A 250 años del natalicio de Simón Rodríguez: O inventamos cómo hacerlo O seguiremos errando (II)

"Peor que un ejército invasor, es una mente colonizada"

Juan Germán Roscío, abogado, político y escritor venezolano quien fue Director del Correo del Orinoco, Presidente del Congreso de Angostura y Vicepresidente de la Gran Colombia. (*)

NOTA ACLARATORIA:

Por "casualidad", al momento de enviar la primera parte de esta serie de artículos, la cual salió publicada en el día de ayer, domingo, 03/11/2019

https://www.aporrea.org/actualidad/a284000.html

Leí, en uno de los tantos grupos whatsapp, en los cuales participo, este pensamiento, que se le atribuye a Juan Germán Roscío; sin embargo, por un apresuramiento y ligereza mía, coloqué el nombre de un apreciado participante del grupo del estado Aragua, Luis Cortés, quien escribió el texto, en el grupo, sin mencionar la fuente o sin la referencia del autor y él luego al descubrir mi atrevimiento, me llamó para aclararme quién es el verdadero autor. Yo confiado en que era de su autoría, sin haberlo confirmado previamente, cometí el error de colocar la frase con su nombre al inicio del artículo. Ofrezco mis disculpas a Luis Cortés y a los lectores por este error cometido. Él y yo, y seguramente muchos de los lectores, hacen suyo este pensamiento que hoy vuelvo a colocar, para darle continuidad a esta serie de artículos que, en conjunto, forman parte de la Conferencia inaugural desarrollada en Cabimas, el 28/10/2019, en el marco del I Congreso para la descolonización universitaria.

Aclarada esta circunstancia continuemos el texto de la Conferencia:

O INVENTAMOS CÓMO DESCOLONIZARNOS O ERRAMOS DE NUEVO Y EN UN DESCUIDO NUESTRO NOS NEOCOLONIZAN

¡Muy bien! ¡Excelente! Lo primero es tener la actitud valiente de no permitirlo. Luego, preguntarnos cómo lo logramos. Y, en tercer lugar, hacerlo. Vale decir, no permitir que nos neo-colonicen y más bien tratar, por todas las vías posibles, de descolonizarnos por propia, firme y voluntaria decisión de lograrlo y, si se descuidan, más bien "colonizarlos" a ell@s e influir con nuestras ideas, costumbres, culturas, métodos, técnicas, tecnologías. Aunque, pensándolo bien, sería un contrasentido o una contradicción no respetarles sus propias ideas, costumbres, culturas, métodos, técnicas, tecnologías…En todo caso, es una decisión sólo nuestra asumir e incorporar a nuestro acervo lo que otros nos ofrecen. Así como debería ser, sólo una decisión de ell@s, si aceptan asumir para sí, nuestra manera original de SER. Nosotr@s con libertad e independencia seremos quienes decidiremos si tomamos de sus cosmovisiones y cuadros de referencias explicativos, así como de sus vivencias y experiencias lo que nos conviene o no. Sólo que lo haremos por voluntad propia, no por imposición o bajo engaños sutiles, o bien, a través de artificios subliminales. Nos negamos a ser neo-esclav@s o serviles. Nos negamos a ser neo-colonizad@s. Al menos, yo. Me niego.

AGRADEZCAMOSLE A QUIENES NOS COLONIZARON

Quiero entonces agradecer, aunque parezca contradictorio o una paradoja, a quienes nos colonizaron – Españoles y Portugueses – porque hemos aprendido de ellos no sólo cómo, por qué y para qué nos colonizaron sino que, como una especie de proceso de reingeniería reversa, hemos descubierto por qué y cómo podemos descolonizarnos, teniendo muy claro para qué debemos descolonizarnos, es decir, para: ser libres e independientes: ¡Felices!. Soberanos y autónomos, no sólo en la forma y el método de gobernarnos sino para poder decidir quiénes serán nuestr@s gobernantes y también, para tener la capacidad de diseñar y construir nuestro propio destino, apoyados en la fuerza indomable de nuestro pueblo sin injerencia extranjera, salvo que la solicitemos.

Y, TAMBIÉN, A QUIENES PRETENDEN NEOCOLONIZARNOS

A aquellos que nos pretenden colonizar nuevamente, también les estamos agradecidos, porque nos retan, nos ponen alertas y nos obligan a tener como meta irrenunciable no sólo la descolonización; entre ellas la descolonización de las Universidades y de quienes allí cohabitamos, como docentes, investigadores, estudiantes o trabajadores administrativos; sino que les estamos agradecid@s porque nos retan con su actitud, una vez más, a luchar por conseguir nuestra autonomía, lograr nuestra autogestión y aceleran, en nosotr@s tod@s, el infinito deseo de ser irrenunciablemente libres e independientes y evitar, con todas nuestras fuerzas, ser nuevamente colonizados o neo-colonizados.

Por eso, no han podido ni podrán ponernos de rodillas. Somos un pueblo irredento capaz de renunciar, incluso, a la vida, más no a la dignidad.

O NOS REINVENTAMOS O SEGUIMOS PALO ABAJO

He allí, la razón del título de esta conferencia, de hoy, que nos recuerda al Maestro Simón Rodríguez, cuando nos llamó a inventar o seguir errando. Cuando dijo, en el siglo XIX: "O inventamos o erramos".

Por ello decidí titular esta conferencia así:

"O descolonizamos a las universidades (y con ella a los y las universitari@s) O seremos inevitablemente neocolonizad@s."

Por supuesto, sé que este título es una atrevida provocación: un reto, una hipótesis, una apuesta. No tenemos ninguna garantía de que descolonizando, aunque sea a la mayoría de las universidades nacionales, lograremos evitar la neo-colonización. Pues, sabemos que esta tendrá que ser una lucha frontal, permanente, decidida y sin titubeos, la que deben hacer las universidades al lado del resto de las instituciones del Estado, al lado de empresarios progresistas y nacionalistas, acompañadas de los trabajadores y los campesinos, de l@s profesionales… y, en fin, de un pueblo organizado que como en Ecuador, Haití, Perú, Chile, Argentina, Colombia e incluso, en otras partes del mundo, como en Líbano, Cataluña y por qué no reconocerlo, también, en Venezuela, comienzan a levantarse para decir ¡Basta! De elevadas desigualdades e inequidades. Ya basta de tantas corruptelas ¡Queremos ser libres, soberanos sin injerencia extranjera, lacayos o cipayos y rastreros sectores reaccionarios opuestos a los anhelos de Justicia Social! y, a la vez: ¡Gobiernos Honestos!

Pueblos que están aprendiendo, a veces, a cuenta gotas que el verdadero enemigo son gobiernos entreguistas, incapaces, ineficientes, corruptos y aliados al IMPERIO SIONISTA ESTADOUNIDENSE E ISRAELÍ y a todas aquellas fuerzas del mal que buscan re-colonizarnos y/o neo-colonizarnos. No podrán y no lo permitiremos. Ya está llegando la hora, en Venezuela y el mundo de construir una Civilización donde predomine el Amor y la Espiritualidad. No ha sido fácil ni lo será. Sobre todo en la Venezuela actual. A la vez, debemos seguir luchando hasta vencer.

Permítanme ahora hacerles esta otra pregunta:

¿LA GRATITUD ES UN ACTO DESCOLONIZADOR?

Bueno, antes de responder esta interrogante, quiero solicitar amablemente a los organizadores del evento y a tod@s ustedes, permitan que los escasos minutos asignados a mi exposición, comiencen a contarse después que haga todos los agradecimientos que estoy obligado a hacer. Porque creo que no hay un acto más DESCOLONIZADOR que la GRATITUD, es decir: ¡Ser agradecidos! ¿Están ustedes de acuerdo?

Continuemos entonces:

No tengo dudas que quienes nos han colonizado en el pasado e incluso, quienes nos han pretendido neo-colonizar o desean, al menos, re-colonizarnos, ni las gracias nos han dado por todos los frutos, beneficios, ganancias, retribuciones, haberes e inmensas satisfacciones que obtuvieron, como parte del proceso colonizador ¿Cierto o no?

Recordemos, por ejemplo, aquel reclamo de Guacaipuro Cuauhtemoc a las naciones Europeas, en la época en la que pretendían cercarnos por el pago de la Deuda. Y se reunían para celebrar los 500 años del "descubrimiento". Él, con valentía les dijo en tono valiente y retador que si sacamos cuentas son ellos, los europeos y norteamericanos, quienes están endeudados con nosotr@s. Recordemos una parte de su discurso:

"Aquí pues yo, Guaicaipuro Cuauhtemoc, he venido a encontrar a los que celebran el encuentro. Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron la América hace cuarenta mil años, he venido a encontrar a los que la encontraron hace sólo quinientos años. Aquí pues, nos encontramos todos. Sabemos lo que somos, y es bastante…El hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me descubrieron. El hermano usurero europeo me pide pago de una deuda contraída por Judas, a quien nunca autoricé a venderme. El hermano leguleyo europeo me explica que toda deuda se paga con intereses aunque sea vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento. Yo los voy descubriendo.

También yo puedo reclamar pagos y también puedo reclamar intereses. Consta en el Archivo de Indias, papel sobre papel, recibo sobre recibo y firma sobre firma, que solamente entre el año 1503 y 1660 llegaron a San Lucas de Barrameda 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América. ¿Saqueo? ¡No lo creyera yo! Porque sería pensar que los hermanos cristianos faltaron a su Séptimo Mandamiento ¿Expoliación? ¡Guárdeme Tanatzin de figurarme que los europeos, como Caín, matan y niegan la sangre de su hermano! ¿Genocidio? Eso sería dar crédito a los calumniadores, como Bartolomé de la Casas… ¡No! Esos 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata deben ser considerados como el primero de muchos otros préstamos amigables de América, destinados al desarrollo de Europa."

¿Es así o no? Son ellos los que deberían estar agradecidos con nosotr@s porque les ayudamos a tener "El Capital" necesario para poder desarrollar a sus países y darle mejores condiciones de vida a sus pueblos ¿O es que no se han leído el libro de Eduardo Galeano: "Las Venas abiertas de América Latina" donde se narra la forma como nuestros pueblos y territorios fueron saqueados, maltratados y expoliados?

¿O acaso tendremos que recordarles tantas cosas sufridas por la naturaleza virgen que encontraron y por nuestros pueblos originarios?

Por eso, quiero mostrar mi gratitud y "descolonizar" con mis palabras agradecidas a quienes nos han colonizado, pretenden colonizarnos o neo-colonizarnos y, también, a quienes aún dentro de nosotr@s mism@s tenemos nuestras mentes y pensamientos, nuestros corazones y sentimientos, así como nuestro hacer práctico cotidiano, aún colonizado o neo-colonizado. Quién quita si por eso, como decía Erich Fromm, parece mentiras, muchas veces, tenemos MIEDO A LA LIBERTAD y no nos atrevemos a luchar para ser definitivamente libres.

Dicha esta larga, a la vez, necesaria aclaratoria previa, deseo agradecer, no sólo a Dios, así como a los que nos han colonizado o pretenden hacerlo, nuevamente, sino que, además, paso a agradecerles a quienes merecen toda nuestra gratitud al habernos permitido, estar aquí en Cabimas y luego en Maracaibo, para poder compartir con tod@s ustedes. En este sentido, en primer lugar:

AGRADEZCO AL SEÑOR ALCALDE DE CABIMAS SU GESTO AMOROSO Y SU CONFIANZA INFINITA: ¡MUCHAS GRACIAS!

He recibido con mucho orgullo y satisfacción, la distinción y el reconocimiento implícito que se me ha hecho, en el marco de este acto, expresada – esta distinción – en la inesperada y grata invitación del señor Alcalde de Cabimas, nuestro apreciado amigo, Pedro Duarte, hombre de fuelle y virtudes ciudadanas, siempre comprometido con los más altos intereses de la población de este terruño que le vio nacer: ¡Cabimas!

Tierra petrolera, comercial, cultural, universitaria, intelectual, de gente muy trabajadora y de ardiente calor humano donde, como lo he dicho en otras oportunidades, nació mi querida madre, Irma Nazaria Agostini de Moller. A ella, va mi recuerdo y mi compromiso de seguir luchando, incansablemente, al lado de la clase social de donde provengo y a la que he decidido entregar mi vida, como ahora lo hago, sobre todo en estos tiempos en los que el asedio imperial sionista estadounidense e israelí, nos amenaza con más medidas inhumanas y una posible intervención militar como corolario de la guerra económica y mediática como parte de la guerra de IV o V generación que hemos resistido y resistiremos hasta Vencer. Le ofrendo y les solicito, entonces, como gesto agradecido, un fuerte aplauso para el señor Alcalde y la comitiva que le acompaña.

Ojo: Yo dije "un fuerte aplauso". Uno solo. Pero fuerte. Entonces, volvamos, para darle un único y fuerte aplauso, por favor, a la cuenta de tres. Debemos tener cuidado. Solemos oír una conferencia, una charla o una instrucción u orden y creemos escuchar otra cosa. Nos hemos acostumbrado a hábitos y costumbres, muchas de ellas como parte de la acción colonizadora que no nos permiten captar la esencia de las cosas y nos contentamos con su apariencia. Debemos comenzar, entonces, por descolonizarnos nosotr@s mism@s antes de pretender descolonizar a las universidades, porque: ¿Quién descoloniza a los descolonizadores? ¿No les parece sensato? Entonces:

¡Debemos comenzar por descolonizarnos nosotr@s mism@s! ¿Cierto?

AGRADEZCO, CON ADMIRACIÓN, A LA PROFESORA HILDRED RIERA SU DEDICACIÓN Y SU ENTUSIASMO UNIVERSITARIO

Agradezco a la profesora, Hildred Riera, Directora Municipal de Asuntos Universitarios y Coordinadora de este evento en Cabimas, miembro del equipo coordinador del evento en el Eje 3 quien, para sorpresa mía, no sólo me dio la buena e inesperada noticia de que sería invitado sino que mantuvo durante todos estos días una permanente comunicación empática y un elevado entusiasmo y me regaló ayer, las orientaciones pertinentes para que las palabras que hoy comparto con tod@s ustedes tengan el impacto racional, emocional y practico que ambos deseamos. Muchas gracias, apreciada colega. En estas sencillas y a la vez, sentidas palabras mías, va mucho de tu esencia de mujer comprometida con los mejores intereses de las universidades de esta región del país. Mujeres como vos se necesitan para echar adelante este país. Solicito para ti un aplauso y medio…a la cuenta de tres.

Estoy seguro que el señor Alcalde no se incomodará por haber recibido sólo un aplauso. Él bien sabe que es sólo una manera distinta de reconocimiento y de mostrar gratitud. Y, de distensionarnos.

NO BASTA ESCUCHAR, TAMPOCO SÓLO VER, NECESARIO ES HACERLO Y, SOBRE TODO, HACERLO BIEN: ¡MUY BIEN!

Bueno. Vamos mejorando. Nos vamos entendiendo. Ahora, voy confirmando que se comprende y, en parte, se acepta lo que comparto con ustedes en este instante. Me interesa saber si me estoy explicando adecuadamente y si lo que digo se está comprendiendo. Porque aspiro que, al menos, ustedes capten lo que digo en un alto %, sobre todo, que logren captar la esencia de mis palabras, aunque luego difieran o la refuten. Tienen derecho a hacerlo. Lo que no quiero es que yo exprese un pensamiento de una manera y ustedes por mecanismos de "colonización" o "neo-colonización" mental de nuestro pensamiento, e incluso, de colonización espiritual, terminen entendiendo otra cosa.

¿Si me explico?

Ya lo dice el proverbio Chino: "oigo y olvido, veo y recuerdo, hago y comprendo". De manera que la mejor manera de descolonizar a las universidades y a nosotr@s mism@s es haciéndolo. No sólo escuchando que, por supuesto, es necesario hacerlo, aunque lo que digamos no sea compartido por tod@s. Por mucho que hablemos o leeamos, la mejor forma de lograr descolonizarnos es HACERLO. Estamos obligad@s a descolonizarnos para poder lograr descolonizar a las universidades. Sobre todo quienes tienen o puedan tener, responsabilidades de dirección universitaria. Tal como nos lo enseñó José Martí, cuando sentenció: "La mejor manera de decir es hacer". Hagamos. Y hagámoslo bien y lo más rápido que podamos. No tenemos mucho tiempo para descolonizar lo que haya que descolonizar. Y descolonizar a las Universidades y a los universitarios no es tarea fácil y llevará mucho tiempo. Y llevará más tiempo sino comenzamos o, quizás deba decir, con justicia, sino continuamos aceleradamente. Hay antecedentes muy importantes que debemos retomar. Ya llevamos, en algunas universidades y en otros ámbitos en el país, un camino andado que, en algunos casos, hay que retomar y profundizar. Lamentablemente, en otros casos hemos más bien retrocedido. Lo digo con dolor, pensando en la Universidad del Zulia y en otras Universidades autónomas que, en otrora, eran paradigmas de proyectos transformadores y descolonizadores.

He puesto este ejemplo simple, de las fallas de comunicación, porque suele ocurrir que, a veces, nos confundimos, y juzgamos de manera incorrecta la realidad. Yo les pedí un fuerte aplauso y ustedes respondieron dando muchísimos aplausos. Ese es el hábito que tenemos porque es lo que hemos aprendido. Por eso:

Algunas veces escuchamos o vemos cosas que no son. Es lo que hoy pasa con Venezuela, donde algunos ven una férrea DICTADURA mientras que en países como Chile que hasta ayer eran un "Oasis de tranquilidad", una democracia perfecta y un modelo que debía seguir la "dictadura" venezolana, hoy están en plena "guerra total", como lo acaba de señalar el propio Presidente Sebastián Piñera.

En Chile hoy tenemos miles de testimonios de represión y vandalismo. Esos mismos que califican a Venezuela de DICTADURA no logran ver, los atisbos que en Chile nos rememoran y hacen temer la aparición, nuevamente, de las oprobiosas dictaduras como la de Augusto Pinochet.

Continuaremos…En parte III

REFERENCIA:

(*) https://patriayunidad.blogspot.com/2016/06/frases-celebres-dichos-proverbios.html y https://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Germán_Roscio



Esta nota ha sido leída aproximadamente 486 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a284027.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO