La espada de Damocles y la espada de Bolívar

Acontecimientos importantes está escribiendo la historia de Venezuela del siglo 21 Que nos ha brindado  victorias y más victorias, mientras más nos atacan más se hunde el barco del atacante.

El Imperio trató de acorralar a   Maduro para darle jaque mate con las sanciones económicas, pero con astucia, coraje e inteligencia pudimos esquivarlo. Con esta acción Donald Trump se colocó sin querer la Espada de Damocles. (La espada de Damocles es una frase acuñada del historiador griego Timeo de Tauromenio. Actualmente se le conoce como (Taormina) y que hasta hoy se utiliza para referirse a un peligro inminente el cual la persona no encuentra salida alguna, aludiendo a una espada que pende sobre la cabeza de alguien y que en cualquier momento caerá sobre si misma). El presidente Kennedy usó la frase en 1961 en un discurso en la Naciones Unidas durante la Guerra Fría, donde la “Espada de Damocles” era la amenaza constante de una guerra nuclear. Esta posibilidad pendía de un hilo muy débil que podía ser cortado por accidente, malos cálculos o la locura. Ahora se repite la historia con la las fuertes amenazas del gobierno de Donald Trump a Venezuela y Corea del Norte.

 Por otro lado, cuando quisieron darle jaque mate a Maduro, de inmediato se activó la espada de Bolívar. Fue esa espada la que nos está señalando el camino indicado a seguir. Fue esa espada la que presionó al gobierno a tomar las decisiones correctas, en un momento correcto y con un grupo económico correcto. Fue esa espada la que nos impulsó a la desdolarización y buscar monedas alternativas de países con una gran posibilidad de instaurar un Nuevo Orden Económico Internacional. Fue esa espada la que nos arrojará a los brazos del BRICS, que se está constituyendo en modelo alternativo al Neoliberalismo. Fue esa espada la que nos lanza con fuerza indetenible a la revalorización de nuestra moneda para meterla en la canasta de monedas de libre convertibilidad. Fue esa espada la que aceleró el proceso de toma de decisiones para dar un giro de 360 grados a una economía que lo que estaba era empobreciendo más al pueblo, por la nefasta y  brutal guerra económica impuesta desde el exterior con miras a asfixiarnos financieramente. Ya estamos en el camino indicado,  caminamos al lado de los países que quieren contrarrestar el Neoliberalismo y sus efectos nefastos sobre los pueblos. 

En ese orden de ideas, es necesario llegar a acuerdos para revalorizar nuestra moneda y ponerla a la par del euro con la finalidad de realizar operaciones comerciales, con los miembros del BRICS y  acelerar en las negociaciones, con países que ya son socios comerciales de Venezuela,  aumentar el volumen en el comercio, con transferencia tecnológica de tal manera que pueda realizarse en el país una verdadera independencia  del dólar y comercial. Después, con la transferencia tecnológica, podríamos crear otras industrias similares para evitar los monopolios y poder llegar a un crecimiento económico sostenido  que conllevará  a una verdadera industrialización y sustitución de importaciones, ¡Hecho todo en Venezuela!, con unos productos que tendrán unos precios basados en los costos de producción y ganancias adecuadas a la inflación reducida a 1 dijito y dejar de lado el modelo especulativo y depredador de los precios basado en  el  DólarToday.

Se acabó la era en que aceptábamos las condiciones de los Organismos Multilaterales: FMI y Banco Mundial etc., que para prestarnos dinero había que seguir sus recetas antipopulares que lo que ocasionaba era el empobrecimiento de  los pueblos. Su lema era: “Pueblo pobre, Pueblo dominado”. ”Nosotros somos los productores y ustedes los consumidores”. “Nosotros nos desarrollamos con  tus riquezas y ustedes permanecerán en el tercer mundo”, “Se quedaran en la pobreza, admirando como nos desarrollamos tecnológicamente con tu dinero y tu  materia prima”.

Todo este proceso de cambio estructural de fondo, redundará en beneficio de los intereses nacionales y globales del grupo económico. Para adquirir el beneficio compartido, tú te beneficias, yo me beneficio. Y no el Modelo Neoliberal depredador cuyo lema reza, “Para mi todo y para los demás las migajas”, ese tiempo llego a su fin.

La era de la libertad y la verdadera independencia comenzó en el siglo 21

“La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino”.

“La confianza ha de darnos la paz. No basta la buena fe, es preciso mostrarla, porque los hombres siempre ven y pocas veces piensan”.

 Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte y Blanco.

marlamer278@hotmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 782 veces.



Marlene Mercado Gómez


Visite el perfil de Marlene Mercado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: