Partido europeo sin euro ataca a Venezuela con lo que le queda,¡fo!

Para algunos la ideología es como un traje, de eso se trata lamentablemente dado el caso del partido europeo español PODEMOS el cual aparentemente se quedó sin euro pero con lo que le quedó dispone atacar a Venezuela.

A veces la prudencia estorba, a veces pudiese ser que las formas diplomáticas sean únicamente un simple adorno de la hipocresía política; en política la diplomacia es una refinada manera de ejercer la prudencia en la expresión para sacar partido del interlocutor pero si uno quiere apelar a una expresión que lo diga todo en determinado caso, tal como el que ocupa, yo lo catalogo con áspera crudeza y le digo que se trata de tales, comemierdas; me refiero a esa élite de la ideología dominante que defiende conservar sus cochinos privilegios en perjuicio del genuino interés de los pueblos.

La ideología es un contenido del pensamiento que orienta la acción humana en el percatarse de la realidad y si esa ideología que te mueve está fundada en un enfoque deformado, tal es el caso de lo que los dirigentes del referido mamotreto español PODEMOS perciben de la realidad venezolana y del mundo, en sentido lato, y que a la vista promueve el gobierno español, esa percepción organizada y promovida por dinero, entonces tú no llegas más que a ostentar una falsa conciencia; otra cosa es la conciencia relativa a una identificación ideológica con una visión de un mundo no alienado.

Puedo parecer grosero pero estoy persuadido de que el lenguaje genera conciencia cuando se fundamenta en una aproximación concreta de la escurridiza verdad; y pongo por caso el ejemplo del Presidente Maduro quien con visible franqueza y con su identificación sin guabineo con el legado del Comandante Chávez, dice y hace lo que el sentimiento popular venezolano demanda, así de simple.

La derecha internacional, tanto la que anda sin caretas como la que sí se la pone, tal PODEMOS, banaliza todo lo que haga o diga Maduro, de eso se trata; la comunicación tiene que ser limpia y si está manipulada, lejos de ser un puente se convierte en un obstáculo para los desarrollos democráticos.

No es a Maduro sino a Venezuela a quien ataca el referido mamotreto español, es al pueblo venezolano porque en todo caso somos nosotros los venezolanos quienes pusimos y repusimos a Maduro en Miraflores y quien de manera disfrazada ataca a Maduro nos está subestimando a nosotros como pueblo libre y soberano, aquí el soberano es el pueblo mientras que en España el soberano es Felipe VI, lo cual es cosa de ellos, que sean súbditos; nosotros no somos eso sino precisamente soberanos en conjunto; la Constitución española la deciden las llamadas Cortes y el Rey; mientras que acá la organiza y la aprueba el pueblo todo.

Es de advertirle a ese mamotreto que ya Maduro no es el mismo hombre que asumió el poder en 2012-13, ahora Maduro es un hombre curtido en la batalla por nuestra soberanía e independencia y ese no es un handicap sino todo lo contrario y por eso lo hemos reelegido, lo que no puede decir el Rey de España que fue encaramado en el trono por el dedo de Francisco Franco -¡buen coco pa’ turrón! -, claro está, y por ser hijo del irresponsable Juan Carlos padre del actual Rey; qué golilla, ¿quién elige en España?

Allá PODEMOS con su peo, si quieren arrastrase por euro que lo hagan pero no a costillas de Venezuela.

¡Partido en euro y en peo y, además, sin vergüenza!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 836 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a273485.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO