Lo táctico, lo estratégico y como se diluye el impacto psicológico de las acciones planificadas ante la demora

El golpe táctico es una jugada que se hace en cualquier ámbito del quehacer humano con efecto inmediato, considerado como un proceso de acciones inteligentes que rompen cualquier estrategia que se anteponga a causas que se consideran justas. Así mismo, lo estratégico consiste en acciones que se calculan, hipotéticamente, para solucionar situaciones que requieren una metódica en el transcurrir del mediano y largo plazo.

Lo que si podemos establecer es que no hay táctica sin estrategia, lo inverso no ocurre, en ese sentido se han definido planes desde que llegó el presidente Hugo Chavéz Frías al poder, los cuales conducen a dignificar a la población venezolana, y el mecanismo que se utilizó fue el de crear las misiones sociales que garantizarían alcanzar el bienestar de la población en el transcurso de tres décadas, a partir del año 2000, tiempo éste que fue definido para lograr "la máxima felicidad posible" con la Misión Cristo. En ese ínterin se tienen que realizar los virajes tácticos que permitan conseguir los objetivos preconcebidos en la planeación estratégica, la cual se tiene en el Plan de la Patria 2013 – 2019 y en la que se tendrá en la Carta Magna que se está elaborando en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) 2017 - 2019.

Cayendo en lo meramente político, con la implementación de la ANC al recurrir a la aplicación de los Art. 347; 348 y 349 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), el Presidente Constitucional Nicolás Maduro, logró el objetivo táctico, es decir alcanzar la paz, puesto que se controlaron los movimientos anárquicos y terroristas que intentaron dar un golpe de estado al gobierno democrático que él dirige.

La ANC logró un efecto o impacto psicológico, expresado éste en que 8.089.320 venezolanos salieran a ejercer libérrimamente el sufragio; además de otro grupo de compatriotas que los violentos de la oposición política no dejaron que se acercaran a los centros electorales a los cuales convocó el Consejo Nacional Electoral (CNE), demostrando que una gran mayoría entendió que en Venezuela era necesaria una concertación en la búsqueda de un acuerdo nacional para encausar, a un grupo de personas que optaron por crear el terror político y económico, hacia el camino de la paz en el país.

En un primer momento esto tuvo un resultado paralizante en los enemigos de la democracia, incluido el imperialismo yanqui, se produjo una sensación similar a cuando un boxeador le da un golpe que adormece a su contendor, es decir un "Knok Out", pero si ese golpe no es fulminante el enemigo se puede parar y arremeter a tal extremo que después de estar aturdido puede terminar ganando el combate, en más de una oportunidad ha ocurrido esa triste tragedia para quien se consideró ganador en un momento determinado.

Este símil sirve para ilustrar lo que actualmente está aconteciendo, porque sigue un grupo de desestabilizadores en el país agrediendo al pueblo desde el punto de vista económico, en donde los productos de primera necesidad son inaccesibles, aún con todos los aumentos salariales que se han entregado al pueblo, estos se han convertido en sal y agua porque los precios están al libre albedrío de los "bachaqueros" y comerciantes especuladores, de tal manera que el gobierno tiene a un contrincante tratando de recuperarse de lo ocurrido el 30 de julio de 2017.

Por eso se dice a "vox populi" que si la ANC y el gobierno nacional no atacan el problema económico en lo inmediato, a la vuelta de un mes y diez días se podría observar que el golpe táctico se pudiera diluir y la Revolución Bolivariana recibir un traspié circunstancial en las elecciones para gobernadores. Por doquier que se mueve el venezolano ve una agresión económica, en los alimentos, en los productos de higiene del hogar y personal, en el transporte privado (que según el decir coloquial es público porque carga personas) y últimamente se ha desbordado el ataque despiadado al dinero del pueblo, en los bancos públicos y privados, en donde ocurre una especie de "Corralito", puesto que generalmente no hay dinero en las bóvedas de los bancos, en los cajeros automáticos y para colmo le ponen un límite al dinero que necesitan las personas para satisfacer sus necesidades; además que hay ataques cibernéticos a los bancos del estado, debido a que a veces no hay línea en el sistema de transmisión para que se puedan realizar las transacciones bancarias.

Ahora se entiende porque en Venezuela nunca se hizo realidad "sembrar el petróleo", consigna de la vieja oligarquía, en donde uno de sus dechados de la intelectualidad, Arturo Uslar Pietri, la blandía como argumento político, pero que en el fondo no era muy deseada, ya que no era conveniente para el imperialismo norteamericano y sus secuaces que en este país se pudiera tener independencia y soberanía en el usufructo de las riquezas, en el uso de la biodiversidad, en el manejo del comercio y las finanzas, porque si eso ocurría no se podía explotar al pueblo y poner de rodillas a sus gobernantes, como en el pasado ocurrió en estas tierras y actualmente sucede en países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Paraguay y Uruguay, entre otros.

Es por eso que se le da la bienvenida a la crisis, bienvenido el bloqueo comercial y financiero del gobierno gringo, encabezado por Donald Trump y sus aliados de Europa y de todas las empresas transnacionales expoliadoras, porque la patria de nuestros próceres enfrentará todo tipo de ataque, y parodiando al ilustre poeta y periodista venezolano Aquiles Nazoa, se pondrán a prueba los "Poderes Creadores del Pueblo" para que de verdad se logre tener un país prospero que no tenga que pedir permiso a los descendientes de la "Doctrina del Destino Manifiesto", a quienes enfrentaron, cada uno en su tiempo, los libertadores de la patria: Simón Bolívar y Hugo Chávez.

Por lo anteriormente expuesto, se debe aplicar el refrán de no dormirse en los laureles, no dejar que se diluya el golpe táctico, porque catástrofes electorales han ocurrido y para muestra tenemos el botón del 06 de diciembre de 2015, cuando la Revolución Bolivariana y el gobierno tropezaron con un imprevisto, al considerar que el enemigo político no podría remontar las derrotas sucesivas que le propinaron Chávez y Maduro; y ocurrió todo lo contrario, al lograr el adversario político una amplia mayoría en las elecciones para la Asamblea Nacional, victoria que obtuvieron y no supieron aprovechar políticamente por su desmesurada incapacidad, que a la vista de todos está.

Con lo anterior quiero decir que comparto plenamente el criterio de muchos compatriotas, entre ellos el del constituyentista Dr. Julián Isaías Rodríguez Díaz, quien ha manifestado que el tema económico es una prioridad para frenar la exageración de los precios de los productos alimenticios y de la cesta básica y conexos, entre otros, impulsados por el valor del dólar paralelo o "dólar del mercado negro" que una página Web llamada Dolartoday lo fija como el marcador de referencia en Venezuela, el cual no obedece a ninguna lógica económica del sistema capitalista o del socialista. Debe legislarse contra los sobreprecios, que induce ese dólar paralelo, el contrabando de extracción de productos (alimentos, gasolina y otros derivados del petróleo), la fuga de divisas, todo aquello que afecte la economía y aplicar la justicia.

El pueblo en momentos como estos es el más sabio y a coro dice que es necesario trabajar lo político y lo económico en paralelo, que la ANC no debe entretenerse en largos debates en lo político mientras él anda en penurias, porque todos los asambleístas están claro en lo que debe hacerse al respecto, trabajar en la Comisión por la Justicia y la Verdad y la Reparación de las Victimas, en las leyes que van surgiendo de ese pueblo protagónico y participativo y de las comisiones. En esta coyuntura electoral y para lo adelante atender los análisis del diagnostico económico que ya lo tienen, lo han revisado con la Comisión Económica de la Presidencia de la República, liderada en su momento por el hoy candidato a la gobernación del Estado Anzoátegui, Prof. Aristóbulo Istúriz y que ahora la atiende el Ministro del Poder Popular para el Comercio Exterior e Inversión, Ing. Miguel Pérez Abad, ante ese escenario se necesita dar solución a lo importante en lo inmediato. "En la demora está el Diablo", en más de una oportunidad lo recordó el Comandante Eterno Hugo Chavéz. Un día de atraso es una ventaja inmensa para el adversario político.

MSc. Omar José Hernández Borges

omarhdez78@gmail.comomarhdez78.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 679 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a251745.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO