30 años: entre el legítimo saqueo y la ilegal represión

El 27 y 28 de febrero de 1989 ocurrieron unos terribles hechos sociales en Venezuela que convulsionaron a las paginas informativas del mundo entero, cuando en las calles de Caracas y otras ciudades del país, el orden social de la cotidianidad, se caotizó con una espontanea revuelta popular, en las cuales multitudes humanas llenas de rabia, realizaron saqueos y destrucción de muchísimos comercios, que hasta ese día tenían a la población contra la pared, ya que tenían productos acaparados, y que cuando los vendían, era condicionado a la adquisición de un combo de productos que el comprador no solicitaba…

Ese mes de febrero, el recién instalado gobierno nacional, suscribió un préstamo con el Fondo Monetario Internacional, en la que el crédito se otorgaba con el cumplimiento de un recetario de acciones que el país solicitante debería cumplir, y entre esas instrucciones estaba el de liberar los precios, aumentar las tarifas de los servicios públicos y el congelamiento de los sueldos y salarios…todos esos ajustes económicos, afectaba de manera negativa al poder adquisitivo de la masa trabajadora…y en especial el gran detonante fue el aumento del precio de la gasolina y su lógica consecuencia sobre el precio del pasaje del transporte público…

Un sector de la población actuó de manera impulsiva, en la que también se aprovecharon grupos de delincuentes, que vieron la oportunidad para realizar sus fechorías…pero el hecho real, es que en ese momento había demasiadas molestias por la manera en que el sector económico se manejaba de manera inescrupulosa para especular con los productos acaparados…

Lo nefasto vino después, con una de las acciones más bochornosa e ilegales que el Estado ha realizado, al aplicar una de las peores represiones masivas que se han realizado, violando todos los derechos humanos, en la que desapareció por varios días el derecho a la vida…que a pesar de que la información oficial sobre la existencia de 297 muertos, cuando hasta la prensa internacional, hablaba de por lo menos 3.000 muertos, en la que lamentablemente se utilizó a las fuerzas armadas para reprimir y restaurar el orden a punta de sangre y fuego, a través de un toque de queda, que permitió que se le disparara a discreción a todo lo que se moviera, en la que fue incalculable el número de cadáveres enterrados en un lugar conocido como "la peste", en el cementerio general del sur…

Esa revuelta popular no contó con una dirección política organizada, pero simbólicamente significó un duro golpe a la legitimidad del punto fijismo cuarto republicano que hasta ese momento consideraban que tenían una solida e imbatible institucionalidad política, pero que generó una gran fisura en la relación Estado – Pueblo…

No justifico el llamado sacudón o caracazo, porque no resolvió los problemas económicos que habían en ese momento, todo lo contrario, los agudizó…pero significó la compra de muchos productos sin pagar nada y un grito de alerta a la dirigencia política que gobernaba a placer…

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 412 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Bravo

Oscar Bravo

Más artículos de este autor