A 250 años del natalicio de Simón Rodríguez: Rendimos merecido homenaje a Imelda Rincón Finol (III)

"Sin descolonización del pensamiento, no habrá revolución"

Enrique Dussel

NOTA ACLARATORIA:

En esta tercera entrega, damos continuidad al texto de la Conferencia titulada: "O descolonizamos a la universidad O seremos neocolonizados", que fuera presentada en Cabimas, el día Lunes 28/10/2019, con motivo del I Congreso Zuliano de descolonización de la Universidad, realizado en homenaje a la eterna Rectora de LUZ, Dra. Imelda Rincón Finol, justo el día en el que celebrábamos los 250 años del natalicio del Maestro Simón Rodríguez.

https://www.aporrea.org/actualidad/a284000.html (I parte, 03/11/19)

https://www.aporrea.org/actualidad/a284027.html (II parte, 04/11/19)

En fin, volvamos al tema para el cual hemos sido convocados:

MI PROPIA TRAYECTORIA DE VIDA, INFLUIDA POR CIVILES Y MILITARES INDEPENDENTISTAS, HA SIDO DESCOLONIZADORA Y ANTI-COLONIZADORA.

Siento una gran alegría y me embarga una profunda satisfacción interna, poder seguir con vida y, a la vez, poder asistir a este magno evento universitario, pues he pasado un poco más de 22 años, desde que me jubilé, el 01/05/1997, fuera de sus ámbitos. He pasado estos largos años, lejos de las aulas universitarias, embadurnándome de pueblo humilde, compartiendo abrazos fraternos y solidarios con trabajadores y campesinos de a pié, como los hay por montones en los vecindarios donde actualmente vivo en un hermoso lugar del Táchira, en San Rafael, del Municipio Cárdenas, desde donde vengo para atender, con alegría inimaginable, esta cordial invitación.

He pasado estos últimos 22 años, desde que salí jubilado de LUZ, trabajando y reflexionando técnica, política y éticamente, al lado de profesionales competentes en Táchira y Mérida allá en CORPOANDES; compartiendo con líderes políticos del PSUV, donde actualmente milito y, además, del PCV, PPT,MEP, CRBZ y de otras organizaciones políticas de la llamada izquierda, en muchas partes del país, así como también, he vivido situaciones inolvidables al lado de militares patriotas como Ronald Blanco La Cruz, quien un día de diciembre de 1998 me llamó para pedir mi currículo y proponerme considerar mi nombre, como posible Ministro de Educación, a través de un gran amigo de infancia, uno de los más calificados profesionales que han pasado por PDVSA, el Ing. Wilmer Sánchez. En esa oportunidad, en gesto de humildad y honestidad, le propuse a Imelda Rincón Finol, a quien hoy homenajeamos con el nombre de este evento. Ella hubiera sido una excelente y competente Ministra de Educación en este país. Este es uno de los tantos errores que hemos cometido: no haber elegido, desde el comienzo, equipos bien capacitados técnica-política y éticamente.

Luego de terminar una asesoría, que hice en 1999, a la Presidencia de INPARQUES y de asesorar a PLANDES y al Rector de la ULA, el Ing. Felipe Pachano; me vine al Zulia por un tiempo y luego me trasladé, en agosto del año 2000, al Táchira, a petición de Ronald Blanco La Cruz, al ganar la Gobernación. Concursé para el cargo y llegué a ser su primer Director de Planificación, Proyectos y Presupuesto, en el Táchira.

También recuerdo ahora, mientras me desempeñé como Presidente de CORPOANDES, gratos momentos que compartí con otro militar rebelde del 4F, Florencio Porras Echezuría, con quien trabajé sin competencias desleales , entre nosotros, sino de manera coordinada, solidaria y en forma cooperativa, siendo él el Gobernador de Mérida.

También he vivido importantes experiencias con Wilmar Alfredo Castro Soteldo, actual Ministro de Agricultura y Tierras (MPPAT) y con William Fariñas, cuando creamos en 1999 el MINFRA y más tarde con WACS, cuando me pidió le ayudara a formar, así como a conformar y fortalecer, su equipo de gobierno en el estado Portuguesa, en Ciencias, Técnicas y Tecnologías de Gobierno, cuando fue su gobernador. Con ambos, WACS y William Fariñas, trabajé en Fuerte Tiuna, en febrero de 1999, para diseñar el Plan PAIS que luego se convertiría en el Plan Bolívar 2000. No quise asumir responsabilidades directivas ni en el MINFRA ni en el Plan Bolívar 2000, aunque hubiera podido ocupar importantes posiciones en esa época. Nunca han sido los cargos, en sí mismo, lo que me ha movido a colaborar y dedicar buena parte de mi vida a ayudar a descolonizarnos y enfrentar el peligro de la recolonización. Y no ha sido fácil.

CONSTANTÉ DE CERCA Y ALERTÉ DE LA ALTA DEPENDENCIA CIENTÍFICA-TÉCNICA Y TECNOLÓGICA DE PDVSA-PEQUIVEN

He tenido entonces la suerte, en estos últimos 20 años, de compartir con civiles y militares, en diferentes partes de Venezuela, luchando al lado de destacados profesionales y gerentes comprometidos de la industria petrolera y petroquímica, como me tocó hacerlo al lado de Félix Rodríguez, en Maracaibo, incluso aquí en Cabimas, cuando se desempeñó como Gerente de PDVSA en Occidente y en Caracas siendo Vicepresidente de Exploración y Producción. Además, trabajé en la industria petroquímica con Clark Inciarte, cuando se desempeñó como Presidente de PEQUIVEN y me tocó vivir allá en Morón y en Valencia, al asumir la Coordinación de la Oficina de la Presidencia de PEQUIVEN.

Con ellos aprendí lo que es un gerente que combina su formación técnica y política, su espiritualidad y su ética al servicio de la gente, de los trabajadores y de las causas más hermosas de la humanidad. Pude descubrir, una vez más, ahora desde muy cerca: la elevada dependencia científica, técnica y tecnológica de la industria petrolera y petroquímica como parte de una política errada y, tal vez, creada desde el exterior. Y pude constatar, además, lo poco que aportan las universidades a la superación de esta gran debilidad nuestra, misma que no superaremos de la noche a la mañana, aunque exista, ahora, la mejor buena intención. Dejamos pasar momentos de bonanza que favorecían este propósito y no los supimos aprovechar. Por eso: "el tiempo perdido…" Ni modo.

EL PAPEL DE LAS UNIVERSIDADES ES CRUCIAL Y LAS HEMOS DEJADO DE LADO: ¿POR QUÉ? ¿HASTA CUÁNDO?

Estoy convencido, desde hace muchos años, que las Universidades están obligadas a contribuir a resolver este grave problema de dependencia científica-técnica y tecnológica. Sé que no es fácil hacerlo ahora, sin embargo, debemos redoblar los esfuerzos porque si lo pudo hacer Don Luis Zambrano, desde Bailadores, con apenas cuarto grado de instrucción ¿Por qué no podemos lograrlo nosotr@s con tant@s maestrantes, doctorandos y Phd? ¿Acaso se han ido todos? ¿Será que no nos dejan o no quieren que los ayudemos? No tenemos mucho tiempo.

Tuve la experiencia de coordinar, en las III Jornadas Científico Técnicas de la Facultad de Ingeniería de LUZ, la I Exposición Nacional de Tecnología Popular. En 1983, sino la memoria no me falla. Allí conocí y traje a Maracaibo a Don Luis Zambrano, desde Bailadores, tierra donde mi corazón aún palpita de emoción por el perfume de sus flores y el huracán de sus mejillas. Allí se hizo aún más conocido Don Luis. Estuvieron también, Salvador Suárez (SALVY), Ibrahim López, Justo Márquez Muñoz-Tebar y otros tecnólogos populares. No recuerdo por qué no continuamos impulsando esta maravillosa idea.

CIVILES Y MILITARES A FAVOR DE LA DESCOLONIZACIÓN

Ell@s, civiles y militares, voy a confesarlo, a pesar de sus errores, me han demostrado, la gran mayoría y en el transcurrir de estos 20 años, su profundo amor y su firme decisión de ayudar a construir un país libre, soberano e independiente. A esos hombres y mujeres de bien, patriotas tod@s, pido hoy muchos aplausos porque son ejemplo del proceso de independencia y descolonización que vivimos en distintos ámbitos en nuestro hermoso país. No tengo dudas de que la industria petrolera y petroquímica e incluso las Alcaldías y gobernaciones, como instituciones, junto a las universidades del país, también deben ser descolonizadas.

LA LUCHA DE PODERES, LA DESLEALTAD Y LA TRAICIÓN

Confieso que algun@s de ell@s, dolorosamente, como el caso emblemático de Rafael Ramírez Carreño, quien fuera mi jefe inmediato en PDVSA y a quien, voy a confesarlo aún guardo afecto sincero, traicionaron el esfuerzo descolonizador del comandante Hugo Chávez Frías. Traicionando su legado. Aunque él y Toby Valderrama alias "Antonio Aponte" pretendan convertirse en los mayores defensores del legado de Hugo Chávez. Son de esas cosas donde uno puede decir: "Las apariencias engañan". Fuimos engañad@s. Cada vez, tengo menos dudas. No podemos tapar el sol con un dedo. Hay evidencias ¿Me equivoco?

Quienes ocuparon importantes cargos, de elevada relevancia como Rafael Ramírez en el Ministerio de Minas y Petróleo, Jorge Giordani en Planificación y Finanzas, Nelson Merentes en Finanzas, BCV, Ciencias y Tecnología, e incluso, aunque aún andan por allí queriendo meterse en el juego como: Saúl Ameliach quien estuvo en PEQUIVEN e hizo desastres, según comentan l@s que saben o Yadira Córdoba quien ocupó nada más y nada menos que los Ministerios de Ciencia y Tecnología y el de Educación Universitaria y de ñapa Rectora de la UBV o Marian Hanson, quien estuvo en PDVSA en cargos relevantes vinculados al CIED y luego como Ministra de Educación, sólo por nombrar algun@s a quienes conocí de cerca y nunca permitieron que les ayudáramos, porque más valía jugar al "poder", a la corrupción o a la ineficiencia, que ser verdader@s patriotas, independentistas y descolonizadores. Eran "Chavistas", pues.

ALÍ Y FÉLIX RODRÍGUEZ Y, TAMBIÉN, DOUGLAS BRAVO

Menos mal tuve la suerte de compartir, simultáneamente, con un hombre probo, auténtico, bien formado, serio, auténtico, leal y quien hizo aportes sustanciales al proceso descolonizador en el país como lo fue nuestro recordado Alí Rodríguez Araque. Por cierto, gran amigo de otro hombre probo, altamente comprometido, quien desde joven nos ha ayudado a comprender nuestro papel descolonizador. Mi apreciado compitu, Douglas Bravo. A quien, a pesar de nuestras diferencias de enfoque coyuntural más no estratégico, le reconozco que ha mantenido una posición firme y vertical frente a los procesos des y neo colonizadores. Por cierto: Él fue uno de los artífices principales del Congreso Cultural que se realizó en la década de los 70, del siglo pasado, aquí en Cabimas.

A todos ellos, agradezco lo que me ofrendaron pues ellos, con su ejemplo y las oportunidades que me brindaron para HACER, permitieron acerar mi espíritu guerrero y mantenerme incólume frente a las tentaciones del poder político, los cargos y las ofertas económicas. Con ellos aprendí a descolonizarme y evitar ser neocolonizado. Y, aún, sé que me falta mucho por aprender, desaprender y re-aprender. Sin falsas poses de humildad.

A caballeros como Félix Rodríguez y a Alí Rodríguez, incluso al propio Douglas Bravo, solicito un nutrido aplauso para que lo escuchen desde esta tierra cabimense, o cabimera, a la que le dedicaron muchas horas de sus pensamientos y compromisos. Ellos están aquí ¡presentes!

EL ENTORNO HA ESTADO A ESPALDA DE LA UNIVERSIDAD

Creo que hoy puedo hablar, como nunca, con propiedad, porque cuando estuve en la Universidad, como estudiante y luego como docente, siempre reconocíamos que estábamos de espaldas a la realidad política, económica y social del país. Estos más de 22 años, me han permitido llevar mis conocimientos y experiencia e incluso mi modesto liderazgo, adquiridos en la Universidad a otros lugares, Ellos me permitieron comprender, explicar y, de paso, ayudar a transformar la realidad concreta que nos rodeaba cuando éramos sólo universitarios. A la vez, reconozco, 22 años después, que regreso a los espacios universitarios, para decirles que la realidad que nos circunda también está a espaldas de las Universidades y de sus requerimientos descolonizadores. Por ejemplo: la industria petrolera y petroquímica. Es decir: PDVSA y PEQUIVEN. De modo que en esta dialéctica puedo, tal vez, hacer una síntesis trialéctica. Y una de las cosas que pudiera sintetizar y decir, sin equivocarme, después de estar aquí y allá, es que:

LA DESCOLONIZACIÓN ES UN ACTO, CRUCIALMENTE, POLÍTICO CON MAYÚSCULAS NO CON MINÚSCULAS

Debo confesar, públicamente, una vez más, que desde hace bastante rato decidí vivir para la POLITICA con mayúsculas, asumiendo como misión de vida el proyecto de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias, Técnicas y Tecnologías de Gobierno (ESCOLAG) que nos legó, y yo hice mío, un latinoamericano fuera de serie, un excepcional chileno, ex ministro de Economía Salvador Allende, el Dr. Carlos Matus Romo, a quien conocí y tuve el privilegio de ser su discípulo en el postgrado en Macroeconomía y Planificación del Desarrollo, hace unos 40 años. Fue él quien nos ayudó a diferenciar y a tomar consciencia que una cosa es vivir de la política, o la politiquería, con minúsculas y otra muy distinta es vivir para la POLÍTICA con mayúsculas. Lo digo con todo el respeto que me merecen, por supuesto, quienes viven por compromiso ciudadano de la política, con minúsculas, sobre todo aquel que pone la política, con minúsculas, al servicio de la POLITICA con mayúsculas.

Por cierto, mientras investigaba y reflexionaba, para poder estar a la altura de las exigencias y la responsabilidad asignada para dictar esta conferencia, me puse a indagar – de manera muy somera, lo reconozco –sobre los procesos de colonización y descolonización y llegué a la conclusión que el proceso de colonización y su antítesis, el proceso descolonizador o decolonial, como también se le conoce, es un acto y un proceso eminentemente POLÍTICO, con mayúsculas. Independientemente de que existen aspectos técnicos que deben ser definidos. Y conceptos que deben ser más debatidos y precisados.

¿COLONIZACIÓN, DESCOLONIZACIÓN, RECOLONIZACIÓN Y NEOCOLONIZACIÓN?

Por ejemplo encontré estas definiciones tradicionales, que muchos de ustedes, seguramente, deben conocer. Y al preguntarme:

¿Qué es descolonizar y qué significa descolonización? Encontré esto.

Descolonizar es: "Conceder [un país] la independencia política a una colonia o a un territorio en el que ejerce un dominio político…La descolonización es el proceso de independencia política de una colonia o territorio en relación con la nación extranjera que lo dominaba.

El término apareció después de finalizar la Segunda Guerra Mundial para referirse al proceso político, impulsado por la Organización de las Naciones Unidas, de poner fin al Colonialismo, mayoritariamente europeo, que dio lugar a la independencia nacional de varios países, principalmente en África y Asia.

Más recientemente, el término "Descolonización" ha sido usado para referirse a una postura y una operación cultural, tendiente a revelar y revertir situaciones institucionales, culturales y epistemológicas afectadas por el Eurocentrismo y otros mecanismos de subordinación y poder. Este significado está impulsado por las corrientes llamadas poscoloniales y decoloniales"

Ver algunas otras referencias en:

https://es.wikipedia.org/wiki/Descolonización

https://www.un.org/es/sections/issues-depth/decolonization/index.html

http://www.historiasiglo20.org/GF/descolonizacion.htm

https://albaciudad.org/2016/10/enrique-dussel-sin-una-descolonizacion-del-pensamiento-no-hay-revolucion/

Con esto, para mí, es suficiente para reflexionar en voz alta. No es mi interés profundizar ni caer en tecnicismos o regodearme de conceptos que, por ahora acepto en su simplicidad.

Esto es suficiente para sospechar que:

DESCOLONIZAR A LAS UNIVERSIDADES ES, POR TANTO, UN ACTO EMINENTEMENTE POLÍTICO, CON MAYÚCULAS

Haciendo una analogía, un símil o una metáfora, podemos colegir que DESCOLONIZAR A LAS UNIVERSIDADES requiere una intención y una acción, crucialmente, POLÍTICA ¡sí! POLÍTICA, no tanto política, con minúscula y menos politiquera. Es una decisión de altos quilates que le garantice verdadera AUTONOMÍA, INDEPENDENCIA, AUTOGESTIÓN a las llamadas Universidades, cuyo concepto o palabra, para ponernos en la onda descolonizadora, habría incluso que revisarla.

Por ejemplo, en los propios EEUU, país por excelencia colonizador, tal vez, en su intento "descolonizador" de la influencia Europea, sobre todo de Inglaterra, muchas de sus Universidades reciben el nombre de College o Institutos, en lugar de University, como también se les conoce en los EEUUU y en el mundo. Posiblemente, por su intención e interés de "descolonizar" el uso de esta palabra (Universidad), que como es conocido, viene de la Europa medieval, Tal vez por eso, decidieron usar otras palabras para designar instituciones con el mismo propósito: formar profesionales, hacer investigación y extensión, etc.

Me pregunto entonces, antes de entrar en otros detalles:

¿Porque no la llamamos nosotr@s, en lugar de universidades, por ejemplo: Comunidad Científica y Tecnológica del Saber o Centros Comunitarios de Aprendizaje Acelerado o Toparquía Robinsoniana o algo sustitutivo que nos aleje de estas palabras colonizadoras? Por supuesto, nunca podemos borrar de nuestra mente y nuestra práctica cotidiana, la influencia de más de 500 años de procesos colonizadores, recolonizadores y neocolonizadores. Es muy difícil eliminar de un plumazo y en un instante la influencia ideológica, cultural, lingüística, semiótica y semántica sólo que nos toca ir ajustando, corrigiendo y eliminando lo que haya que eliminar. Incluso palabras, frases o cliches.

Por supuesto, es sólo una ocurrencia y una provocación para abrir el debate. Para ponernos a pensar creativamente y decidir con tiempo.

RECONOCIMIENTO Y AGRADECIMIENTO A MITO

Por cierto, y antes de que se me olvide, aprovecho para agradecer, además, al apreciado colega profesor Temistocles Cabezas Morales, actual Secretario de Estado del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Gobernación del estado Zulia y coordinador General de este evento, aquí presente con nosotr@s por haber aceptado y haber acompañado al señor Alcalde de Cabimas, Pedro Duarte, en esta atrevida decisión de permitirme compartir unas palabras con ustedes que, como ellos saben, son palabras de un sincero universitario y a la vez de un hombre comprometido con la POLITICA, con mayúsculas, no con la política con minúsculas.

Con el profesor Temistocles Cabezas, o Mito, como también se le conoce, he compartido numerosas experiencias universitarias y POLÍTICAS. Entre ellas, el que ambos fuimos Coordinadores de las Actividades de Autodesarollo en la Universidad del Zulia. Componente curricular eminentemente descolonizador que formó parte del Currículo Integral. Pido a ustedes, como reconocimiento a Temistocles, muchos aplausos.

FINALMENTE QUIERO AGRADECER A QUIEN MUCHO LO MERECE PUES ELLA SE MERECE TODO EL AMOR DEL MUNDO

Finalmente, en este largo y a la vez necesario rosario de agradecimientos debo reconocer que estoy muy agradecido, no sólo de que me hayan invitado para dar la conferencia inaugural de este significativo evento aquí en Cabimas, sino, y sobre todo, que el Comité organizador haya tomado la decisión de homenajear y honrar, en vida, a un ser a quien amo y por el cual me mantuve, ofrendé lo mejor de mí y pude hacer aportes importantes en la ilustrísima y siempre recordada Universidad del Zulia.

Me estoy refiriendo a la eterna Rectora de LUZ, la Dra. Imelda Rincón Finol, a quien conocí a comienzos de la década de los 80 del siglo pasado, mientras meditaba, en una oficina de Villaluz, sobre su vida familiar y sus hijos y, entonces, sin conocernos siquiera, establecimos un vínculo de amor que se ha mantenido siempre vibrante y, estoy seguro, se mantendrá vivo más allá de esta vida.

ALÍ PRIMERA POETA CANTOR DE LA DESCOLONIZACIÓN

Bajo su responsabilidad como Vice-rectora Académica de LUZ, siendo yo el Coordinador Académico de la Facultad de Ingeniería en LUZ, me designó como Coordinador de las Actividades para Conmemorar el Año Internacional de la Juventud, en el año de 1985, mismas que se iniciaron en la Plaza José Félix Ribas de la populosa población de la Urbanización la Victoria, donde fuimos sin saberlo testigos del último acto público del poeta y cantor popular, Ali Primera, el 12/02/1985, cuatro días antes de su partida a otros paisajes. Nunca olvidaré que con ella y con la recordada Directora de la Escuela de Letras Edna Medina, fuimos a Paraguaná - allá en la tierra que lo vió nacer - a sembrarlo de claves rojos.

Por cierto: este jueves 31 de octubre próximo, cuando se esté cerrando este evento, estaremos conmemorando un año más del natalicio de Alí Primera ¡Qué casualidad! Justo un día como ese la Universidad del Zulia, en 1985, decidió hacer un gran acto en la Plaza de Toros de Maracaibo, para celebrar el cumpleaños de Alí, mismo que recogimos luego y llevó como título un LP, con la mayoría de los cantores que participaron en dicho evento: "Una canción de LUZ para Alí".

AUTODESARROLLO: UNA HERRAMIENTA DESCOLONIZADORA

También recuerdo que por petición de Imelda Rincón, a quien hoy honramos, en 1986, asumí la Coordinación General de un proyecto descolonizador de primera línea las Actividades de Autodesarrollo de LUZ, de la que por cierto, también fue Coordinador el Profesor Temístocles Cabezas, aquí presente con nosotr@s, quien pudo enterarse esta mañana cuando nos encontramos que las "casualidades" existen y supo que, para mí, Dios existe a través de las "casualidades".

Este descolonizador componente curricular formaba parte importante del nuevo Currículo de Formación Integral que coordinaba la siempre recordada Marisela González con el apoyo invalorable de la Maestra Inés Laredo, quien en estos días partió para encontrarse, quién sabe sí, con Marisela, José "Gato" García y, quizás, cuantos universitarios y universitarias mas.

COREA DEL NORTE: MODELO DE UN PAÍS DESCOLONIZADO

En 1987, por insistencia de Imelda y atendiendo a un convenio entre LUZ y la Asociación de Científicos Sociales de la República Popular Democrática de Korea (Corea del Norte) pude visitar y formarme, durante casi mes y medio en la Filosofía de la Idea Juche. Así pude, no sólo conocer un líder que supo aplicar creativamente el marxismo a su realidad concreta sino que animó a su pueblo a apoyarse en sus propias fuerzas, construir su propio destino, poner al ser humano – en una relación equilibrada y armoniosa con la naturaleza – como el centro del desarrollo de la sociedad y como resultado ayudó a construir un país verdaderamente soberano, independiente, descolonizado y feliz.

IMELDA: RECTORA ETERNA DE TOD@S L@S UNIVERSITARI@S

A Imelda Rincón, la ayudé a llegar a ser Rectora. Nunca olvidaré cómo de manera creativa inventamos un Dazibao que colocamos en la columna del Hospital Universitario y las muchas flores y claveles que repartíamos porque Imelda era y sigue siendo RECTORA PARA TODOS. Con ella, a pesar de las advertencias de la profesora Inés Laredo, quien no quería que me fuera de Autodesarrollo, asumí la Dirección de Planificación de LUZ en 1988, cuando ella llegó al Rectorado. Me convertí en el único de su equipo que estaba nombrado antes de que tomara posesión.

Por esas intolerancias mías, no pude terminar de acompañarla como Director de Planificación, en su gestión como Rectora durante el período 1988-1992, porque una diferencia de conceptos y de estrategias nos alejó, sin embargo, por el afecto, el respeto y la admiración que siempre le he demostrado, le ayudé desde la Secretaria de los Núcleos de Planificación del CNU, no solo a Diseñar el I Plan de Desarrollo Estratégico de la LUZ (libro azul), sino que incluso le ayudé a proyectar a LUZ a nivel nacional al orientar y asesorar a todos los Núcleos del CNU con la finalidad de diseñar el "I Plan de Desarrollo Estratégico de las Universidades Nacionales" con un método de Planificación que yo califico de descolonizador (Método PES), además, le ayude, con el apoyo de la profesora María Gamero (†), a quien también solicito unos merecidos aplausos, a elaborar y presentar a la consideración de todas las universidades del país, el Proyecto Alternativo de Ley de Educación Superior (PALES) Estas tres ideas que brotaron de nuestra mente descolonizadora, las pude posicionar tanto en LUZ como en el CNU y en todas las Universidades autónomas, con el decidido apoyo de Imelda, primero como Rectora y después como Presidenta de FUNDALUZ.

IMELDA ES UN PARADIGMA QUE SERÁ DIFICIL PODER IMITAR

Imelda Rincón, dicho sea de paso, ha sido para mí como una madre, un árbol frondoso en el que me refugié muchas veces para disfrutar de su preciada sombra, una amiga y compañera, una maestra y, a la vez, una discípula, como ella misma se ha atrevido a decirme, en privado y en público. Honor que ella me hace, sin merecerlo, al proyectar en mí lo que en verdad ella es: Una gran Maestra y un ser humano muy especial. Ella me halaga y me honra con su sincera amistad y con sus palabras inmerecidas y a ella, en este acto vengo a honrar como mujer combativa, soñadora, estudiosa; como mujer comprometida, mujer valiente que es capaz de entregarse por entero, dejando incluso a un lado su propia familia, a quien tanta ama, y dejando a un lado sus propios intereses para ponerlos al servicio de la universidad y de la sociedad, esa que ya comienza a reconocerle en vida todo lo que nos ha dado como paradigma del SER UNIVERSITARIO. ¡Qué alegría!

Si queréis ver un modelo de universitaria ejemplar, íntegra e integral, si deseáis tener un referente de autoridad universitaria que, a pesar de su limitaciones, supo poner a la universidad en el camino de la descolonización, la formación integral y la autonomía, mirad en Imelda Rincón Finol, ese ejemplo de universitaria a carta cabal.

Ella es y será por siempre la Rectora eterna de LUZ.

MI VIDA UNIVERSITARIA SE LA DEBO A IMELDA RINCÓN

Buena parte de mi larga vida universitaria, ha estado siempre vinculada, de una u otra forma, a esa gran mujer que homenajeamos en este I Congreso para la Descolonización Universitaria. Si no hubiera sido por ella, probablemente, no hubiera seguido en la universidad.

A ella, nuestra amada Imelda Rincón Finol, pido en nombre de miles de universitarios quienes nos hemos bañado de su sabiduría, su magnánima presencia y la radiante luz que sale de su corazón, mismo que siempre ha estado comprometido con los mejores ideales de LUZ. Por eso con ferviente amor por ella y con mucho sentimiento universitario, pido, aplaudirla a cántaros. Ella se merece este homenaje y mucho más.

Que llueva un torrencial aguacero de aplausos para quien merece todo el amor y reconocimiento del mundo. Pongámonos de pie, por favor, para aplaudirla con fuerza para que se oiga donde quiera que esté.

Dicho esto y culminados los agradecimientos, aunque aún me faltan algunos otros, ahora sí pueden tomar el cronometraje de mi exposición porque ahora, ¡por fin!, voy a entrar en materia, aunque como ustedes deben haberse percatado hemos adelantado ya algunas reflexiones.

Continuará… en parte IV



Esta nota ha sido leída aproximadamente 557 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284058.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO