Delcy Rodríguez dejó sin máscara a Donald Trump y a Duque frente al mundo en la ONU

Las guerras se han convertido para los estadounidenses en telas de araña: no logran ganarlas del todo, no quieren perderlas, y no consiguen acabarlas

El gobierno de Donald Trump práctica actos de guerra y de piratería moderna contra Venezuela. Aplica sanciones coercitivas unilaterales que causan muerte, dolor y sufrimiento al pueblo venezolano. El bloqueo de Estados Unidos es ilegal y criminal.Las sanciones ilegales, aplicadas extra territorialmente, violan el derecho a la paz y a la autodeterminación de cualquier Estado. Violan el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas. Afecta el disfrute de los derechos humanos del pueblo venezolano.

El bloqueo económico, comercial y financiero es un arma de guerra. Alfred de Zayas, un experto independiente de las Naciones Unidas (ONU), expresó que estas sanciones son "crímenes de lesa humanidad", a la luz del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

Desde diciembre del año 2014, Venezuela sufre por las medidas coercitivas unilaterales del gobierno de los EEUU. El bloqueo global afecta el funcionamiento social y económico del país. Merma la capacidad del Estado venezolano para realizar importaciones de alimentos y medicamentos. Impide el uso de la banca internacional para operaciones comerciales diversas, obstaculizando el control de Venezuela sobre sus activos energéticos y financieros en el extranjero.Estas criminales acciones persiguen la destrucción del Estado Venezolano.

"Venezuela solicita se investiguen todas las infames violaciones de la Carta de la ONU por parte de EEUU, y que han constituido delitos de lesa humanidad contra el mundo. Cuáles son las medidas que debemos encauzar para encarrilar la actuación desmedida y abusiva del gobierno de EE.UU, causante también del sufrimiento de su propio pueblo". Yndira López.

La aseveración la hizo la Vicepresidenta Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, en su histórico discurso ante el 74º período de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, donde denunció el ataque sistemático del gobierno norteamericano, en contra de Venezuela y de países progresistas del mundo.

Refirió que solo en el 2014 los EEUU, habían impuesto 6.000 medidas coercitivas unilaterales a decenas de países en el planeta y que en 2019, ya habían aumentado a 8.000 como método de guerra de menor costo y mayor rentabilidad neo-colonial.

En ese contexto, Rodríguez, sostuvo que el mundo espera del gobierno de Estados Unidos una rectificación inmediata y que la nación que pretende dominar con su hegemonía militar y política a los pueblos, se someta a la legalidad común internacional.

Además, señaló que en la actualidad 32 países sufren las agresiones económicas del gobierno estadounidense "y, según el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el Impacto de las Medidas Coercitivas Unilaterales, un tercio de la humanidad (+30%) sufre las consecuencias de estos castigos colectivos".

En referencia a Venezuela, leyó y denunció los mensajes emitidos por el Departamento de Estado y del ex embajador de EE.UU, en Venezuela, William Brownfield, que referían el éxito para sus objetivos imperiales, con las medidas coercitivas que afectan al pueblo.

Al respecto, expresó que se trata del "nuevo terrorismo económico que usa el sufrimiento de la población civil inocente para lograr beneficios políticos para el Hegemón del mundo, y obtiene al mismo tiempo de forma ilícita miles de millones de dólares con tan solo tocar un botón de la era digital".

Además, fustigó la gobernanza de la Casa Blanca que ejerce a espaldas de los intereses de los norteamericanos más humildes.

"Presidente Trump, su pueblo espera de sus líderes compromiso verdadero con la democracia y el erradicamiento de la pobreza y la desigualdad. Espera no ser involucrados en guerras de ninguna naturaleza. El pueblo de Walt Whitman se parece más a sus poetas y no a la prosa arrogante y supremacista que su gobierno exhibe sin pudor", indicó.

"Yo le voy a pedir al presidente [Iván] Duque que tome un lápiz, porque nos ha obligado a nosotros a presentar ante esta Asamblea General coordenadas precisas y concisas de la existencia de campamentos donde se está entrenando a terroristas para agredir a Venezuela". Denunció con imágenes fotográfica la vinculación entre el paramilitarismo colombiano y el presidente de la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guaidó, y un sector de la oposición venezolana, el cual puntualizó que se ha convertido en una organización criminal, delictiva. Como también destaco que Colombia sigue siendo el principal productor de cocaína del mundo al registrar aumentos históricos de las plantaciones de coca y de su capacidad para producir esa droga y EEUU el primer consumidor del Mundo.

También solicitó la unidad en defensa de la Carta de la ONU, de sus principios, propósitos y el basamento de la legalidad internacional de la misma.

"Hagamos en un solo canto un frente común: en defensa de la carta de la ONU, de sus principios y propósitos. Solo eso garantizará la supervivencia de la especie humana y la coexistencia armoniosa y legal de la comunidad de naciones", afirmó y llamó a defender la paz y la alegría de los pueblos.

"Hoy decimos, echemos el miedo a la espalda salvemos al mundo del belicismo capitalista", finalizó Rodríguez.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 961 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: