Votar por Venezuela, la verdad y la paz

Da la impresión que la experiencia no sirve de nada, esta no es transferible a terceros ni tampoco le sirve de lección a quien le aconteció algo desagradable en un momento dado. Seguramente volverá a repetir los mismos errores en la mismas circunstancia; errar es humano, repetirlo es de tonto. En el empeño de algunos padres de intentar corregir a los hijos utilizando sus aciertos y sus deslices personales todo será en vano, dado que la verdad cambia con el tiempo. Estoy seguro que no hay verdades universales ni eternas.

Todo lo anterior me viene a la pensadora en las vísperas de las elecciones de gobernadores de República Bolivariana de Venezuela, en la cual están en juego dos modelos de concebir el mundo: el modelo socialista y el modelo neoliberal. Durante más de dieciocho años se han realizado casi dos decenas de elecciones en una "dictadura" en la que los opositores presentan sus candidatos, según la normas del CNE, las cuales ellos aceptan sin ninguna objeción.

Pareciera que el ejercicio de la democracia funciona de un solo lado, por el lado del gobierno. Porque del lado de la oposición, no. Desde que llegó mi comandante Chávez al poder no han hecho más que conspirar y sabotear la gestión gubernamental, primero la de Hugo y hoy la del presídete MM.

Al igual que a comienzos del siglo XXI, los enfrentados al gobierno que se presentan hoy en la justa lectoral son los muertos insepultos del Pacto de Punto Fijo y los bisoños de los partidos del sifrinaje que nunca aprenden, todos agrupados en la mal llamada MUD. A pesar de los errores cometidos y las mentiras de sus líderes, los electores continúan votando por sus dirigentes, a pesar de las amargas experiencias derivadas de sus actuaciones.

De allí los párrafos con el cual comienzo el artículo. Parece que los votantes que sufragaron por la oposición durante las elecciones anteriores, las desagradables y erradas experiencias de sus dirigentes no les sirvieron para nada. Aquellos intentaron derribar al gobierno de mi comandante Chávez perjudicando la población venezolana mediante un paro petrolero, con una huelga general que se sólo se cumplió en la zona del este de Caracas y en las urbanizaciones pudientes de las capitales de los estados, afectando en su mayoría a las personas que votaron por ellos. Qué decir de las guarimbas concentradas en las urbanismos de la clase media del país, cuya acciones se caracterizaron por el secuestro de sus votantes, la violación de los derechos humanos; la degradación del medio ambiente; la destrucción de los medios de transportes (metrobuses) que degeneró la suspensión de las rutas; el aumento del costo de la vida dado que los distribuidores de alimentos y medicinas no llegaban a los centros comerciales, entre tantas equivocaciones provenientes del accionar de los cabecillas de la MUD (AD, PJ, VP, UNT, y otros minipartidos).

A las tácticas erradas de los opositores debo agregar sus acciones fascista como es el racismo que los llevó a cometer crímenes de odio como fue la incineración en vida de algunos ciudadanos por el solo hecho de parecer chavista; inmolación de algunos de sus partidarios; la destrucción de servicios de primera necesidad como hospitales, centro de abastecimientos de alimentos y medicinas, incendio de oficinas de servicios que benefician a la comunidad y entidades privadas (bancos, automarcados); violencia contra las casas del partido PSUV; atentados contra instalaciones militares; entre tantas enajenaciones derivadas de los mandatos de los dirigentes que hoy se presentan como candidatos a las elecciones, como si nada hubiese pasado.

Pero no bastaron aquellas locuras cometidas por una supuesta "resistencia" contra la "dictadura". Agregado a lo anterior el sinnúmero de mentiras que le envían a sus electores con la certeza que estos no piensa y las creerán sin importar lo absurdo que sean. Imposible olvidar los bombillos ahorradores, que según la oposición eran cámaras de espionajes manejadas directamente desde Cuba; los fraudes electorales cometidos por el gobierno bolivariano sin presentar prueba alguna; la venta del Karepacupai Vená (salto Ángel) a un consorcio chino; la nacionalidad colombiana del presidente MM; la patria potestad que le arrebataría Chávez y Maduro a familias Venezolanas; la confiscación de los cuartos de los apartamentos y de las casa vacacionales privadas para alojar médicos cubanos; la eliminación de las colas después que la oposición ganara la AN; la entrega del oro del Banco Central de Venezuela al gobierno cubano; el derrocamiento de MM a los seis meses del triunfo de la oposición de la AN; la destitución del presidente MM por abandono de cargo y el llamado a elecciones; las acusaciones de narco gobierno a la administración de MM sin ningún tipo prueba; la presencia de células terroristas de Alqaeda y de la FARC en territorio venezolano; la mortandad por hambre de miles de venezolanos, entre tantas de las barbaridades de las que se le ha endilgado a la Revolución Bolivariana. A pesar de estas acusaciones absurdas y estúpidas, algunos las creen y las repite sin pudor alguno.

Todo lo anterior podría pasar como cuentos urbanos, pero lo a lo que hay que mantener atención y cuidado por su gravedad, es la oferta que le está haciendo la MUD al imperio, como es la de entregar nuestra riquezas a los grandes consorcios trasnacionales. La experiencia y la historia nos enseñan que el Departamento de Estado de EEUU no da algo por nada. No es coincidencia que a raíz de las continuas visitas de los miembros de la oposición venezolana a Washington se produjeran las sanciones económicas y las amenazas de una invasión militar a Venezuela en boca del charlatán Donald Trump. Pero los ofrecimientos de Borges, Florido, Freddy Guevara y otros van más allá de la solicitud las sanciones. Son las bazas escondidas, pero que todo el mundo las conoce, es la regalía del petróleo tal como lo hicieron los entreguistas del pacto de Punto de Fijo; es la oferta del gas; es la entrega de la faja petrolera Hugo Chávez Frías, es la cesión de nuestro oro; del contal y de todas aquellas materia prima que contribuirán a desarrollar EEUU y Europa, a cambio de la calderilla que recibirán los vende patria de la oposición.

En las próximas elecciones no está en juego sólo las veintitrés gobernaciones, está en disputa la soberanía y la paz de Venezuela. Lo de guerra no es un invento del presídete MM. El ejemplo lo tenemos en Irak, Libia, Siria, Afganistán y Yemen. No es por coincidencia que dentro de las entrañas de aquellos países estén depositadas una parte de las mayores reservas de gas y crudo del mundo, tal como sucede en nuestro país. Son los tesoros que necesitan los EEUU y la UE para su desarrollo y por desgracia se están agotando. No me lo crean a mi, me permito copiar un párrafo del libro "El imperio global" del periodista argentino Roberto Montoya:

"La concatenación de causa y consecuencias que hacía Klare (experto petrolero de USA) es clave para entender la íntima relación entre las necesidades energéticas de Estado Unidos y su constante avidez en controlar los régimen existentes en aquellas áreas del mundo donde se encuentran los principales proveedores de oro negro y gas natural. Estas regiones son fundamentalmente el Golfo Pérsico y la cuenca del Mar Caspio y, en menor medida, zonas de América Latina y África".

Y si no lo convence el párrafo anterior le copio de la misma obra: "El control de esos preciados "grifos" ha justificado para Estado Unidos, en algunos casos, el apoyo tanto a dictaduras y en otros casos, una política de acoso y derribo de gobiernos; el fomento de rebeliones, guerrillas y las más sangaretes guerras". Para quien sepa entender pocas frases bastan.

El 15-o está en juego la soberanía de nuestra patria, la verdad y la paz que desaparecerá en los estados donde triunfen los candidatos de la MUD, una paz conquistada con la elección de la ANC. Me parece escuchar las palabras del conspicuo Simón cuando proclamó en el cuartel de Angostura el 22 de octubre de 1818: "Penetraos bien de que sois todos venezolanos, hijos de una misma Patria, miembros de una misma sociedad y ciudadanos de una misma Republica". No te equivoques que la experiencia te sirva de algo, cuando vayas a votar piensa en Venezuela, en la verdad y en la paz que todos anhelamos. Lee que algo queda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 304 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a253665.htmlCd0NV CAC = Y co = US