El detector que Chávez en su lecho de muerte le entregó al Presidente Maduro, al descubierto

  1. Algo clave que le dijo el Comandante Chávez al presidente Maduro poco antes de morir fue: "Ser arrecho es actuar en consecuencias y nunca mostrarlo…", "ser arrecho es avanzar sin jamás desbocarse", "ser arrecho es no darle armas al enemigo", "ser arrecho es callar sin otorgar…", "ser arrecho es tener un fino detector para conocer a los que te rodean porque el enemigo está aquí cerquita y hasta te da la mano todos los días…".

  2. Decía el escritor Hemingway que lo primero que debía tener un novelista es un detector de mierda. Pero no sólo un novelista sino y sobre todo un jefe político.

  3. Cada vez que a un jefe de gobierno se le acerque alguien con posibilidades de ser un colaborador, alto funcionario o asesor, hay que meterle bien hondo y por bastante tiempo el referido termómetro para así medirle a cabalidad su capacidad de lealtad, la fortaleza de sus gónadas, de su juicio y de su serenidad para batirse en medio de los grandes avatares que se suele padecer en medio de una revolución.

  4. "Como jefe político, usted está obligado a ser duro e implacable con sus hombres, sino se lo llevará el diablo", le dijo Chávez.

  5. Sin ese detector, como jefe político se está perdido, y el Comandante Chávez lo aplicó a Nicolás Maduro y la verdad es que no le ha fallado. Qué certero resultó su detector cuando al leerlo pudo entonces decirle a su pueblo: "-…y ustedes elijan como Presidente a Nicolás Maduro…".

  6. En aquello días terribles de octubre, noviembre y diciembre de 2012, Chávez poco a poco le fue insertando hasta el alma dicho termómetro a varios camaradas. Fue una etapa terrible, de dudas y agonías sin nombre. El barco que estaba en sus manos necesitaba un piloto joven, ducho, sereno, paciente y con un valor a toda prueba porque lo que se avecinaba era una tormenta de pánicos colectivos, de estampidas súbitas, de "juyidera" por todos lados, de traiciones, de exigencias de entregas y pactos con el enemigo por las presiones de los gringos.

  7. Y en su lecho de dolor, en esas trágicas horas de conmoción e incertidumbre, hubo quienes aspiraban en silencio que el Comandante los tomara en cuenta, y hasta soñaron, gentes faltas de raciocinio (y con unas agallas tan desaforadas y alteradas) con que Chávez pudiera elegirlos para que fuesen su sucesor. Entre esos dislocados personajes se encontraba un Alonso Quijada llamado don Jorge Giordani con… sus aspiracioncitas. ¡Insólito! ¡Qué locura, Dios mío!

  8. El día 5 de marzo de 2013 la noticia de su fallecimiento produjo un horror inusitado: fue terriblemente luctuoso para la patria, y hubo un sector dentro del chavismo que llamaremos "LOS MUERMOS", que pensaron con sus tripas y su hígado: "Esto se jodió", "Esto no dura mucho", "Yo aquí no sigo o sigo un poquito más para coger lo que pueda y luego perderme, pero de que me largo me largo…".

  9. Debió haber sido impresionante, oscuro y hasta tenebroso el ambiente y el cuadro que rodeó a Nicolás Maduro en medio del vórtice de aquellos días con hombres que habían estado sujetos al poder dejado por Chávez, pero ahora bajo su mando. Yo me imagino la mirada de LOS MUERMOS, merodeando, buscando el momento para saltar, pero a la vez engullendo y agarrando de donde fuese, en medio de la nave que los llevaba por entre bandazos generados por los gringos, seriamente escorada.

  10. El Presidente Nicolás Maduro, en aquellos días aciagos se topo con mercaderes, trapaceros, fisgones, travestis de la política de partido, celestinos y celestinas y enhiestos tentetiesos con el puñal en sus garras... con LOS MUERMOS en boca de caño.

  11. En aquellos terribles días de mediados de marzo de 2013, al lado del señor presidente, digo, Los MUERMOS, y entre ellos (y que para protegerlo) y de primero, el flamante Miguel Rodríguez Torres. El presidente Maduro se mostraba conmovido pero determinado a cumplir con el legado del Comandante. El enjambre era diario: Jorge Giordani, Nelson Merentes, Alejandro Fleming, Andrés Izarra, el General Hebert García Plaza, el portentoso Rafael Ramírez (Ratificado),… y los visitadores y visitadoras de todas las horas: Héctor Navarro, Ana Elisa Osorio, Rodrigo Cabezas, Eulogio Del Pino, Nelson Martínez, …

  12. Muchos de estos personajes lo veían caído, pero lo abrazaban y le prometían lealtad eterna. El presidente Maduro recordaba en todo momento que ser arrecho es saber callar sin jamás otorgar… y siguió los consejos del Comandante: "cuando descubras a un traidor o a un ambivalente, dale las gracias por su trabajo pero sácalo del cargo de inmediato y le das otro destino sin que se vaya muy lejos…". En otra entrega mostraré más minuciosamente otros consejos del Comandante…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6610 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a267108.htmlCd0NV CAC = Y co = US