La arquitectura del poder

Todo el mundo piensa que el proceso de cambio alternativo que se está librando en Venezuela se conduce por una vía recta, fácil de transitar sin obstáculos y libre de contradicciones, pues no es así, es un laberinto en el cual debemos vislumbrar el camino que nos llevara hacia esa realidad social política y económica que tanto deseamos, nuestro comandante eterno nos dio luces para encontrarlo y en el transitar por él se logró avanzar, pero al paso de ese caminar por los senderos de los concepto, el conocimiento y las definiciones, bajo la pujanza y arremetida de sectores ajenos al proceso y bajo la tutela imperial, obstaculizaron el camino que condujo a otro laberinto lleno de pasajes sinuosos lo que genero un estado de confusión y un sentimiento de estar perdido en una encrucijada o a punto de conducirnos hacia un callejón sin salida sin rumbo y sin luces.

Es la hora de tomar otra vía de lucha para definir el rumbo y avanzar por las sendas del crecimiento y desarrollo con un plan real para activar el aparato productivo del país a fin lograr la independencia total y salir de la pasividad, la desidia y el minimalismo que es otra forma de truncar el camino del proceso revolucionario.

Cuando se habla de tomar otra vía de lucha hay que entender que todos los sistemas económicos, políticos y sociales tienden a desaparecer si no se alimenta de su contrario. Tienen leyes intrínsecas la primera es como la ley de la vida, todo nace crece envejece y muere. La segunda, nada se crea nada se destruye todo se transforma y la tercera es la dialéctica de los sistemas, la tesis, la antítesis y la síntesis.

Aplicando estas leyes la tesis es el capitalismo, que llego a su máxima expresión el imperialismo, la antítesis el socialismo, cuya máxima expresión es el comunismo, ambos existieron y formaron una correlación de fuerzas y de equilibrio hasta que adviene la perestroika se rompe esa correlación de fuerzas y comienza a desequilibrarse los sistemas existentes económicos políticos y sociales. China tuvo que abrirle las puertas al capitalismo para seguir el proceso dialectico y no perecer como sistema y se transformó en un sistema mixto, en Cuba ya se está planteando la propiedad privada y comienza a generar otra forma de vida, y la grave crisis que hay en el capitalismo es que tiene que alimentarse del socialismo para no perecer. Se cumple la máxima que cada uno de los aspectos de la contradicción se convierte en su contrario. Y los sistemas al minimizar las contradicciones llegan a parecerse hasta que surja una nueva tesis etc.

En tal sentido Venezuela se encuentra en un punto en el cual se puede arrancar hacia la vía del medio, hacia el sistema mixto, si se va demasiado hacia la izquierda o la derecha se desploma, aplicar un sistema donde la empresa privada, las transnacionales y las empresas comunales hagan vida y apunte hacia el crecimiento y desarrollo del país. Afinar bien las leyes, las normas y reglamentos y controles para que el beneficio sea compartido, hacerle un seguimiento a los programas sociales y minimizar la corrupción, que la Contraloría General de la Republica deje de ser un mamotreto y se convierta en un ente activo para lograr tales propósitos.

Es fundamental de salvar este proceso de cambio, de lo contrario perecerá en el intento.

Cuando se nada en la inmensidad de los mares, hay que salir a flote para respirar.

marlamer278@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 741 veces.



Marlene Mercado Gómez


Visite el perfil de Marlene Mercado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: