Maduro, Lorenzo Mendoza, el portugués o chino del abasto y el nuevo cono monetario

Empezaré por el final y por eso diré que, a partir del lunes 20 de agosto, pudiera comenzar el gran debate del siglo y quizás el final de la función.

El martes, estuve oyendo a Maduro con mucha atención. Aunque no es la persona indicada para explicar esas cosas de la economía que ahora son más complicadas que antes, pues se habla de criptomonedas y hasta de cambiar el anclaje de nuestra moneda nacional o bolívar soberano, del dólar como venía sucediendo al Petro. ¡Vean lo trascendente! Una moneda que crea Venezuela para anteponerla al dólar. Todo un cambio profundo en la historia de la economía, financiera, cambiaria venezolanas y de la cultura del empresariado que aquí tiene sus inversiones, por lo menos, y ahíto de dólar petrolero, siempre otorgado por el Estado dadivoso hasta en marmitas. También de pasar parte de los recursos petroleras de allá del fondo de la tierra pero certificados, que no es un contar los pollos antes de nacer, a las reservas internacionales. En un artículo que me mandó una persona interesada en ilustrarme en política monetaria, no sé si imagina con certeza que esa vaina no la entiendo o porque lo vio tan claro que creyó necesario, y eso es muy bueno, que todos también así podamos verlo, se dice que eso de pasar esas reservas de petróleo al BCV es como si uno se pasase los reales, billetes y monedas, "del bolsillo derecho al izquierdo". Pese que no veo la facilidad que en eso halla, pues al meterme la mano en el bolsillo derecho, con la intención de seguir su ejemplo, un poco a lo Simón Rodríguez, "aprender haciendo", lo hallé totalmente "limpio" o vacío. No hay, por ahora, billetes en los bolsillos ni en los bancos. Por lo menos así dicen en ellos.

En ese artículo titulado "Reconversión soberana y Petro renacido", su autor Dr. Víctor Theoktisto, profesor de la Universidad Simón Bolívar, dice lo mismo que dicen los tantos autores de artículos; lo del anclaje, la fijación fluctuante del precio del Petro según lo haga el barril de petróleo, el cálculo exacto, "micronométrico" lo llama, por parte del BCV y concluye que:

"Confrontados ante una revaluación de sus activos, los empresarios se apurarán a vender para evitar pérdidas de valor y los precios bajarán sustancialmente. En un año o poco menos salarios y precios se emparejarán con los países vecinos, de manera que desaparecerá el incentivo para contrabandear comida y la migración por razones económicas. Será necesario anunciar ajustes adicionales obvios, como la gasolina, por ejemplo, llevarla progresivamente a precios regionales…..".*

Vamos ahora a escuchar otra campana, que es como decir de la misma iglesia y campanario. Andrés Giussepi, también tiene sus pergaminos en materia económica y sin discrepar de lo dicho anteriormente dejó sentado esta verdad, que en Venezuela, a partir del 20 de agosto, habrá dos mercados cambiarios. El primero, ya existente, relativo a la paridad Bolívar-dólar, tomando en cuenta además que "el pasado 2 de agosto de 2018, el mercado de divisas (fiduciarias) fluctuará sin la intervención de las autoridades monetarias, otorgándole "a los particulares, tanto personas naturales como jurídicas, nacionales o extranjeras, las más amplias garantías para el desempeño de su mejor participación en el modelo de desarrollo socioeconómico productivo del país" (Artículo 1 del Decreto de Derogación). Y el segundo, recién creado, la paridad Bolívar Soberano-Petro." https://www.aporrea.org/economia/a267790.htmlo

Pero de seguidas Giussepi digo algo tan importante como trascendente:

"Para los agentes económicos nacionales apegados a la legalidad, les será fácil calcular el valor referencial de los costos y precios finales de los bienes y servicios tanto en dólares como en Petro, tomando en cuenta la existencia legal de la paridad de ambos con respecto al Bolívar Soberano. Pero, hay que alertar, que también le será fácil para los agentes económicos basados en la ilegalidad fijar sus costos y precios finales con base en el dólar que publica Dolartoday." Seguir enlace anterior.

Ni más ni menos llegamos al llegadero, ese de cuando Armando Lafragua, en su estilo humorístico, expresó lo siguiente:

"Por eso y otras cosas espero que llegue el lunes, pues no sé qué haré para convencer al dueño de la carnicería o el abasto a quien compraré el pollo, para convencerle que 55 bolívares Soberanos míos o 5.500.000,00 fuertes, que cargo en la mano, que para eso me sobra, no son esa cantidad y menos que no sirven o alcanzan sólo para pagarle el pollo sino que son 300,00 dólares ó 4.4 Petros. Con lo que pudiera llevarme unos cuantos pollos y hasta casi toda la carnicería y parte del abasto." https://www.aporrea.org/economia/a267801.html

Por todo lo antes dicho, quien esto escribe, que no es economista, pero que no ve las cosas tan fáciles como las ve Maduro, quien casi dijo de sus medidas, revisen el video de su intervención de ayer, "eso es muy fácil entender", que no sé si es más bien difícil el explicar, mientras yo seguía, como ahora sigo, tratando de "desenredar el volador" y tantas razones valederas tengo, por lo menos para mí, y por ellas estar como incrédulo, que Andrés Giussepi, termina su artículo diciendo lo siguiente:

"Es por lo anterior, que caben las siguientes preguntas: ¿La existencia de una dualidad cambiaria en la economía venezolana ayudará a crear la estabilidad económica necesaria? ¿Se evitará el desplome que ha venido sufriendo el Bolívar con respecto al Dólar oficial y al paralelo? ¿Esto eliminará la influencia de Dolartoday en la economía, siendo el instrumento de conspiración económica más eficaz desde Estados Unidos que han usado los enemigos de la revolución nacional e internacional?" Seguir el enlace puesto arriba para este trabajo.

Este asunto lo veo como un cuadrilátero donde en la mitad, digamos hacia el lado izquierdo, sin que esto tenga connotaciones políticas, estará Maduro, liándose a golpes con Lorenzo Mendoza, por imponer el valor y la cultura del Petro o el Bolívar Soberano; del lado derecho, apenas separado éste de aquél por una tenue raya de tiza, pero no blanca, el portugués y el chino, en ejercicio soberano de abastos y panaderías, quienes alegan comprar con divisas con precios de dólar to day, el mismo que defiende Mendoza, se enfrentan en pareja al consumidor, a ese pendejo que le pagan con bolívares soberanos anclados en el Petro y, por sus propios intereses y hasta supervivencia, debe creerlo y defenderlo.

Si Maduro se deja atropellar por Lorenzo Mendoza, que con los suyos forman un ejército poderoso, y éste al Petro se lo mete en el bolsillo, como teme Andrés Giussepi, o por lo menos le motiva a sus preguntas, el portugués y el chino nos seguirán dando palo por las costillas. Uno quisiera que Maduro gane la pelea, ¿pero cómo hacer, primero si hay dos mercados cambiarios y segundo si el gobierno pareciera no tener, en esta guerra, ni siquiera "petras" para lanzarle a quienes le atropellan y le cogen de guayaqueta? Ojalá sea yo un pobre pesimista, equivocado y hasta ignorante, para que dado lo previsto por el gobierno y los optimistas, como dijo Víctor Theoktisto, "en un año o menos se emparejen salarios y precios". Sólo tendría que reconocer mi falsa apreciación o mis dudas, llenas de buena fe y no suceda que el agua de los ríos, en lugar de buscar el mar se vayan a las sierras. Pero por supuesto no a las guerrillas, lo que sería una locura, más si hablamos de ríos, sino buscando salidas como es su tendencia.

Después de creer terminado este artículo, leo a Luis Britto García, quien dice al respecto y para aumentar mis dudas, en su artículo "Control de cambios y saqueo":

"Pero la nueva Ley que "deroga el decreto con rango valor y fuerza de ley del régimen cambiario y sus ilícitos" en ninguna parte de su texto
establece la prohibición para el Estado de entregar divisas a los
empresarios, anticipada por Chávez y anunciada por Diosdado Cabello.
Simplemente despenaliza los ilícitos que se pudieran cometer en tal
otorgamiento, mas no lo ilegaliza ni veta en forma clara. Vale decir:
elimina los tipos delictivos, pero no veta el delito mismo. Elimina
las penas por el robo, pero no lo prohíbe. Por otro lado, tampoco
aclara si el dólar podrá ser utilizado como moneda legal, ni si podrá exigir el pago de obligaciones en dicha divisa y no en su
equivalente en bolívares a particulares y sobre todo al Estado."
Seguir enlace:

https://www.aporrea.org/economia/a267654.html

*No coloco el enlace porque me llego por correo electrónico y no supe superar el problema técnico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3440 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a267878.htmlCd0NV CAC = Y co = US