Traer marcianos, después de anunciar los 50 productos (II)

Cuando escribí en el 2017 el artículo con este nombre, no pensé que un año después debía casi reeditarlo, pero el hecho que lo originó se repite: esta semana anunciarán la lista de los 50 productos con precios acordados, tal como el año pasado. Aspiro que el postulado de Marx sobre la repetición de la historia, cuya segunda vez, asegura, es una farsa, se deniegue en esta circunstancia. Teniendo eso como certeza, es conveniente hacer una sinopsis del proceso anterior a modo de que sirva de alerta y se hagan las justas valoraciones.

Durante el mes de septiembre se hicieron las actividades y dieron los anuncios más contundentes para la implementación de la referida medida.

EL 7, en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), fue presentada la Ley de Abastecimiento Soberano y Precios Acordados, y se leyó una lista de algunos rubro a acordar precios: leche líquida, leche pasteurizada, mayonesa, trigo, mantequilla, pasta, pescado, queso blanco, jamón de cerdo, jabón en panela, aceites, entre otros.

El 11, instalación de cuatro mesas de trabajo con los miembros integrantes de la cadena de producción, distribución y comercialización del maíz, arroz, café y caña de azúcar para estudiar y determinar los precios concertados de venta al público de los mencionados artículos.

El 12, se dio una reunión entre el Superintendente Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), el ministro de Comercio, representantes del sector pecuario y la cooperación de constituyentistas área económica y campesina para estudiar la estructura de costos del Alimento Balanceado para Animales (ABA)

El 22, el Vicepresidente anunció que se establecieron dispositivos claros de la estructura de costo en los cuatro rubros para responder una ganancia justa y una producción plena. Sentenció "Vamos a ir a una gran batalla, todo el pueblo; La Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el Gobierno y los cuerpos de policía contra los bachaqueros y los contrabandistas que violen estos precios acordados".

El 30, "Cuando los precios acordados sean publicados, al que lo irrespete vamos con todo el peso de la ley (…) y todos nosotros (…) seremos responsables de hacerlos cumplir", expresó Aristóbulo Isturiz .

Esas fueron algunas de las actividades y proclamas más significativas. Cuanto tiempo y esfuerzo invertido, el común de la gente no sabemos qué pasó, presumimos que hubo presión de algún sector poderoso o que los empresarios se fueron por atajos y prefirieron seguir con el boicot. En definitiva, las estrategias de ellos vencieron a las del gobierno, convirtiéndose el tan esperado anuncio en una frustración y decepción más para el pueblo. Lo cual es imperdonable que vuelva a pasar.

Por eso acudo a las alertas y recomendaciones que hice, tan vigentes que la literalidad es lo más pertinente.

A cada anuncio de una medida económica sigue la trampa. Esconden los productos, profundizan y fortalecen el bachaqueo, burlándose de las grandes expectativas de mejora en la calidad de vida. Les resulta fácil desmontar las funciones de los noveles fiscales utilizando los clásicos artilugios de "comprarlos". Eso ya pasó en el 2014 con aquel control de precios y fiscalización que no duró un mes.

¿Qué sujetos sociales necesitamos para que ahora no pase lo mismo? Tal vez un súper Poder Popular, una FANB e instituciones policiales compuestas por ciudadanos y ciudadanas dotados de un alto nivel de probidad, transparencia, no influenciable por esos tramposos anclados en el poder constituido que siempre pisotean y destruyen los logros de la revolución; o marcianos transmutados en terrícolas impolutos. Esta última sería la solución en una suerte de buscar "al voleo", a funcionarios que hagan cumplir fielmente lo propuesto por el ejecutivo en la yuxtapuesta realidad-ficción económica que vivimos.

Lo cierto es que esta medida se esfumará, si los mecanismos para acometerla son blandos, opacos, o desconocidos, más allá de los generales asomados en 2014. Cosa grave si sabemos que los niveles de emotividad y pasión en defensa de las políticas económicas, se desinflan en poco tiempo si no son eficaces.

Es urgente en estos momentos, hacer las cosas diferentes para obtener resultados diferentes, en analogía a aquel pensamiento atribuido a Einstein: "Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo". En consecuencia, entre otras cosas debe procederse:

a) Divulgando con claridad, los mecanismos que lleven a una implantación exitosa de las medidas, que además, las hagan creíbles;

b) Explicar cómo se abastecerá el 100% de los 50 artículos en los abastos, tiendas, mercados, supermercados.

c) Involucrar a los líderes de los CLAP o líderes naturales de las comunidades en el control y fiscalización de precios;

d) No tomar en cuenta para el control y fiscalización de precios, a aquellos y aquellas que públicamente han pretendido optar por cargos de elección popular, pues contienen el virus del oportunismo mezclado con burocratismo, y ya sabemos por experiencia que pasa en esos casos;

e) Que los procedimientos de fiscalización y supervisión siempre se activen con la triada: Poder Popular-CLAP, Funcionarios Militares-Policiales y Voceros de Organismos con competencia en materia de abastecimiento y soberanía alimentaria.

El contexto político actual, de hiperinflación que asfixia al pueblo de modo acelerado, requiere aún más que la referida medida sea exitosa, que no se quede en la proclama, que realmente como decía un funcionario arriba citado, vayamos a una gran batalla todos, pero con la garantía de salir victoriosos. Ojalá que la implementación de precios de los 50 productos acordados, sea el preludio para la victoria económica imperdonablemente aplazada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 876 veces.



Aquileo Narvaez Martínez


Visite el perfil de Aquileo Narvaez Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aquileo Narvaez Martínez

Aquileo Narvaez Martínez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a265766.htmlCd0NV CAC = Y co = US