Rol de la música en la comunicación a propósito de esta contienda electoral

No pretendo sustentar las afirmaciones del reconocido Marshall McLuhan para quien la sociedad contemporánea a su tiempo vivido no es entonces sino un torbellino caótico y, de ahí que para él el medio es el mensaje; pero eso de que cuando el río o el lloro suena es que trae piedras, es para estar moscapil (mosca con las pilas puestas).

Hay personas que estorban más que ayudan a la causa a la que pertenecen y por eso el pueblo les retruca que calladitos se ven menos mal ya que cuando dichas personas abren la boca lo que hacen es encaratar su causa, aumentar su propio caos, ese fango en el que chapotean; mas, el colmo es que uno de esos sujetos a los que aludo genéricamente pero que todo el mundo conoce perfectamente pretenda hacerse llamar chavista siendo tamaño so ladrón echado de PDVSA, es decir, siendo rolitranco escuálido.

Dice por ahí el energúmeno de marras que la revolución no tiene mensaje pero será porque ese tipo oye al pueblo con los oídos tapados; ¿y, los más de dos millones de hogares que no cajitas de fósforos, y las pensiones para el pueblo, y…?

Pero, a lo que voy, al hueso, al rol de la música en la comunicación. En primer término valga el contraste siguiente, en veinte años yo no tengo noción de alguna canción atribuible a la MUD que es la misma otrora Coordinadora Democrática antes denominada Guanábana (AD-COPEI); no que no porque esa gente vive amargada y de una amargura tal que no emana ni un despecho siquiera; en cambio, de la revolución emana canción tras canción y movedera del esqueleto que eso da gusto, especialmente cuando nuestras mulatas de fuego comandan el asunto.

Y es que la tristeza es inútil, ¿es eso, la alegría, acaso o no más que un mensaje un metamensaje?, vaya, pues, un plus para que se lo calen.

Ellos pretenden gobernar pero son tan animales que no captan o no quieren reconocer que la música tiene un rol extraordinario y una connotación trascendente en el proceso comunicacional y es a lo que apelamos cuando cantamos y bailamos en nuestros actos políticos, y valga advertir que es la canción la que incita a mover el esqueleto y cuando mueves ese bicho entonces activas tu energía interior y eso desencadena la pasión por la actividad y, pare de contar sentimientos pero sépase que el sentimiento es el accionar de los sentidos.

Unas mismas palabras tienen efectos distintos si son habladas o cantadas y he ahí entonces al respecto de McLuhan con respecto a lo de que el medio es el mensaje, en este caso específico, la melodía y el modo de cantar y de bailar es meramente un medio y el medio porta el mensaje; ¿acaso no han visto a Diosmazo, que pone a mover el esqueleto a cientos de personas dentro y fuera del set de dicho programa?

E inclusive, veamos dicho fenómeno desde otra perspectiva, el puro bailar, ¿es que acaso el puro acto de bailar no es un metamensaje de por sí? ¿qué se infiere de una persona que baila, que está enojada o que está alegre? ¿y, si se está alegre, por qué?

Uno puede bailar inclusive sin escuchar la música, basta que la lleves en la cabeza y hagas ese ejercicio aunque el burro que te observa crea que tú estás loco’ e bolas y, no le pares íd.

A quienes vociferen que nosotros no tenemos mensaje hay que recordarles que no van a embaucar a nuestra gente con esas necedades, no nos van a cortar con ese vaso’ e cartón, no van a matar nuestro entusiasmo, que es precisamente lo que les duele y por eso tratan de ponerle compuertas a nuestra alegría; allá ellos con su coctel de odios y egoísmos y acá nosotros cargados de esperanzas en el porvenir de nuestra patria y por eso iremos el 20Mayo a votar por la revolución y reafirmar a Maduro de Presidente.

La reflexión del pensamiento debe ocupar el acto de saber, la esencia del conocimiento es entender la realidad; y es que el ambiente afecta el desarrollo de la inteligencia, la atrofia, mientras nosotros andamos alertas porque minuto tras minuto estamos enfrentando dificultades sobre el terreno agreste, dada la guerra a la que estamos siendo sometidos por los imperialismo chupasangres, en cambio, quienes están refugiados en su zona de seguridad forrados de millones mal habidos y a costilla del pueblo trabajador, parecieran embrutecerse porque no es lo mismo pelear por la defensa de tus derechos en medio de una espantosa realidad, que estar cómodamente instalado escribiendo bolserías acerca de esa realidad.

A zapatear para otra parte quienes pretendan vender nuestra sagrada patria; nuestro mensaje es claro, somos y seremos soberanos e independientes de todo tutelaje imperial.

Nadie volverá a poner de rodillas a este pueblo guerrero y consciente, pese a la bestial embestida imperial y el cerco económico, financiero, mediático y de toda índole conque nos apuntan, sabremos vencerlo pero hay que dar un paso importantísimo el 20Mayo en cierne votando a favor de Maduro que es votar por Chávez y, no soslayemos que hay que llenar de pueblo a Miraflores porque la fuerza emana del pueblo; así que, ¡mucha fuerza!
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 304 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guillermo Guzmán

Guillermo Guzmán

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a262516.htmlCd0NV CAC = Y co = US