¿Quién perderá el 15 de octubre de 2017?

Generalmente, en un acto electoral como el que vamos a tener el 15 de Octubre de 2017 en la República Bolivariana de Venezuela, se habla de una manera demagógica que no hay perdedores y ganadores, que siempre es el Pueblo que gana en una fiesta electoral y que todos al final seremos felices.

Veintiuna elecciones han demostrado lo contrario, en cada una se ha jugado la existencia misma de la Revolución y en dos oportunidades en que ha sido derrotada la opción Bolivariana, ha tenido un responsable claro y señalado, por aquella frase atribuida a Kennedy en el fracaso de Playa Girón "la victoria tiene muchos padres, la derrota es huérfana".

Ahora bien, el escenario no ha cambiado mucho en su esencia, la Oposición sigue con el plan de defenestrar de la faz de Venezuela el Bolivarianismo, lo que más allá de ser una empresa contra natural, es algo que no le ha reportado en los estratos bajos y medios bajos (más del 70% de los votantes) apoyo, salvo en sectores radicalizados por la situación económica y la proletarización de sus existencias, lo que los ha amargado hasta el punto de la locura.

El recurso siempre explotado de echar la culpa al Gobierno Nacional de casi cualquier cosa, desde la falta de alcohol en el hospital hasta la muerte de tu perro, es repetitivo y tedioso, en vista de la gestión catastrófica en Miranda, que al fin de cuentas, es la única gobernación que está en manos de alguien que no haya estado en el portaaviones de Hugo Chávez Frías.

El terrorismo vivido en las zonas controladas por la Oposición, aunado a las divisiones internas, la política vacilante de no tener un proyecto que no sea el odio a los chavistas, así como la concientización de sectores progresistas empresariales, comerciales y productivos, al ver reducida su calidad de vida por las hordas frenéticas de resentimiento y revanchismo, hace pensar que muchos sectores medios y altos, se abstendrán de votar o votarán por el chavismo.

Por otra parte, la opción revolucionaria tiene como siempre, su propia gestión como principal talón de Aquiles, no obstante la señal de cambio en sus propias filas, al proponer nuevos rostros en Guárico, Miranda, Falcón, entre otros; así como dejar a un lado aquella solidaridad automática con el mal administrador, pero amigo del Proceso, ha dado una señal clara aquellos sectores descontentos del chavismo, que fueron al final los que inclinaron la balanza el 06 de diciembre de 2015.

El voto castigo que se dio en 2015, no operará de la misma manera, por cuanto el llamado a la abstención de algunos sectores opositores, sus pésimas administraciones, la prepotencia, el entreguismo al capital internacional, el apoyo a las sanciones unilaterales de los Estados Unidos; aunado a la política incluyente directa del Gobierno Nacional, donde a cada familia o persona llega el cupón de alimento (CLAP), un estipendio mensual a los jóvenes, a las madres, a los discapacitados, a las familias con bajos recursos, las pensiones; en mi humilde opinión, votarán esos millones de subsidiados en masa por sus derechos adquiridos, tal como lo hicieron el 30 de julio de 2017.

Sumado a lo anterior, la campaña electoral revolucionaria ha sido un verdadero éxito, el verbo sapiente, sincero y sencillo de Héctor Rodríguez ha hecho casi una realidad, el despertar de esa pesadilla que hizo el fascista innombrable. La franqueza de Rafael Lacava, su espontaneidad, rememora el primigenio chavismo irreverente y encendido. Julio León Heredia ha demostrado con una campaña electoral basada en sus logros como gobernador, que si se puede ser exitoso y revolucionario, en fin existen liderazgos regionales que en perfecto engranaje con el Gobierno Nacional podemos salir de la crisis del colapso del rentismo petrolero.

Por último y sé que se preguntarán ¿quién carajo será el perdedor? Es solamente el fascismo, por cuanto tengo la certeza que opositor que gane –cosa que veo difícil- tendrá que reconocer la Asamblea Nacional Constituyente, una cosa es ser un candidato y otra tener una elección ganada, el discurso se cambiará radicalmente el lunes 16 de octubre, por ende, los fascistas serán los que griten fraude y dirán que perdió la democracia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1453 veces.



Jesús Millán


Visite el perfil de Jesús Millán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Millán

Jesús Millán

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a253605.htmlCd0NV CAC = , co = US