El dólar paralelo volverá a subir después del 30 de noviembre

Nuevamente escribo estas líneas, a los fines de generar una necesaria alerta temprana, y para reforzar los planteamientos de un artículo que escribí no hace mucho donde, sin ser economista, explicaba las razones del descenso del denominado dólar paralelo, y lo que se vendría.

Es importante destacar que esa advertencia fue gracias al compañero, hermano y camarada Ennio Dimarcantonio. Un periodista metalero a quien le reconozco su disciplina investigativa, y que aporta muy buenos datos. Desde estas líneas Ennio, recibe un abrazo y mi reconocimiento a tu trabajo y esfuerzo.

En fecha 23 de septiembre del presente año, escribía un artículo donde formulamos dos hipótesis acerca del descenso del denominado dólar paralelo. En esa oportunidad destacaba que, después de observar toda una espiral hiperinflacionaria, producto de la manipulación del tipo de cambio en el denominado mercado paralelo de divisas, y posteriormente igualada en las mesas de cambio promovidas por el BCV, es ahí cuando el dólar paralelo comenzó a descender en su valor.

Esto indudablemente impactó en la cotización del petro (y del ahorro en oro me acotaron posteriormente uno de mis lectores).

Nuevamente vuelvo a recordar en estas líneas la forma de cómo el petro funciona realmente, para que nos repitamos cual loros, el panfleto que algunos nos han enseñado para mantenernos engañados: El petro funciona de dos maneras: Una como unidad de cuenta con un valor fijo de 80.000 bolívares, para el cálculo de salario, cesta tickets, pensiones y tributos, y un valor variable determinado por la cotización del euro, el cual, es el valor usado para comprar y vender petros.

Por ello, una de las jugadas perversas del descenso del valor del dólar paralelo, es a su vez para minar los que tenemos ahorros en petros y en oro. Una observación que es importante que nuestras autoridades cambiarias y monetarias tomen muy en cuenta.

Pero, en aquellas aseveraciones que hice un poco más de cuarenta y cinco días casi, señalé como una primera hipótesis del descenso del dólar paralelo estaría motivado al despliegue de la FANB en la frontera con Colombia, en el marco de la alerta naranja y los ejercicios militares ordenados por el ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Nicolás Maduro Moros. Esto evidentemente corta el flujo de efectivo y minimiza el contrabando de gasolina, lo que hace que ese despliegue obligaría a realizar transacciones por la banca nacional a la tasa oficial.

De hecho, el economista Luis Enrique Gavazut en sus investigaciones ha señalado que las veces que el gobierno ha adoptado medidas de fuerza, y ha procedido al cierre de la frontera con Colombia, inmediatamente el denominado dólar paralelo desciende en su valor. Realmente recomiendo las investigaciones y los innumerables aportes de Gavazut sobre la materia.

La segunda hipótesis, como ya lo señalé, es cortesía del periodista, investigador, comunicador y buen camarada Ennio Dimarcantonio DiGiovanni. Es importante repetir lo que en aquella oportunidad señalaba Dimarcantanio:

Escribía Ennio en su blog, y se planteaba la siguiente interrogante: "¿Ustedes no se han dado cuenta que los "frenazos" y "bajadas" de este dólar chimbo que comentamos, ha coincidido con momentos tributarios venezolanos?

"En enero-marzo pasado, el dólar se estancó y hasta "disminuyó" en su valor por tres meses (como siempre, sin que se detuviera la "inflación"). Y después de abril comenzó a subir sin parar, como siempre".

"A este aporte de Ennio habría que agregarle que al presentarse la contingencia eléctrica del 7 de marzo del presente año, los comercios comenzaron a incrementar las transacciones en dólares, y resulta curioso que en un país bloqueado como el nuestro, y que están impedidas las transacciones en divisa estadounidense, proliferen billetes de dólares en las calles de Venezuela (incluso en barrios). Es por ello, que ya se está empleando incluso la categoría de "dolarización social" por parte de algunos analistas".

"Pero, retomando la idea de Ennio, nuevamente se formula la siguiente interrogante: "¿Qué ocurrió en ese período?".

La respuesta es muy sencilla: La declaración anual del Impuesto Sobre la Renta (ISLR).

Se repite el cuadro ahora, cabe la pregunta que se formula Ennio, y que nuevamente reproduzco a través de este escrito: "¿Qué está ocurriendo ahora, que su "dólar" se comporta de la misma manera?

La respuesta también es muy sencilla: La declaración de Impuestos de contribuyentes especiales (es decir, los impuestos a los grandes capitales).


Ahora, al igual que Ennio, nos preguntamos: ¿Por qué ocurriría esto?

La respuesta: Porque sencillamente los que tienen los dólares necesitan MUCHOS bolívares, para pagar sus impuestos (que como todos sabemos, son por excesivas ganancias, hasta el punto que el SENIAT no es que recauda, TRIPLICA la meta de recaudación todos los años – y eso que aún no está la tecnología financiera como para que nada se le escape, lo que seguro DECUPLICARÍA la recaudación).

Más claro: el dólar lo "estancan" o lo "bajan" para obtener todos los bolívares necesarios para no entrar en problemas con el fisco nacional.

Y una vez pagados los impuestos, vuelven a subir el dólar para seguir acumulando divisas.

Y a su vez, golpean el valor del petro (el comercial, no el de unidad de cuenta) y del oro para minar el poder adquisitivo de los que nos hemos refugiado en dicha "alternativa", y afectar al Estado también, dentro del marco de una nueva modalidad de cerco y asfixia económica y financiera, no tanto para afectar al Estado venezolano, sino para molestar a la población y continuar desgastando y erosionando la base social que respalda a la Revolución Bolivariana".

Es importante destacar, que el vencimiento del pago del impuesto a los grandes capitales es hasta el 30 de noviembre del presente año. La información es pública, notoria y comunicacional gracias a una publicidad que presencié en un canal televisivo que la transmitió, nada más y nada menos que del Seniat.

Y si a eso le agregamos que en noviembre se comienzan a pagar las "utilidades" o "aguinaldos", donde probablemente para compensar, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, podría decretar un aumento de salario (el cual pasaría de acuerdo a algunas estimaciones de 40.000 a 100.000 bolívares) ya podemos ver que en menos de un mes, este se volverá sal y agua, y que los especuladores ya pondrán mano a ese "aumento" para continuar adquiriendo las pocas divisas y mantenernos en el círculo vicioso en el que nos encontramos entrampados desde hace rato ya.

Es decir, que a partir del 01 de diciembre de 2019, volveremos a ver como el denominado dólar paralelo retomará su carrera alcista. Ya es un patrón predecible y que no sorprende a nadie.

Por ello, valgan estas líneas para alertar nuevamente y con tiempo sobre lo un escenario que podría venir, y no esperar que nos estalle en la cara para poder tomar las medidas y reaccionar ante esta situación que se avecina.

Ahí se las dejo.

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 37830 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a283330.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO