

https://www.panorama.com.ve/politicayeconomia/Ecoanalitica-El-86-de-las-transacciones-en-Maracaibo-son-en-dolares-20191107-0031.html

En suma, quienes están en el gobierno tienen una enorme parte de la responsabilidad de esta fiesta y la correspondiente torta, la hicieron y no se la comieron, porque fueron a otros comederos.

La oposición es tan responsable como el gobierno mismo. A ella, en cualquier parte del mundo, le corresponde velar para que quienes gobiernan no se excedan y las circunstancias no lleguen a los extremos lamentables a los que hemos llegado. La Constitución Bolivariana, como en cualquier nación con gobierno de la naturaleza del nuestro, asigna a la oposición el rol de vigilante y como opción necesaria dada las circuntancias. Y un papel que debe desempeñar es hacer propuestas en los ámbitos que fuese necesario para conducir la nación.

¿Pero qué ha heho la oposición venezolana desde 1999? Cualquier persona que haya vivido los acontecimientos, sin ser analista ni historiador, sabe bastante bien que ella sólo se ha dedicado a la tarea de derrocar al gobierno tomando los atajos de la ilegalidad, pese que nuestra Carta Magna es una de las pocas del mundo que prevee el referendo revocatorio para cualquier cargo, desde el presidencial para abajo, despues de cumplido la primera parte del período constitucional.

¿Conocen los venezolanos propopuestas dignas de tomar en cuenta y en algún número significativo de parte de la oposición para manejar los asuntos económicos? Se lee y escucha por allí mucho experto y analista contrario al gobierno, de un bando u otro, de manera personal, opinar y proponer sobre asuntos específicos. Pero la oposición como bloque, únicamente se ha dedicado a conspirar y usar la violencia como argumento político. Si algún aporte dio esta oposición a la política latinoamericana, es eso que solemos llamar "guarimbas", grupos de protestantes de profesión y por encargo, donde se mezcla la delincuencia común, sin informar al público siquiera del motivo de sus protestas, salvo de querer salir del gobierno, un asunto claramente establecido constitucioinalmente y por la vía pacífica. Y la forma de lucha empleada es por demás deleznable.

Y lo que es peor, en ese afán de llegar al gobierno por la vía que fuese y sin tener definido para qué, pese el común de la gente haga sus conjeturas, optó gran parte de la dirigencia de esa oposición por "venderse al mejor postor". El nacionalismo, ese mismo sentimiento y hasta concepto pragmático que mueve a Trump, tanto que hace que su país se comporte de manera contraria al viejo liberalismo, aquel de "dejar hacer y dejar pasar", que ahora le tiene envuelto en lo que el lenguaje popular llamaría un "tira y encoje", pero el culto prefiera hablar de "guerra comercial con China", que intenta proteger los intereses económicos de factores de su país dadas las ventajas compettivas del país asiático, la oposición venezolana lo echó al cesto de la basura y se puso, de manera descarada al servicio del "nacionalismo" pero de Trump y EEUU, con tal que le pongan en el gobierno y le ayuden, de manera ilegal acceder al poder en Venezuela. Y con eso completó el trabajo ya hecho por el gobierno, aquel de haber debilitado la economía nacional al extremo – en lo que quiero enfatizar Rafael Ramírez tiene mucho de culpa - favoreciendo y hasta solicitando que EEUU aplique a Venezuela sanciones, bajo el falso pretexto que son contra quienes gobiernan y contra corruptos, muchos de los cuales se han ido para allá en bandadas, que han acelerado el deterioro de la economía nacional y puesto al venezolano al borde del colapso. Es la manera que han inventado, por falta de creatividad, combatividad y competencia para aprovechar las ventajas de la legalidad, como lo electoral para acceder al poder. Y mientras tanto, esa oposición, no hace oferta alguna acerca de lo que haría de llegar al gobierno para rescatar la economía y la sociedad toda. ¿Y por qué? Porque de llegar como han intentado, lo harían de la mano de un capataz que habrá de decidir en todos los sentidos. Hasta si alguno que otro de ellos formaría parte del gobierno. Mientras tanto, gozan del privilegio de manejar jugosas cifras de dinero, como el gobierno de Maduro mismo, de procedencia ilegal y creyéndose que nadie habá de pedirles cuentas.

Y justamente por todo eso, esa oposicón se ha escindido y en una proporción más significativa que ellos creen. Sólo alienta y sostiene a la radical, extremista y violenta que EEUU todavía no le ha retirado el respaldo. ¡Pero ese día llegrá!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2870 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: