La criminalidad económica atenta contra instituciones democráticas y el país

La criminalidad económica se construye a partir de un poder oculto que define las relaciones entre economía y política, por lo general la criminalidad económica se confunde con otro término, la corrupción. Existen distintas definiciones sobre qué es la corrupción. Cada definición ilumina diferentes dimensiones del fenómeno a estudiar, condicionando la línea de trabajo que uno pueda adoptar. A grandes rasgos, una primera postura se centra en la ética pública: aquí, la corrupción se define como una confusión ética entre lo público y lo privado. Una segunda visión relaciona el problema de la corrupción con la falta de transparencia del Estado, sea ésta en forma de obstáculos al acceso a la información pública o en contrataciones direccionadas en el ámbito de los bienes y servicios, entre otras cuestiones. Existe una tercera postura, que es la que mas promovemos : la corrupción es una de las caras de un fenómeno criminal más complejo y más abarcativo, que es la delincuencia económica. Por ende, nuestra mirada no se limita a los delitos cometidos en el sector público, sino que se extiende además a aquellos relacionados con la criminalidad de actores económicos del sector privado.

Así, la criminalidad económica abarca una amplia gama de delitos: desde delitos financieros cometidos por bancos, evasión tributaria, fuga ilícita de capitales al exterior, lavado de activos, delitos de funcionarios públicos (sobornos, enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias, entre otros), y muchas otras formas de delincuencia.

El delito económico se caracteriza por generar un daño social considerable que vivimos dia a dia en el país, ya que no solo afecta directamente a las instituciones democráticas, sino que socava la productividad , el financiamiento estatal producto de la reducción de recursos disponibles para la implementación de políticas públicas ;contribuye con la guerra económica agudizado aun más la crisis Venezolana . Considerando que los sectores vulnerables y pobre, ellos son los principales perjudicados por la corrupción y la delincuencia económica. Al mismo tiempo, este daño social suele estar invisibilizado: al margen de la indignación general , como por ejemplo la especulación comercial contacte de los supermercados Unicasa y Excelsior Gamma que recibieron financiamientos para importar rubros del área de limpieza, aseo personal, entre otros rubros.Mientras que las empresas Ian Karina, Lácteos Cárnicos y San Miguel y Alimentos Polar, recibieron recursos para la adquisición de materia prima para la producción.

" Se le entregaron créditos en el primer semestre de este 2018 inyectarle al sector productivo primario 10 billones de bolívares fuertes, casi un tercio del presupuesto nacional. Arrancamos con buen pie", indicó El Aissami en transmisión de VTV.

De nuevo las empresas del sector privado recibieron financiamiento esta vez. El Presidente Nicolás Maduro, encabezó la entrega de 195 créditos para 65 empresas otorgando financiamiento por el orden de 9 mil 72 millones de bolívares soberanos, hace apeña un mes de septiembre, 2018 , entre ellas Industria de Alimentos El Tunal, empresa Central El Palmar, Industrias Incarina, empresa Paveca, La Caridad, Colgate Palmolive, Comercializadoras Makro y Garzón, entre otras estas empresas ninguna. " hasta hora no han cumplido con los precios acordados en los 33 rubros alimentarios , productos de limpieza , aseo personal y producto como los cárnico pollo, carne roja de vaca, res, buey o ternera (bovina) ,de cerdo (porcina) y huevo." se hizo como una acción del gobierno central no se logro el apoyo esperado del sector empresarial privado para la ejecución del Plan de Recuperación Económica. Durante su intervención, en ese momento , el jefe de Estado instó al sector empresarial a contribuir para consolidar la estabilidad económica del país, atacada actualmente por una guerra no convencional y un bloqueo financiero perpetrada por el gobierno de los Estados Unidos (EEUU). es complejo tener una conciencia precisa sobre los verdaderos efectos de estos delitos de la criminalidad económica .

A su vez, la persecución selectiva e ineficiente en torno a este tipo de delitos y sus responsables demuestra que existe una situación de impunidad estructural en nuestro sistema judicial. Desde luego, ello se vincula al hecho de que la criminalidad económica suele ser desarrollada por actores poderosos, ligados al poder político y al poder económico conspiran impune abiertamente contra la estabilidad del país .

La judicialización como el mecanismo por el cual problemas políticos son transferidos hacia la esfera judicial para su resolución. En esta operación de transferencia se produce una alteración de las lógicas que rigen la solución de controversias. En la esfera política rigen el principio de oportunidad política, la regla de las mayorías y la legitimación democrática. La esfera judicial, por el contrario, está gobernada por el principio de legalidad, en el marco de un entramado institucional cuya legitimación se basa en la imparcialidad y la competencia técnica del que resuelve la disputa. La judicialización es entonces un fenómeno paradójico, en el que estas dos lógicas convergen: de una parte, problemas políticos son resueltos en base a criterios jurídico-técnicos; pero, por otra parte, los actores judiciales son sometidos en su actuación a tensiones políticas.La judicialización de la política implica, casi por definición, la politización de la justicia. La judicialización puede también ser utilizada para despolitizar un asunto político, haciéndolo pasar por una cuestión puramente técnica. Todas estas estrategias son por lo general irreprochablemente legales. Sin embargo, al instrumentalizar la justicia al servicio de sus intereses, los actores políticos suelen optar por no integrar en sus cálculos a los intereses de los propios actores judiciales, estos sectores empresariales son intocable en sus delito de criminalidad económica, sin embargo la judicialización y penalización de la lucha sindical ha sido promovido por patronos públicos y privados, en complicidad con jueces y fiscales penales, entregados a los intereses del gran capital, que actúan como verdugos al declarar culpables y establecer penas de prisión a trabajadores, cuyo único delito ha sido defender los intereses de la clase ante la arremetida patronal y la injusticia prejuiciada de tribunales que están al servicio del patrón, dispuestos a castigar a quienes han osado vulnerar el sacrosanto derecho burgués de la propiedad privada.

la calidad de vida del Venezolano, la estabilidad , el valor de nuestra monedas nacionales y el salario, podrá sobreponerse contra el efecto perverso, de la especulación comercial , suficiencia-influencia de la criminalidad económica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 431 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio J. Rodríguez L.

Antonio J. Rodríguez L.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a271475.htmlCd0NV CAC = Y co = US