¿Se chorrea la FANB?

Desde hace mucho tiempo vienen atacando, de una manera u otra, a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), desde lo interno, por parte de las quintas columnas, vende patrias, y, desde el exterior, por el imperio, representado en la camarilla que gobierna desde la Casa Blanca, encabezado por el loco Trump, Mike Pompeo, Mike Pence, Bolton, y la joya de corona: el carnicero Elliot Abrams. Tanto los desarmados internos, como los de afuera no lograran sus propósitos nefastos, porque la Venezuela de hoy, cuenta con hombres y mujeres comprometidos y comprometidas, hasta los tuétanos, con la patria de Simón Bolívar, Rafael Urdaneta, Antonio José de Sucre, José Félix Ribas, Zamora, Negro Primero, Luisa Cáceres de Arismendi, entre otros próceres de la independencia, y, como es natural, la patria de Hugo Chávez Frías.

Estos héroes nacionales lo dieron todo por la causa de la independencia, y, de paso, sembraron conciencia nacionalista que ha trascendido hasta nuestros días. Ellos y ellas, se enfrentaron al imperio español, con la hidalguía que caracteriza a quienes luchan por lo más sagrado: por la patria, y echaron del suelo sagrado al imperio. Y dejaron un legado para la posteridad. Ese legado, unido al de Chávez, está siendo defendido por los hombres y mujeres de hoy en día. Sienten que por sus venas corren la sangre de estos héroes, y, por lo tanto, la FANB, integrada por seres humanos a quienes les duele Venezuela, país donde nacieron, que llevan, además, incrustadas en sus corazones la dignidad de ser venezolanos, no dejaran que unos granujas criollos, en actitud rastrera ante el imperio estadounidense, convaliden una agresión armada contra nuestro país, porque la llama que encendió Bolívar aún arde con más llama, como más valor, dignidad y amor por el legado, y estamos dispuestos a dar la vida, si es necesario, por lo que tanto lucharon otros y otras, para dejarnos esta bella y amada patria, llamada Venezuela.

El imperio y sus lacayos, se equivocan, de bando a bando, con nuestros militares de hoy. Son hombres y mujeres de estirpe, como lo fueron nuestros héroes del pasado. Nuestros militares, integrados en cinco ramas: Ejército, Armada, Aviación, Guardia Nacional y Milicia, están bien formados tanto militarmente, como a nivel de conciencia. Pero la cosa no se queda allí. A la hora de la verdad, todos, toditos, somos FANB. Civiles y militares formamos un todo indisoluble. Dicho de otra manera, a la hora de las chiquitas, TODOS SOMOS UNO.

En efecto, aquellos que creen que, porque compraron a cien, dos cientos o trescientos militares, traidores desde que estaban en el vientre sagrado de sus santas madres, están asustando y quebrando el espíritu de la FANB, están meando fuera del perol. Esos no conocen ni un ápice de quienes son nuestros militares. Precisamente, por lo significan para la patria, es que intenta el imperio, a través de sus lacayos, quebrarle el espinazo y hacerlos chorrear. Pero se equivocan, mil veces se equivoca. Y parodiando a Chávez, les diré una cosa: aquí hay FANB para rato. Y les diré otra cosa: Rondón todavía no ha peleado. Y les diré otra cosa: a la FANB le sobran cojones…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4133 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276772.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO