Gobierno, Constituyente y pueblo hambriento

Creo que las ciencias sociales en Venezuela están de capa caída y los mass media son un erial. Uno revisa los medios de comunicación social: impresos, radiotelevisivos o digitales y apenas encuentra una que otra información, artículo de opinión o entrevista que merezca invertir tiempo, esfuerzos y recursos para leer,  recortar, guardar o retener en la memoria porque te expliquen el contexto socio económico venezolano con moderada pericia científica-técnica. Pero igual pasa en clases de docentes universitarios, aún en los postgrados, que se suponen son parte de la élite intelectual.

Todo es ideología, la falsa conciencia de las máscaras del poder, para decirlo así recordando un título de Luís Brito García. ¿Tiene tanta actualidad el remoto Parménides, quien en su afamado Poema Pedagógico acota que en el hombre no hay verdad posible sino mera opinión?

Comunicadores sociales y docentes, por ser coherente con lo antes señalado, parecen haber olvidado los criterios medianamente decentes de exponer contenidos que describan con verdad el comportamiento de las variables socioeconómica, políticas y culturales que está en juego en el momento actual. Cada cual argumenta precariamente, lo que impide que las conclusiones que se extraigan de tales flujos de información sean dignas de considerar, así como sus recomendaciones; cuando las ofrecen porque en general no van más allá del tono quejumbroso y asignar culpas al adversario, ello mientras unos y otros se consumen la suculenta tajada que se reparten del erario público.

¿No y que eran la diferencia con respecto a la Cuarta República? Si hasta el alcalde Jorge Rodríguez fue acusado de tener una ostentosa mansión en México DF, habitada por su prole y ahora anda más callado que un lagarto. Imaginamos que no es verdad que ahora este revolucionario sea un potentado, porque medios y redes sociales tergiversan todo, dicen sus críticos. ¿Aclarará ese asunto hoy lunes en su programa de VTV “La Política en el diván”?  Pues las dos últimas emisiones han consistido en repeticiones, ¿no es que su primo Luís Florido es el único capitalista de la familia?

Como dice un buen amigo, pocos de los que están ahora en el gobierno habían tenido tal poder y menos aún en este período de nuevo proceso constituyente. La última oportunidad de la revolución bolivariana, porque un pueblo hambriento y necesitado de medicinas, sin trabajo y deterioro de todos los servicios de salud, no va a salir nuevamente a líderes que los mass media y la mayoría de los miembros de la academia los identifica como aprovechadores de los recursos del Estado venezolano, ahora tan escasos.

Claro, sigue este amigo y cita a José Vicente Rangel, cuando afirma que en el país no se cuenta con una oposición política decente, democrática y que juega en buena lid, sino una trabilla de agentes extranjeros, con ideas y recursos made in USA; de tal suerte que o Maduro y las Constituyente acomodan esto se nos llevó quien nos trajo  y cada quien tendrá que tendrá que formarse su propio criterio, porque confiarse de los opinadores de oficio y beneficio, así como de los extraviados académicos de ciencias sociales, supone un riesgo.

Además, los líderes de la revolución bolivariana tendrán que buscar la asesoría de Cristal, el personaje del Seniat o del Consejo Moral Republicano, esa que invita a que todo funcionario público debe hacer su declaración anual de bienes. Y, de ser posible, como es deseable, rendir cuentas de sus ingresos y egresos, adquisidores de bienes muebles y transacciones bancarias. Sólo así serán creíbles, dice uno, pues, que es parte del pueblo hambriento sino, ¿habrá que empezar otra revolución? La revolución de la honestidad en “Las cosas más sencillas”, que diría Aquiles Nazoa y en aquellas más complejas, como esa de tener tanto dinero hasta para comprar apartamentos en Caracas y mansiones en México, como el alcalde Jorge Rodríguez, o así otras figuras que son flamantes rectoras de universidades territoriales con trabajos de grado de maestría donde plagian lo que uno ha medio escrito por ahí, ¿con revolucionarios así que esperanza de continuidad el actual gobierno bolivariano? Aclaren, pues, sus cosas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 704 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a251837.htmlCd0NV CAC = Y co = US