Los intentos desesperados de los "espantadores de la comarca" por robarnos las navidades

Ya en vísperas de navidades, tiempo de reflexión y de compartir en familia, evidentemente se puede observar un poco ambiente navideño en las calles de Venezuela. Esto debido a las inmensas dificultades que nos ha tocado atravesar, producto de las agresiones de las que somos objeto, producto de nuestra voluntad indeclinable de querer ser libres.

No obstante, eso no ha sido impedimento de como sea, nuestro pueblo caribe e insumiso haya decidido por encima de esas dificultades, realizar las tradiciones y de comerse sino el pernil, por lo menos sus hallacas. No solo en mi hogar logramos realizar algunas, sino por las informaciones que logré obtener de otros familiares y de la revisión de redes sociales, otras personas están en los mismos planes.

El pueblo venezolano, si bien puede estar pasando dificultades, tiene el derecho a pasar unas navidades por lo menos tranquilas y en compañía de los suyos. Pero hay que ver que hay gente que no tiene paz con la miseria, como expresa una sabia conseja popular.

Recuerdo que en alguna oportunidad, Hugo Chávez contó que en su pueblo natal, Sabaneta, en el estado Barinas, algunos amigos y hasta un compadre que tuvo, producto de las limitaciones eléctricas que tuvo ese pueblo durante muchísimos años, se disfrazaban de fantasmas para asustar a los pobladores cuando anochecía. El comandante inolvidable los llamó a este grupo los "espantadores de la comarca".

Pues bien, esos personajes de los relatos de Chávez han reaparecido en la actual coyuntura. Muchos pensábamos que con la llegada de las festividades navideñas y de fin de año, le otorgarían una pequeña tregua al pueblo venezolano, pero que equivocados estuvimos en estas apreciaciones.

En primer lugar, observamos a la dirigente María Corina Machado, quien por tener una medida de prohibición de salida del país, no pudo realizar sus acostumbrados viajes a Estados Unidos y Francia para disfrutar de sus vacaciones navideñas. En su lugar, redactó (o le redactaron mejor dicho) una carta donde no sólo apoya la postulación del diputado de Voluntad Popular, Juan Guaidó como nuevo Presidente de la Asamblea Nacional (en desacato) sino que de acuerdo a sus señalamientos, como llegaríamos al 10 de enero "sin presidente electo" de una vez Guaidó se juramenté como Presidente de la República encargado. Hay que ver que no tiene oficio esta señora.

Por otra parte, observamos cómo durante este fin de semana previo a la navidad, se suscitó un robo de fibra óptica en la zona oriental de Venezuela, lo que devino en la caída del sistema cantv y de telefonías privadas como digitel y movistar, afectando estados como Monagas, Sucre, Anzoátegui, Delta Amacuro y Nueva Esparta.

Esto sin contar la ocurrencia de algunos hurtos y robos, debido a que por estas fechas tiende a circular un poco más de liquidez monetaria, y por ende, se incrementa el consumo de alimentos, de bienes y servicios. Esto sin duda contribuye a exacerbar la percepción de delincuencia y criminalidad por estos días.

Asimismo, y pese a que la Sudeban ordenó el aumento de los límites de las tarjetas de crédito y de las transacciones tecnológicas en las plataformas tecnológicas de la banca pública y privada en el país, instituciones como el Banco de Venezuela, del buen amigo y camarada José Javier Morales, se encuentran bastante rezagadas en el cumplimiento de la referida instrucción, lamentablemente. Ni hablar de lo engorroso que resulta por estos días realizar alguna transacción bancaria, debido a los problemas de conectividad utilizada por las instituciones bancarias. Como reza un refrán: "El ejemplo debe entrar por casa".

Ni hablar de los problemas presentados en el sistema eléctrico nacional, donde se han incrementado las interrupciones no programadas en la capital de la república. Además de las afectaciones a Corpoelec, debido a la imposición de medidas coercitivas unilaterales ilegales, también las acciones de ataques selectivos contribuyen a esto. Preludio de los planes de derrocamiento del Gobierno y de intervención contra Venezuela.

También tuvimos conocimiento de que en el peaje de Hoyo de la Puerta, municipio Baruta del estado bolivariano de Miranda, la Guardia Nacional Bolivariana tuvo que actuar para evitar que un grupo de habitantes de la zona intentaban protagonizar actos vandálicos a un camión de pasta, debido al volcamiento de este vehículo de carga en la Autopista Regional del Centro (ARC).

Y hasta el portal opositor Analítica.com, manipulando el aspecto cultural de nuestro pueblo, publicó un trabajo periodístico donde indica que la industria de las telenovelas venezolanas, la cual "conquistó mercados internacionales entre 1960 y 1990, se encontraría ahogada en medio de la severa crisis económica que atraviesa el país y tras experimentar un desplome paulatino en los últimos 20 años". En pocas palabras, la culpa es de Chávez y de Maduro pues.

Para dejar esta serie de acontecimientos hasta aquí, también los asesinatos selectivos se encuentran particularmente activados. Acuso recibo del comunicado urgente emitido por los hermanos y hermanas del Partido Comunista de Venezuela en el estado Barinas, donde informan que en el municipio Pedraza de la referida entidad federal, específicamente en el Hato Las Mercedes, confirman el asesinato del campesino Carlos Maya y de otro que resultó herido, cuyo nombre es Pedro Andrade. Ambos pertenecían al Consejo Campesino "Las Mercedes Bolivariana". De acuerdo a estas informaciones, habría también un campesino desaparecido, por lo que se presume que tal acción forme parte de un atentado orquestado por grupos terratenientes y paramilitares que hacen vida en el lugar.

Es evidente que los "espantadores de la comarca" están muy activos por estos días y pretenden robarnos las navidades. Al parecer algunos de sus dirigentes no pudieron viajar al exterior, y producto de su frustración, pretenden amargarnos las navidades.

Pero este pueblo caribe es particularmente terco, y pese a todas las acciones que se han desplegado tendientes a molestarlo, a afectarle en su estado de ánimo, a exacerbar su aspecto psicológico y elevar los niveles de descontento para que le dé una patada a la mesa y hacerles la tarea a estos sectores, si bien no la está pasando en las mejores condiciones, por lo menos está tranquilo y en paz.

Algunos, que como pudimos nos trasladamos hacia los hogares de familiares para compartir durante este asueto, y que estamos haciendo los esfuerzos para retornar a nuestros lugares de trabajo (que particularmente por estas fechas se incrementan las dificultades de transporte debido al incremento de la movilidad social, la cual es aprovechada por algunos facinerosos para dificultar el mismo a través de diferentes mecanismos ampliamente conocidos por la población) Esperamos estar el próximo 10 de enero o los días previos, más que para acompañar a la nueva investidura del Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, para estar listo y presto a defender mi Patria de cualquiera que se preste para los planes conspirativos que pretenden activar por esos días, o a los insolentes que pretendan humillarla y apoyar los planes de tutela e intervención de mi pueblo. Este pueblo, pese a su descontento y arrecheras ante los problemas que afronta, sabe que no es la salida violenta del poder de Maduro la que resolverá los mismos, y que no se dejará doblegar e imponer un nuevo coloniaje, que es lo que algunos pretenden.

Por ello, a través de estas líneas, y si las circunstancias no me permiten escribir antes, quiero permitirme desearle a mi pueblo, y a todos aquellos y aquellas que me siguen, a desearles una feliz navidad, en paz, tranquilidad, en compañía de los suyos, de sus familias, y que el año 2019 sea un año de dicha, prosperidad y de cumplimiento de sueños y de metas individuales y colectivas.

Esos son mis deseos en esta víspera de navidad, incluso para aquellos que no piensan como yo.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1178 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a273407.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO