Barbados oxigena

La oposición escuálida es un nido de alacranes, cada quien busca enterrar al otro y se ofrece como la "salvación" para todos los venezolanos.

En cuanto salen a la superficie sus ambiciones y pretensiones para favorecer sus objetivos particulares, que no los colectivos de la nación, mas se ponen en evidencia sus precariedades políticas y su naturaleza delincuencial y criminal.

Barbados es otro esfuerzo encomiable del gobierno del Presidente Maduro para recuperar la racionalidad política en el tramite de las diferencias y disparidades surgidas en el actual contexto venezolano marcado por la millonésima maniobra del gobierno imperial de los Estados Unidos para imponer un golpe de Estado y un gobierno proclive a sus líneas de dominio y subordinación en América Latina.

Los opositores se quejan de los diálogos anteriores entre el Estado y los voceros escuálidos. Si no se alcanzaron resultados adecuados en tales encuentros es porque las diversas corrientes opositoras combinaron todo con acciones violentas contra la población y los partidos del campo popular.

La Mesa de diálogos de Barbados nos debe sacudir de la ruta violenta opositora y llevar a un clima sosegado para el examen de los temas que nutren la agenda.

El desespero de los radicales ultraderechista, internos y externos, enturbia todo y pone en peligro este nuevo esfuerzo de solución democrática de los conflictos.

Romper la jerarquía constitucional del mandato del presidente Nicolás Maduro es un verdadero petardo a las negociaciones.

Agregar violencia paramilitar en la Frontera con Colombia y profundizar el bloqueo económico, financiero y diplomático es jugar al cataclismo y el apocalipsis pospolitico.

Un dialogo express como lo presiona el fascismo es un sabotaje a los diálogos de Barbados.

Lo que debe seguir es una apertura hacia la sociedad civil para que sus expresiones organizadas aporten a las soluciones.

Tanta manipulación mediática de los escuálidos contamina y propicia un clima de agresiones y aventuras irresponsables como las que en los últimos meses ha protagonizado Mr. Guaido.

Guaidó termino siendo un monigote distractor en manos de USA, Bogotá y Brasil.

A Guaidó ni el oxigeno lo revive. Necesita urgente un relevo.

Barbados es más oxígeno para la revolución bolivariana. Incluso para la colapsada paz colombiana sometida a la zancadilla de la parapolítica uribista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 481 veces.



Horacio Duque

Politólogo e historiador.

 horacioduquegiraldo@gmail.com      @horacio_DG

Visite el perfil de Horacio Duque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a280668.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO