Pedro Carreño describe bien al "Parásito de Roma"

Siendo fiscal general, al no proteger a Danilo Anderson, quien fuera su empleado hasta 2004, facilitó el previsible asesinato de este joven venezolano. Eso en Derecho Penal se llama dolo eventual, cuando por acción u omisión se incurre en una conducta que previsiblemente puede causar daño grave. El no proteger al funcionario al que le asignas casos de peligrosos banqueros, golpistas y mafiosos, es omisión inexcusable e inaceptable. O sea ¿En qué cabeza cabe que al fiscal más famoso y revolucionario de la historia de Venezuela su jefe no le pusiera escolta y lo dejara matar por fascistas? Y que para colmo, meses después, decidiera archivar el expediente de este brutal asesinato dejando libre a los autores intelectuales.

Pero hablemos del presente:

Traidor a la Patria: porque habla estupideces contra la Asamblea Constituyente sin apreciar que esta ha salvado a Venezuela del terrorismo guarimbero opositor que asesinó a 150 compatriotas y causó heridas a miles. Su discurso contribuye con la pretendida intervención militar extranjera y el bloqueo financiero pues al decir o insinuar que la Constituyente fracasó entonces Venezuela es vista como un Estado fallido e incapaz de resolver sus problemas.

Ese ejemplar de los oxiuros (alojado en la capital de Italia con el dinero de todos los venezolanos sin aportar nada a Venezuela) no entiende, o aparenta no entender, que la Constituyente es la fuente de paz que permite recuperar la economía del país y que sin Constituyente habrá guerra civil y nunca más volverán a aparecer alimentos ni medicinas.

Tonto útil: ni tan tonto porque sus antecedentes son de eterno coqueteo con la derecha mediante un discurso guabinoso y refomista que delata sus raíces adecas, además de su cordón umbilical que lo une su protegida LOD (a la cual postuló para fiscal general) así como sus nexos con Miguel Rodríguez Torres. Bastaría purgar al parásito de Roma, destituirlo y ponerlo a jugar banca (sin sueldo en euros) para ver al egocéntrico infiltrado velozmente brincar la talanquera y sumarse a ese grupito de mal llamados "chavistas críticos" o mejor dicho: club de resentidos sociales que se enriquecieron con cargos en la Revolución pero que sienten que merecen más porque son ególatras con alucinaciones de que son presidenciables.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7156 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: