Vampiros en Venezuela, el negocio de la medicina privada ataca de nuevo

Hace unos meses un amigo fue diagnosticado con leucemia, se le debía practicar un tratamiento de quimioterapia, cuya aplicación conlleva a ser trasfundido. Sin embargo, por cuanto tuvo que pasear por hospitales y clínicas de Caracas no pudo obtener la sangre necesaria para las transfusiones, en consecuencia se le aplicó el tratamiento en menor dosis para que el cuerpo tuviera la posibilidad de recuperarse del tratamiento, bajo riesgo de que la enfermedad empeorara.

El motivo de la falta de sangre para transfusión, es que no hay anticoagulantes, según los hospitales y clínicas.

Luego otra amiga, me contó que a su madre se le explotó el colon, lo que le provocó una fuerte hemorragia, que ameritó igualmente que se le hicieran transfusiones, para lo cual buscó también en varios hospitales y bancos de sangre, en ninguno tuvo éxito, la excusa: no hay anticoagulantes!.

Sin embargo, esta misma amiga compró 4 bolsas de sangre, milagrosamente pudo comprarlas en una clínica del Este de Caracas, su costo Bs. 40.000.000,00 cada una, es decir 160.000.000,00 de bolívares que obtuvo gracias a un familiar que está trabajando en el exterior y le envió dinero.

Después, a través de una estudiante de la UCAB me entero que estaban haciendo operativos de donación de sangre, según parece un hospital, ¿sería que le llegaron los anticoagulantes?

Me llamó la atención que la amiga con su madre enferma me contó que en uno de estos hospitales le pidieron 60 donantes por cada bolsa de sangre, no sólo por el exabrupto de la cantidad sino porque si no hay anticoagulantes ¿para que piden tanta sangre?.

¿Será que la sangre está siendo objeto de tráfico, venta o distribución ilegal?, que pasa con los anticoagulantes en nuestro país, porque si no hay sangre con la excusa de la falta de estos químicos, ¿cómo aparece sangre para la venta?

Mas alerta la situación cuando me cuentan que en un hospital del oeste de Caracas venden sangre en Bs. 80.000.000,00 cada bolsa.

El negocio de la medicina, nutriéndose de los insumos del Estado es de muy vieja data en nuestro país, desde aquel famoso personaje el Dr. Valerio, se denunciaba el saqueo a nuestros hospitales, ahora tenemos la misma situación en hospitales públicos, donde llegan insumos, materiales y se desaparecen en 2 días o menos, el saqueo es evidente.

Y esta situación se agrava con la desactivación actual de Barrio Adentro por su adecuación y remodelación, es por ello que hago esta denuncia para que las autoridades tomen cartas en el asunto, la propuesta al Pueblo organizado, es rearmar la contraloría social en hospitales y entes de distribución de medicinas, equipos e insumos para mantenernos alertas en contra de los saboteadores y bachaqueros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1405 veces.



Allans Clavijo

Abogado. Miembro del colectivo de la Radio Senderos de Antímano en Caracas. Profesor de la Misión Sucre.

 allansclavijo@gmail.com

Visite el perfil de Allans Clavijo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: