Aporrea fue extorsionada y Juan Veroes se metió a corrupto (III)

LO QUE FALTABA: A CONFESIÓN DE PARTES RELEVO DE PRUEBAS

Ayer, lunes 21/08/2017, fui sorprendido nuevamente: 1. No pude ver el tan anunciado eclipse solar y 2. Lo que más me sorprendió es haber recibido, y luego haber constatado, un mensaje de Juan Veroes, donde deja entrever que extorsiono, chantajeó, convenció, tergiversó, corrompió o tiene favoritismo y hace uso de tráfico de influencias en Aporrea o, ¿Quién sabe si manipuló al contador oficial que lleva el número de lecturas que va "empujando" los artículos hacia los más leídos?

"Hermano: lamento mucho lo que acaba de hacer Aporrea con su artículo, lo bajaron debajo de los míos. Yo no tengo la culpa. 5:45 pm"

Este fue el mensaje, de marras, recibido, a las 5:47 pm, desde su email (juanveroes66@gmail.com) dirigido al email que aparece en mi perfil en Aporrea (escolagzulia@gmail.com) con una grave acusación de parte del propio y mismísimo, Don Juan Veroes, quien se atrevió a colocar como asunto y en mayúsculas: LO ACABAN DE BAJAR ¿Quién? ¡APORREA!

Más claro no canta, este gallo llamado, Don Juan Veroes: No fue el contador que mide el tráfico y la frecuencia de lecturas (¿Alexa.com?), ni la emoción o curiosidad de los y las lectoras de Aporrea que leen los siempre gratos, acuciosos y hasta humorísticos artículos de Juan. Fue, sencillamente, Aporrea, la culpable de bajar mi artículo: "Germán Ferrer, Alexis Arellano y Nicolás Maduro: ¿Son corruptos?" (Ver: www.aporrea.org/actualidad/a25115.html) que punteaba al suyo en horas del mediodía ¿Logró corromper a Aporrea? o a ¿Alexa.com?, para que colocara delante del mío, el suyo: "Ya calló la banda de la fiscalía, ahora vamos por la del BCV" (Ver: www.aporrea.org/actualidad/a251209.html) donde se escuda en su email alternativo (juanveroes64@hotmail.com)

HABLANDO EN SERIO: A VECES, JUZGAMOS APRESURADAMENTE

Voy a contar dos anécdotas, entre tantas que tengo, para mostrar de cómo "las apariencias engañan", como dice nuestro pueblo y, muchas veces: "pagan justos por pecadores" o "la soga revienta por lo más delgado".

Voy a tratar de ser breve y reducir detalles al contarlas:

En Agosto de 2000 gané el concurso público para desempeñarme como Director de Planificación de la Gobernación del estado Táchira. De este modo, el entonces capitán, Ronald Blanco La Cruz, quien había ganado las elecciones como Gobernador del Táchira, hacia ciertas sus palabras y su compromiso de realizar concursos, abiertos y públicos, para quienes desearan ocupar cargos importantes en la administración pública.

Propuesta que habíamos presentado, inicialmente, al recién electo Presidente, Hugo Chávez Frías, el 20 de diciembre de 1998, en la Viñeta, cuando aún no había sido juramentado como Presidente. Propuesta que, él mismo, ese día, desestimó porque no tenía, según su apreciación: "viabilidad jurídica". Tal vez, estaba pensando en incluir, esta idea, en la Constituyente de 1999, en la nueva Constitución o en las Leyes, por venir.

Un paréntesis: Han pasado casi 19 años ¿Habrá, en estos momentos, alguna ley, o bien, será posible apoyados en la actual CRBV hacer estos concursos abiertos entre nosotros? ¿Por qué no lo ponemos en práctica? Y si, aún, no es así: ¿Podrá la ANC, considerar esta propuesta y establecer una Ley que obligue a realizar concursos públicos para optar a cargos de dirección, desde Ministros, Presidentes de Empresas del Estado, hasta cargos directivos en las Alcaldías y Consejos Comunales? No sería interesante, además de los Jueces, miembros del CNE y profesores universitarios, hacer concursos con criterios técnicos, políticos y éticos o espirituales, para designar Ministr@s y Viceministr@s, Presidente de PDVSA, CVG, CANTV, CORPOELEC o PEQUIVEN, por ejemplo. En fin, volveremos sobre este tema en otro momento. Retomo el hilo:

Un buen día, no sé si lo he dicho públicamente antes, al culminar un acto realizado, en la sede de la UBV, en Paramillo, se me ocurrió decirle al señor Gobernador, Ronald Blanco La Cruz, con la confianza que para entonces nos teníamos y en mi condición de Director de Planificación, Proyectos y Presupuesto de la Gobernación, que si deseaba irse conmigo pues quería mostrarle una camioneta nueva que acaba de comprar. Era un camioneta Chevrolet, Vitara, color verde, muy espaciosa y confortable, que había comprado, en diciembre de 2000. El Gobernador accedió, dio instrucciones a sus escoltas y se dirigió conmigo al estacionamiento. Al montarse en la camioneta y disfrutar el "olor a nuevo" que se respiraba, sonriendo y con un gesto de picardía, me preguntó:

  • ¿Y esta camioneta?

  • Y con mucha felicidad y alegría, en mi corazón, le respondí orgulloso: "ACABO DE COMPRÁRMELA".

  • Entonces, el señor Gobernador, Ronald Blanco La Cruz, como tratando de ir al fondo del asunto y repitiendo las interrogantes de quienes le acompañaban en su equipo de gobierno, que días antes me habían abordado pidiéndome detalles de la camioneta, me preguntó: ¿Cuánto te costó? ¿Dónde y a quién se la compraste? ¿Es nueva? ¿La compraste a crédito? ¿Qué marca es? ¿Es seis cilindros y 4x4? ¿Qué kilometraje tiene?... y finalmente, con la confianza que nos teníamos, viene y me pregunta a boca de jarro: "¿Y de dónde sacaste el dinero para comprarla? ¿Hiciste algún préstamo? ¿Qué Banco te dio el crédito?"

  • Supongo, lo sorprendí con mi respuesta: "No, LA COMPRÉ AL CONTADO"

 

  • "¡Al contado!" Exclamó el señor Gobernador, Ronald Blanco La Cruz, hombre que much@s consideramos: recto, honesto, honorable y quien el 4F de 1992, había acompañado a Chávez y al resto de militares de la "rebelión militar" que hastiados de tanta corrupción, en las Fuerzas Armadas y en el liderazgo político de la época, decidieron dar un paso al frente, arriesgar su vida y tratar de enfrentar tanta putrefacción del sistema político y militar existente.

  • "Sí ¡AL CONTADO!" le reiteré con firmeza.

  • Y entonces volvió a repreguntarme: "¿De dónde sacaste el dinero?"

  • Hasta entonces yo no había caído en cuenta del porqué de esta pregunta tan directa y las que me hacían quienes veían mi flamante camioneta parada en el estacionamiento en el Palacio de los Leones, frente a la Plaza Sucre, en las instalaciones de la Gobernación. Y, como una ráfaga vino a mi mente, a veces ingenua, desacostumbrado, sin experiencia política práctica previa y sin haber ocupado cargos de importancia gubernamental, intuí que realmente su pregunta era: ¿Cómo hiciste para conseguir tanto dinero, en tan poco tiempo, si apenas tienes 4 meses en el cargo?

 

Entonces al caer en cuenta de su posible preocupación, sus dudas, de hombre honesto, probo y recto, que veía que uno de sus colaboradores había podido comprar una camioneta tan "lujosa" en tan corto tiempo y de paso AL CONTADO. Mirándole a los ojos y confieso que un poco molesto, al develar, la "mala" intención de su pregunta le expliqué incómodo:

  • "Tal vez, tú no sabes que, cuando nos conocimos, en diciembre de 1998, en Caracas, ya yo tenía más de un año jubilado de la Universidad del Zulia (me había jubilado el 01/05/1997 Ver: www.aporrea.org/actualidad/a25014.html) y, tres años y medio después, por fin, LUZ, había saldado parte de la deuda, por prestaciones sociales, que me correspondían como profesor jubilado. Me acaban de pagar 64 millones de bolívares y tomé 15 millones, para comprarme esta camioneta porque creo merecérmela". Y con voz de patriota comprometido, desprendido y desapegado de bienes materiales, como creo haberlo demostrado, en toda mi vida, le dije: "La voy a poner al servicio del proceso. No voy a pedirte que me asignes una camioneta nueva a través de la Gobernación, al contrario, la pondré al servicio de la Gobernación. Así que entregaré el carrito Toyota que me fue asignado."

  • Ronald, probablemente, apenado y como si recuperara o reafirmara su confianza en mí, colocándome su mano en el hombro me dijo: "no te molestes, sólo quería saber cómo habías hecho para comprar esta hermosa camioneta. Disfrútala. Dios te permita que la conserves por mucho tiempo…"

Ciertamente, más adelante, cuando me correspondió ser el Presidente de CORPOANDES, esa camioneta Vitara verde, fue el carro oficial de la Presidencia, porque al llegar a la Corporación, todos los vehículos, incluida la camioneta del Presidente, estaban destartaladas y en reparación. Pueden dar constancia los trabajadores de CORPOANDES y quienes me acompañaron en mi gestión. Fue casi al salir que accedí a tener chofer, y usar, hasta con vergüenza, una camioneta azul reparada.

Menos mal no monté a Juan Veroes en la Vitara, porque es capaz que hubiera dicho, en alguno de sus peligrosos artículos, que me robé de CORPOANDES una camioneta y me llevé la más nueva jajajajaja.. Y, en efecto, me la llevé. Era de mi propiedad. Al llegar a PDVSA Occidente, fue otra cosa. Allí me ponían taxis, para lo que quisiera y, en menos que canta un gallo, ya tenía asignado un carro nuevecitico. Esa es otra historia, de privilegios y despilfarros que, ¡por ahora!, me reservaré.

CONCLUSIÓN: A veces, hay que chequear bien de donde provienen los fondos, las finanzas, los cobritos… que les permiten, a ciertos políticos y funcionarios públicos, tener lujos, privilegios, ostentaciones… lamentablemente, en medio de tanta miseria, pobreza y limitaciones. Yo mismo lo he vivido, por ejemplo: mientras construyo, con muchos esfuerzos y sinsabores, la Casa de América Latina y del Caribe. Se me aguan los ojos, al saber, cuanto he tenido que sacrificar a mi familia y mi propia salud. Cuanto he tenido que pasarla mal y en soledad, por mi terquedad y mi orgullo. Y cuánto han hablado mal de mí, incluso seres muy queridos, que se han atrevido a decir y, peor aún, a pensar que esta casa proviene de fondos mal habidos y corruptelas, para no decir algún@s vecin@s. No voy a dar explicaciones que nadie me está pidiendo. Ojala, algún día, se comprenda mi consagración. Dios quiera. Estas invitado, Juan Veroes. Y, tod@s ustedes, a conocerla y hacer buen uso de ella.

CUANDO LOS VICTIMARIOS SE CONVIERTEN EN VÍCTIMAS

Hay personas que son, a veces, como aquellos alquimistas capaces de tratar de convertir el flogisto, el plomo, o cualquier metal, en oro. Aunque al correr el riesgo de querer transformar, cosas estrambóticas, como la orina en oro, les puede ocurrir, como le pasó a Hannig Brand, en la ciudad alemana de Hamburgo, en 1675, que después de todos sus esfuerzos en convertir orina en oro, le surgió algo nuevo e inesperado: el fósforo. Tratan de hacer una gracia y les sale una morisqueta.

Así pasa, a veces, los victimarios terminan siendo finalmente las víctimas o a la visconversa. El acusado se convierte en acusador y el acusador en acusado. ¿Si me explico? Acaso no es un brollo o corrillo permanente que, por ejemplo, Diosdado Cabello, es "uno de los líderes más corruptos del país" y no creo decir nada extraño porque él mismo lo ha comentando en su Programa "Con el Mazo Dando". Recuerdo que él ha dicho que una serie de empresas que dicen por allí que le pertenecen, él ha dado autorización para que las invadan o las expropien y el otro caso es el de la supuesta casa que le estaba construyendo a su hija, denuncia que hizo Patricia Poleo, desde Miami, terminó siendo un Hotel en Margarita, de un empresario que estuvo incluso en su Programa.

Bueno, ahora resulta que ese caballero, que es uno de los supuestos políticos más corruptos en Venezuela, se atrevió a acusar a Germán Ferrer, compañero Diputado de su tolda y esposo de la Ex Fiscal (que debería tener muchísimas pruebas bien soportadas de corrupción de Diosdado y de muchos líderes chavistas) de tener una red de extorsión y chantaje en el Ministerio Público, apoyado en Fiscales del MP y de la propia ex Fiscal. Si tiene rabo de paja ¿Por qué se atrevió a hacerlo si pudiera venir el contra ataque? ¿Acaso Luisa Ortega Díaz y Germán Ferrer, denunciaron antes de que los denunciaran? ¿Cuál es la verdad? Yo confío, con honestidad, que la justicia se imponga. Caiga quien caiga.

PRIMERO LO PRIMERO: "LOS DE ARRIBA" DEBEN SER EJEMPLOS

Lo que sí está claro es que debemos priorizar la investigación rigurosa y urgente, particularmente de "los de arriba", porque si no hay confianza y credibilidad sobre ell@s es preferible que renuncien o se retiren. Eso fue lo que hice en PDVSA Occidente, cuando después de ser fundador y ser nombrado el primer Gerente de Desarrollo Social de PDVSA, un personaje muy conocido, que iba por el país dictando Charlas sobre "PDVSA por dentro", se atrevió a poner en dudas mi capacidad y responsabilidad y note que Félix Rodríguez, dudó de mi y preferí solicitarle que me diera las vacaciones, que tenía pospuesta, y dejé que otros, que tenían mayor experiencia y credibilidad, asumieran esa responsabilidad. Me dijeron que era un pendejo, porque manejaría más recursos que cualquier otra Gerencia y casi el presupuesto de una gobernación. Pues sí, creo que soy un pendejo, pero no puedo despilfarrar la herencia de mis padres: la HONESTIDAD. Y, visto lo que ocurrió después, donde se vieron involucrados quienes se encargaron de esta Gerencia, debo decir que me siento complacido, en parte, de haber tomado esa decisión. Consciente que, en esos cargos, estamos sujetos a críticas, guerras psicológicas, descalificaciones, chantajes, amenazas, presiones de todo tipo… Algo parecido me pasó en la Coordinación Nacional de los Núcleos de Desarrollo Endógeno de PDVSA, luego que el Presidente Chávez aprobó 60 millardos de bolívares y no pudimos manejar ni un céntimo. Esa es otra historia que algún día contaré con detalles. Cada cosa irá saliendo cuando corresponda.

EL PERSEGUIDO PUEDE CONVERTIRSE EN PERSEGUIDOR

En fin, voy a narrar mi segunda anécdota:

Siendo Presidente de CORPOANDES, tenía como rutina salir a caminar, para controlar el stress, mantenerme en forma, cuidar la salud y, sobre todo, para meditar y pensar sobre los difíciles problemas que tendría que enfrentar durante el día. Una mañana, decidí bordear el Parque La Isla, en una avenida cercana a la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la ULA y la Universidad Nacional Abierta (UNA). Cerca de la Plaza de Toros, de Mérida, sino recuerdo mal. Era el año 2001. Al mirar a lo lejos, diviso una joven que viene en sentido contrario, bien vestida y de su hombro guindaba un bolso multicolor, de esos que con elegancia, se mueven al son del tongoneo y del tiquitaqui de la beldad que los sostiene.

Un poco más atrás, viene caminando un joven vestido deportivamente. De pronto veo que el joven acelera el paso, se acerca a la joven y le trata de arrebatar el bolso y la joven forcejea para evitar que el rufián se lo quite. Entonces, atónito, reacciono y corro hacia la joven para tratar de ayudarla y ella gritando me pide ayuda. Sin pensar en los riesgos, corrí tan rápido como pude a su encuentro y veo que el joven, saca algo del bolso, lo suelta y sale corriendo. Al verificar que la joven está bien, decido perseguir al malandro y mientras corría detrás de él, para mi sorpresa el joven comienza a gritar: ¡ladrón, ladrón, ladrón! Ese hombre me quiere robar. Refiriéndose a mí. Sorprendido me percato que el joven ladrón se ha convertido, en cuestión de instantes, en el perseguido y yo en el perseguidor. Él era la víctima y yo el victimario. La carreta delante de los bueyes. Estupefacto y sobre todo, extenuado y con poca posibilidad de alcanzarlo, opté por detenerme, echarme a reír de la sagacidad del joven atracador y regresar donde la joven para auxiliarla, pues estaba aún muy nerviosa bajo los efectos de la sorpresa recibida.

CONCLUSIÓN: Como aprendí de unos poemas que leí, cuando aún era niño y nunca he olvidado: "No todo lo que brilla es oro, aunque brille por oro lo que es cobre". A veces, no es fácil saber quién es la víctima y quien es el victimario. Sobre todo porque hay gente, personas, líderes, políticos….que son un@s, verdader@s y profesionales, actores o actrices. Es más esa es la especialidad de much@s. La autenticidad, brilla por su ausencia. Son capaces de convencer con su actuación, a cualquiera otra persona e incluso a las masas, que ell@s dicen la verdad, aunque sea una gran mentirota. Son gente mala que hace el papel de buena o gente buena capaz de parecer el malo o la mala de la película. L@s hay quienes son capaces de dorar la píldora o convertir el revés en victoria,

En fin, no siempre es fácil saber cuál es la verdad verdadera. Sobre todo en países donde la justicia se compra con relativa facilidad. Por cierto, esto es válido, incluso, en los Estados Unidos de Norteamérica, donde se ufanan de que la justicia y las leyes son estrictas y que es difícil que alguien pueda burlarse de las mismas.

A PROPÓSITO DE "CASUALIDADES"

Justo ayer, ¡Qué casualidad!, vi una película, basada en la vida real, titulada: CONFIRMACIÓN, en la que el candidato a Juez Rector, del Presidente George Bush (padre) el Juez de color, Clarence Thomas, fue acusado de haber cometido actos de acoso sexual, en contra de una de sus asistentes, de nombre Anita Hill y esta, a pesar de todas las pruebas que parecían favorecerla, debió desistir, cuando se percató que las estratagemas jurídicas, comunicacionales y políticas, ponían todo a favor del Juez, quien, finalmente, ganó su postulación, con un margen muy pequeño de votos. Allí, podemos ver un ejemplo de cómo una víctima terminó convirtiéndose en victimaria. No es fácil, a veces, reine la verdad.

NOTA FINAL. Apreciado Juan, gracias por haberme dado la oportunidad de mostrar, no sé si de demostrar, que a veces le echamos la culpa a quien no la tiene. Tú te has ganado, el respeto, la admiración, el cariño y la preferencia de los lectores de Aporrea y mereces, como en efecto sucede, que te coloquen siempre bien arriba de humildes, sencillos, disparatados y apenas principiantes en este difícil y, a la vez, placentero arte de "hablar" para la posteridad y dejar sembrado algo en la mente, el alma o el espíritu, de quienes se atrevan a leernos, como dijera Kotepa Delgado: ESCRIBE QUE ALGO QUEDA.

Con esta me desquito la que me hiciste la última vez, cuando con tus influencias y medios de corromper a Aporrea te publicaron:

"Yo no pague ni un centavo a Hugo Moyer por esta propaganda"

Ver: www.aporrea.org/actualidad/a250931.html

Sólo espero que este artículo lo lean muchas más de 500 personas, para poder irme desquitando, poco a poco, las que me debéis.

Dios te bendiga, querido amigo-hermano, Don Juan Veroes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2013 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: