El contexto del que no habla Néstor Francia en su defensa de Castro Soteldo

Atravesada está nuestra querida Venezuela por la que probablemente es la peor crisis en su historia. Esta debacle tiene en el gobierno que encabeza Nicolás Maduro a su principal responsable, entre otras cosas porque precisamente es eso: GOBIERNO, y como tal actúa, hace y toma decisiones. Nosotros desde Marea Socialista, al igual que otras organizaciones de la izquierda crítica y luchadora, venimos desde hace años haciendo esfuerzos por demostrar porque sostenemos que el PSUV-Gobierno es el gran perpetrador de todo el descalabro que sufrimos la gran mayoría de los venezolanos.

Y como apostamos por una salida obrera, popular y soberana de la situación, nos animamos a trabajar las presentes líneas, más aun en un momento en el que estamos viviendo un reanimamiento de distintos sectores de los trabajadores en sus luchas o respuesta ante el avance de la política antiobrera de la cúpula psuvista. Es primordialmente a los trabajadores a quienes va dirigido este artículo a modo de invitación a incorporarse a un debate que puede aportarnos algo más de claridad sobre cómo seguir encarando las peleas desde nuestros intereses de clase, y hemos querido hacer este ejercicio tomándole la palabra al señor Néstor Francia, quien nos invita a participar en una discusión a partir de su defensa de Wilmar Castro Soteldo luego de la polémica que generó éste último con su expresión "Debemos ir a la construcción de una burguesía revolucionaria y transformadora que alcance los estadios de liberación económica de nuestro país"

Néstor Francia en un artículo publicado en aporrea (I) sale a contestar a unos (según sus propias palabras) "dogmáticos simplones" que han "sacado de contexto" las palabras del ministro para Agricultura y Tierras y recurre a Hugo Chávez como fiador teórico de que lo dicho por Castro Soteldo goza de una pertinencia necesaria. Esa acción, por demás ciegamente justificadora, está cargada de un estridente razonamiento burocrático, incapaz de desentrañar elementos que mínimamente apunten a develar la cruda realidad que vivimos a diario los venezolanos, donde él mismo Chávez tiene un alto grado de responsabilidad política, no solo porque el "Comandante" acertaba, se equivocaba y también conciliaba, sino también porque Francia invita a realizar una discusión a la que le endilga el carácter de estratégica, pero sin avistar que hemos sido encaminados hacia la liquidación de la democracia participativa y protagónica, donde el ahogamiento de los espacios desde los cuales se pudiera hacer llegar libremente todas las voces al país, es la base sobre la que se ha venido sustentando el régimen autoritario al que le pretenden dar forma acabada con la nueva constitución. Este es el contexto del que no habla Néstor Francia en su artículo y si es el que nos interesa a nosotros abordar.

La burocracia necesita deshacerse de la Constitución del 99 para poder gobernar a su justa medida donde brinde las garantías jurídicas a los acuerdos con el capital transnacional como el Arco minero del Orinoco, Las Zonas Económicas Especiales, los llamados 15 motores y también lograr adecuar los mecanismos legales que les permitan traer de regreso parte de los capitales fugados donde ya no solo serían una casta privilegiada en las estructuras del Estado sino que darían el salto definitivo a ser propietarios propiamente dicho. Esa es la "Burguesía revolucionaria" de la que nos habla el ministro de Agricultura y Tierras, donde perfectamente en su condición de nueva burguesía convivirán con la burguesía tradicional que también es parte del Desfalco a la Nación (II) y a quienes alega Francia Chávez les sacó el crucifijo, siendo que con el acto de recurrir al cristo, el fallecido ex presidente lo que quiso fue mandar a casa a los sectores populares movilizados en aquellas jornadas de Abril de 2002 mientras él negociaba con los Cisneros, entre otros.

Una hiperinflación de récords históricos, la destrucción del aparato productivo nacional, el abandono sistemático del campo y la producción agrícola, el pago de miles de millones de dólares por concepto de una deuda sospechosa de ser fraudulenta que ha limitado la capacidad de compra de alimentos y medicinas y que se han negado a auditar y la asimilación al Plan Global extractivista que significa una entrega total de nuestra soberanía, la reprimarización de la economía o el despojo y la concentración de tierras, recursos y territorios por las grandes corporaciones del capital mundial, son, entre otros, los resultados en el tiempo de la nefasta política convocadora a una supuesta burguesía "nacionalista y productora", camino llano por cierto, del rumbo escogido por la burocracia madurista que ha pulverizado los salarios de los trabajadores, sumado a ello las pésimas condiciones del funcionamiento de los servicios públicos.

Así, defendiendo a Castro y citando a la versión conciliadora de clases de Chávez, el constituyente Néstor Francia, consecuentemente esgrime una argumentación muy funcional a la corrupción y a todo el entramado cupular de acumulación mafiosa de capital que ha logrado hasta los momentos descargar sobre nuestros hombros el peso de la crisis. Por lo tanto, nuestro llamado a todos los trabajadores y a la población de base en general, es a redoblar esfuerzos en las luchas que en los últimos meses se vienen dando en todo el territorio nacional y que deben transformarse en los mayores saldos orgánicos posible, en articulación y en unidad política para enfrentar los ajustes empobrecedores que nos han impuesto Maduro, Cabello, el psiquiatra y compañía.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1848 veces.



Gustavo Martínez Rubio


Visite el perfil de Gustavo Martínez Rubio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a269936.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO