La Columna de Dante

Nuevo gabinete

Los recientes ataques del imperio contra nuestro país nos han obligado a ser más eficientes y efectivos en todas las acciones. Así lo ha visualizado el presidente Nicolás Maduro, quien recientemente anunció la "reestructuración profunda de los métodos y funcionamiento del Gobierno Bolivariano", incluyendo cambios en su Gabinete Ejecutivo. Una decisión que respetamos y acompañamos con fuerza por el bien de nuestra patria.

Sin duda es momento de cambiar el método, la forma y el modelo de gestión de Gobierno. Gerenciar por resultados. Revisar las estructuras organizativas y funcionales para adaptarlas a las nuevas realidades y a la coyuntura por la que estamos atravesando.

Estamos obligados a innovar. Debemos construir un modelo de gestión pública revolucionario que nos lleve a cumplir con los objetivos y a obtener los resultados esperados. La planificación, el control y seguimiento juegan un papel fundamental.

Es necesario promover un Plan Nacional de Simplificación de Trámites, basado en la Ley de Simplificación de Trámites Administrativos, que suprima los pasos innecesarios en los procesos y elimine los requisitos físicos que no tienen lógica. Poner en práctica el principio de la buena fe. Creer más en la gente y evitarle tantas diligencias que se convierten en pérdidas de tiempo y recursos.

A los trabajadores debemos motivarlos a alinearse en el proceso de transformación haciéndolos parte del mismo. El pueblo debe asumir la responsabilidad de hacer contraloría social a las gestiones y nosotros como Gobierno garantizar que cada denuncia sea procesada, atendida y resuelta.

Estamos en guerra, no podemos administrarnos como en tiempos normales. Se necesitan medidas y políticas acordes con la realidad que estamos viviendo. Debemos facilitar absolutamente todo para estimular y garantizar la inversión, producción, distribución de bienes y servicios.

El nuevo Gabinete debe ir acompañado de la abolición definitiva del modelo burocrático heredado de la Cuarta República. Habrá, como lo es normal, resistencia al cambio. Es difícil que alguien acostumbrado a realizar una acción por décadas de la misma manera, acepte hacerlo ahora de una forma más sencilla y segura, pero existen fórmulas de motivación para que el talento humano se alinee a la transformación.

Estamos comprometidos con el pueblo y con la Revolución Bolivariana. Desde cualquier espacio aportaremos a la construcción de la patria de paz, igualdad, justicia e independencia. Leales siempre, traidores nunca. ¡Viva la patria!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3640 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor