La activación del CODENA y el por qué Juan Guaidó no está preso

En esta oportunidad, voy a referirme a dos temas importantes y explicativos. El primero, tiene que ver con la comparecencia pública el pasado día lunes 9 de septiembre, y en cadena nacional de radio y televisión, del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Jefe de Estado y Jefe de Gobierno, Nicolás Maduro Moros, en la activación de la figura constitucional del Consejo de Defensa de la Nación (CODENA).

Como segundo tema, trataré de dar una aproximación a miles de seguidores y seguidoras lectores y lectoras, sobre las razones por las que el pretendido “presidente interino” y autoproclamado Juan Guaidó, aún no está tras las rejas.

Entrando ya en materia, en el primer punto, es importante destacar que el Consejo de Defensa de la Nación (CODENA) es una figura constitucional y legal (prevista en el artículo 323 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y 34 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de Seguridad y Defensa de la Nación) el cual es el máximo órgano de consulta para la planificación y asesoramiento del Poder Público en los asuntos relacionados con la defensa integral de la Nación, su soberanía y la integridad de su espacio geográfico. A tales efectos, le corresponde también establecer el concepto estratégico de la Nación. Presidido por el Presidente o Presidenta de la República, lo conforman, además, el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional, el Presidente o Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, el Presidente o Presidenta del Consejo Moral Republicano y los Ministros o Ministras de los sectores de defensa, la seguridad interior, las relaciones exteriores y la planificación y otros cuya participación se considere pertinente. La ley orgánica respectiva fijará su organización y atribuciones.

En el artículo 38 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de Seguridad y Defensa de la Nación podemos encontrar al detalle las atribuciones que esta figura constitucional tiene en estos momentos. Son 14 grandes atribuciones que de seguidas pasamos a enumerar:

1.- Asesorar al Poder Público en la elaboración de los planes de seguridad, desarrollo y defensa integral, en los diversos ámbitos de la vida nacional.

2.- Formular la política de seguridad, en armonía con los intereses y objetivos de la Nación para garantizar los fines supremos del Estado.

3.- Elaborar el concepto estratégico de la Nación, teniendo como base vinculante el contenido de los principios fundamentales consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las leyes de la República, con un avance progresivo que atienda la coyuntura y en sintonía con los intereses nacionales.

4.- Actualizar cuando se requiera , el concepto estratégico de la Nación, y sugerir lineamientos al Poder Público para la elaboración y ejecución de los planes que de él se deriven.

5.- Constituir Comités de Trabajo Interinstitucionales y de Emergencia, los cuales estarán integrados por representantes de los distintos organismos involucrados en la problemática objeto de análisis y por otros expertos que se consideren necesarios. Las funciones de estos Comités serán establecidas por el Reglamento de este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica.

6.- Fomentar la participación activa y permanente del Poder Público y de la sociedad, en los asuntos relacionados con la seguridad de la Nación.

7.- Requerir de las personas naturales o jurídicas de carácter público y privado los datos, estadísticas e informaciones relacionadas con la seguridad de la Nación, así como su necesario apoyo.

8.- Asegurar que los sistemas de inteligencia, protección civil y demás organismos de seguridad ciudadana del Estado e instituciones afines, remitan los datos, informaciones y estadísticas relacionadas con la seguridad de la Nación.

9.- Proponer al Presidente o Presidenta de la República intervenir aquellos órganos de seguridad del Estado, en cualquiera de sus niveles y espacios cuando las circunstancias lo ameriten.

10.- Aprobar directivas para colaborar con la movilización y desmovilización total o parcial, en los diversos ámbitos.

11.- Asegurar que los integrantes del Sistema de Protección Civil en sus diferentes niveles, programen y coordinen con el órgano respectivo, los recursos públicos y privados necesarios, a fin de prevenir, mitigar, dar respuesta y recuperar los daños ocasionados por eventos de origen natural, técnico y social, que obligatoriamente requieran del apoyo de las estructuras políticas, técnicas, sociales y económicas del Estado.

12.- Fomentar la formación de equipos multidisciplinarios especializados en seguridad y defensa, del sector público y privado.

13.- Dictar el Reglamento para su organización y funcionamiento.

14.- Otras que sean decididas en el seno del Consejo, al menos por las dos terceras partes de sus miembros permanentes.

Importante es de destacar que Nicolás Maduro ha convocado y activado desde el año 2017 esta figura, y se le dio carácter permanente. Sólo que ante la nueva escalada y amenazas que se ciernen sobre el país, mediáticamente se transmitió parte de la reunión y la alocución del Jefe de Estado el pasado día lunes.

Asimismo, desde el momento en que la Asamblea Nacional (hoy en desacato) se posesiono del parlamento, y con 2/3 de la oposición controlándolo y ejerciendo una labor obstruccionista del Ejecutivo Nacional, una de las primeras medidas adoptadas por el Jefe de Estado fue la de decretar, de conformidad con el texto constitucional y la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción, desde el año 2016 y hasta la fecha, un Estado de Excepción y Emergencia Económica, el cual ha sido prorrogado las veces que ha sido necesario por el Tribunal Supremo de Justicia en Sala Constitucional.

Lamentablemente, creo que la población venezolana no ha sabido entender en su justa dimensión la declaratoria de alerta naranja formulada por el Presidente de la República, sobre todo en los estados de la región occidental de nuestro país.

Una declaratoria de alerta naranja significa, de acuerdo a los manuales de operación de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que el país está en un altísimo riesgo, y que no solo las fuerzas militares, sino que la población en general, debe estar preparada y dispuesta ante la posibilidad de ocurrencia de un ataque de tipo militar (convencional o no) por parte de un país o países agresores.

De hecho, en la comparecencia ante la Asamblea Nacional Constituyente en fecha 3 de octubre de 2017, el M/G y Ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Luis Reverol Torres, señaló que una de las hipótesis de conflicto del imperialismo con Venezuela era a través de un ataque o bombardeo aéreo. Este mismo planteamiento fue repetido y ratificado por el constituyente Julio Chávez en entrevista en el programa “Al Aire” conducido por la periodista Dahir Rahl y Pedro Yajure, en fecha 12 de septiembre de 2019, a propósito de la “activación del TIAR” a Venezuela, por parte del Consejo Permanente de la OEA, casualmente, el 11 de septiembre de 2019, cuando conmemorábamos los 46 años del derrocamiento y asesinato de Salvador Allende en Chile, y los 18 años de la “caída” de las Torres Gemelas del World Trade Center en Nueva York, y que este hecho sirvió de argumento legitimador para la posterior “Guerra contra el Terror” liderada por EEUU en el mundo entero.

La actual situación es mucho más seria de lo que creemos. En esta última semana, en lo que se conoce como el área metropolitana de Caracas, las fallas recurrentes de servicios como electricidad, agua, transporte, plataformas de telecomunicaciones, entre otros servicios, han escalado en sus fallas “recurrentes”. Esa puede ser la advertencia de que cosas superiores pudieran estar por venir.

Es por ello, que el Consejo de Defensa de la Nación asume la dirección cívico-militar de la República ante la proximidad de una posible agresión militar desde Colombia. El Presidente sigue en sus funciones pero decidiendo en colectivo en el Consejo.

En estas circunstancias cercanas a una agresión militar desde Colombia para dar inicio a una guerra regular, a nosotros, pueblo revolucionario, nos queda: (i) pasar a la orden de lo que nos indiquen, (ii) confiar en la FANB, (iii) dar pleno respaldo al Pdte y al CODENA.

Antes del Caldas ocurrió el conflicto de Los Monjes en 1952. En ambos hechos, puntas referenciales de nuestra historia, el gobierno de Colombia fue sometido por Venezuela, la amada Patria, con respuestas contundentes de nuestras Fuerzas Armadas.

A propósito de la situación prebélica generada por el gobierno de Colombia, es necesario recordar y leer el caso de la Corbeta Caldas en aguas venezolanas el 09.08.1987 como una agresión premeditada de la oligarquía colombiana.

Dijo el Presidente Maduro: "He entregado, como Jefe de Estado, al Consejo de Defensa de la nación la conducción colectiva como máxima instancia del Estado de esta coyuntura de amenaza real”.

Ahora, algunas de las cosas que debería hacer el Jefe del Estado, en el marco de esta coyuntura es lo siguiente: (i) baja de todos los precios; (ii) eliminación del iva para todos (no los multimillonarios).

Ahora, luego de hechas estas consideraciones, ahora pasemos a las que corresponden a Juan Guaidó y por qué aun no ha sido detenido por las autoridades.

Y esta pregunta me la han hecho hasta amigos que tengo hasta en EEUU. Espero con ello tratar de responder su interrogante.

He sido uno de los que he pedido, escrito hasta la saciedad de que a Juan Guaidó hay que encarcelarlo. Si nos ciñéramos a lo estrictamente jurídico, y a lo que establece el código y la legislación penal, cualquiera de los supuestos de hecho de esas normas encuadra perfectamente en la conducta del pretendido “presidente interino”.

Pero, el mismo Karl Marx lo señaló, palabras más, palabras menos: Las leyes jurídicas se basan en las formas de producción y leyes económicas, y no hacen más que legitimar el Estado Burgués aún imperante. Y eso incluye el sistema de administración de justicia.

No se trata de que el Fiscal General de la República, Tarek William Saab, quien es un furibundo defensor de los Derechos Humanos y activista como este servidor en la materia, y de quien le reconozco en sus dos años de gestión al frente del despacho del Ministerio Público, su labor encomiable y titánica de adecentarlo, apertura todas las investigaciones contra Guaidó. O que el Jefe del Estado pida su encarcelamiento o que el M/G, Vicepresidente Sectorial de Obras Públicas y Servicios, Secretario Ejecutivo del Estado Mayor Eléctrico y Ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, M/G Néstor Luis Reverol Torres señale que llevará los respaldos fotográficos de Juan Guaidó junto a los cabecillas de la banda narcoparamilitar colombiana “Los Rastrojos”. En realidad los poderes fácticos son los que realmente deciden por nosotros.

Venezuela es un país extremadamente importante en la geopolítica internacional por las enormes riquezas que posee. Y eso la ambicionan las grandes potencias y se la disputan. El verdadero diálogo no es entre Guaidó y Maduro, sino entre potencias que decidirán el futuro del país.

Guaidó es un mero empleado, un instrumento de los gringos, no es un personaje que piense por cabeza propia. Ya tiene su futuro asegurado con lo que se ha robado de los activos confiscados al país de CITGO, Monomeros, CVG Alunasa, y otros de Venezuela. El día que las “papas quemen”, simplemente se irá del país a disfrutar lo robado (si no lo matan los gringos antes, para dotarse del necesario casus belli para la invasión, que no será tan pronta como algunos pueden creer). Y eso mismo hubiese ocurrido si el empleado hubiese sido Leopoldo López, María Corina Machado, Henrique Capriles o Henri Ramos Allup. Guaidó es una figura que estará ahí hasta que les sea útil a los gringos.

Pero incluso, el lapso de caducidad se lo han prolongado, ya que se estima que el 5 de enero de 2020, la AN insubordinada y en desacato, lo ratifique en el cargo de presidente, “hasta que cese la usurpación”. Es decir, los gringos naricearon e impusieron el liderazgo del “autoproclamado” hasta que a ellos les dé la gana.

Pero así mismo. Esas mismas potencias se hacen mutuas y recíprocas concesiones. Así como EEUU no ha procedido (por lo menos hasta ahora) a una intervención mucho más directa sobre territorio venezolano (lo seguirá haciendo a través de operaciones encubiertas, el sabotaje a servicios públicos, ataques y asesinatos selectivos, apostando al mayor desgaste que nos ocasione esto y en paralelo las medidas coercitivas unilaterales). Ellos pidieron que “Guaidó no fuese tocado”. Y eso, sus otros pares, imagínense quienes, como buenos negociantes, lo aceptaron.

Entonces, más allá de nuestras opiniones como militantes, que es válida tenerlas (y yo las tengo) también debemos hacer análisis objetivos y reales, porque hay “real politik”. Y aunque nos cueste creerlo, Juan Guaidó con este sistema imperante, jamás ni nunca lo veremos tras las rejas.

Por eso, veremos al compañero Tarek William Saab designando al Fiscal número infinito elevado a la enésima potencia con competencia extraterritorial en asuntos cósmicos sensoriales ante la corte celestial y con la bendición de las 7 potencias, en especial con el acompañamiento de la corte vikinga. Para q investigue EL PRESUNTO nexo del diputado WHITEDOG con los narcoparacos de Colombia...."

Y hasta los fiscales de tránsito también investigarán a Guaidó porque cada esquina de Caracas es una anarquía y un caos donde prevalece el más arrecho pues.

Pero, no es la culpa del actual Fiscal General esto, sino de todo el sistema y entramado de corrupción que le legó su antecesora, Luisa Ortega Díaz.

Así como también no es la culpa exclusiva del Presidente Nicolás Maduro todo esto. Estos polvos vienen de lodos pasados. La crítica que le tengo con todo respeto al Jefe de Estado es que le ha faltado mano dura para hacer valer sus decisiones e instrucciones que ha dado.

Sin embargo, hay que seguir luchando y bregando, porque no nos queda de otra ni otra opción.

Espero con ello haber contribuido a disipar algunas dudas, además de haber hecho cierta y necesaria catarsis.

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3215 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a282380.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO