Oficialismo pone balón en campo MUD al adelantar elecciones. ¿Hubo fraude?

Por los rasgos externos, la reacción de un lado y otro del universo político venezolano, hay lecturas de distinto orden o sentido acerca de lo acontecido el 30J.

Por lo menos, si uno se atiene a lo formal, ese declarar que hubo fraude y que lo números no fueron los que cantó el CNE, avalado por la posición ambigua y hasta temerosa del rector Luis Emilio Rondón, la oposición leyó muy mal lo acontecido primero cuando el simulacro y luego el 30J.

Si la actitud opositora la avalamos con lo declarado por el señor Mujica de Smarmathic, desde Londres, por cierto bastante lejos de las máquinas y el centro de conteo total del CNE, observaremos que la cosa no es muy ventajosa. Esta empresa, que ha sido cuestionada y a quien el CNE dio oportuna respuesta, sólo habló de una presunta manipulación de las máquinas, pero terminó admitiendo que en lugar de 8 millones y mas, pudo haber sido siete millones y más. ¿Cómo lo supo sin tener acceso a la información? No lo supo, sólo que se vio obligada a decir lo primero que se le ocurrió, por razones extrañas que pudieran no ser ajenas a la presión que se ejerce sobre Venezuela desde los frentes externos de poder y, dio una cifra que en fin de cuentas, admite que el proceso fue exitoso.

En todo caso, lo que interesa para lo que aquí plantearemos, es que la oposición sostiene, no sé si lo cree, que la cifra fue hasta muchísimo menor que la dada por Smarmathic. Sus voceros y aliados, como encuestadoras, firmas de negocios y medios de comunicación, se mueven entre 2 y medio y tres millones. Por ejemplo, Luis Vicente León de Datanálisis, habla de una cifra parecida a esa. De la misma manera que, un personaje relacionada con la misma encuestadora, ha desmentido a Maduro cuando este habla de contar con un respaldo del 35 por ciento. Por ese particular aquél ha dicho que sólo es del 17 por ciento. Por supuesto, no sé si el señor encuestador, como el mismo Maduro, confunden el respaldo que este pudiera tener, con el proceso político conocido como "Revolución Bolivariana" o chavista, para mejor entendernos. Obviando que son cosas totalmente distintas aunque para algunos no lo parezcan. Como también es distinto el rechazo que el venezolano siente por la violencia, las guarimbas, quema de seres vivos y destrozos al patrimonio nacional, por sólo señalar unas pequeñas cosas.

Pero la verdad es que el rector Rendón, Smarmathic, Datanálisis y la buena parte de la oposición sabe que los números del CNE son ciertos. Por eso, Gerardo Blyde, declaró que "llegamos al final de los marchas y los trancazos". Está consciente, tanto que salva su responsabilidad en eso, que todo resultó un fracaso, pues no tumbaron al gobierno, impidieron la elección Constituyente y menos que una importante cifra de venezolanos se volcase a votar, en buena medida por la paz, es decir, en rechazo a lo que los suyos han venido haciendo.

A la oposición se le advertido; su práctica política se ha traducido en rechazo hasta de su misma gente. Por ejemplo, ¿cómo concebir que los habitantes de Lechería, Estado Anzoátegui y miles o millones de zonas residenciales a lo largo del país, estuviesen gozosos durante más de tres meses secuestrados y sometidos a las adversidades que genera aquel tipo de lucha violenta, sin hablar de lo ilegal que ello significa?

¿Cómo podrían evaluar las multitudes, no los pocos obcecados e incapacitados para razonar sanamente, aquella barbarie de quemar personas?

Ese accionar irracional, donde el odio sustituyó todo lo bueno que puede haber en el humano, truhanes y delincuentes a dirigentes políticos, se tradujo en los resultados del 30J. Si bien es cierto que la agenda económica, o para mejor decirlo, la tragedia que el venezolano percibe directamente cuando comprueba que su salario es insignificante frente al precio de las cosas más elementales que requiere para su subsistencia, tiene un enorme valor al momento de asumir su preferencia electoral, no tiene dudas que la violencia le hace más daño, pues recoge lo anterior y no sirve para resolver lo que le aqueja.

Creo que la oposición ha concluido, al fin en eso que acabamos de decir. Es por eso por lo que AD y gran parte de la oposición ha optado por la salida electoral y participar en las elecciones venideras. No es sólo por evitar quedarse afuera, como ya lo hicieron cuando las elecciones legislativas de antes de la actual AN y ahora ante la constituyente. Si creyesen que la violencia les ha dado resultados no les importarían esas elecciones y continuarían en lo suyo, por lo menos hasta un nuevo cuadro o coyuntura. Porque lo dicho no significa que hayan renunciado a la violencia, habiendo de por medio el interés de desbaratar el Estado y derogar todo lo constitucional desde 1999 para acá. Por esto mismo, no condenaron el asalto al cuartel de Paramacay y casi, les faltó poco, por lo menos a los opositores de aquí adentro, para elogiarlo y asumirlo como propio. Del mismo modo que salvo pocas excepciones, tampoco se han pronunciado contra la soberbia, abuso e irrespeto a la soberanía de parte de Trump.

El bando oficialista ha hecho también su lectura de lo acontecido. Piensa que los resultados del 30j significan que buena parte de los venezolanos atraídos por el discurso y accionar de Chávez pero descontentos con el gobierno, han vuelto al redil. Quizás hasta creen que eso es incondicionalmente. Decimos esto, porque los discursos triunfalistas parecen indicarlo y las reacciones ante el asunto electoral, llenas de sectarismo y casi desprecio por los amigos y aliados así lo indican. Como también el atreverse a proponer, por intermedio del diputado Earle Herrera, adelantar para octubre venidero las elecciones de gobernadores. Suponen que el efecto de ahora, el del 30J puede y debe reproducirse en lo inmediato; como decimos los venezolanos, para luego es tarde. Lo ven como una ola inmensa que se levantó y tardará poco tiempo en diluirse en la orilla. Y podría serlo, porque volvemos a insistir que, lo prioritario de ahora para el venezolano es encontrar los alimentos y a un costo que les sea accesible.

No es difícil predecir que ese cambio en la economía que los venezolanos ansiamos no está cerca. Son complejos los motivos que la situación conforman y complicados los mecanismos a accionar para remontarla. Pasa por disponer de recursos, diseñar adecuadamente lo que haya que hacer y llegar acuerdos en distintos niveles, conciliar complicadas discrepancias y concepciones, disipar dudas, etc.

Es decir, el sector oficialista cree este es el momento preciso, mientras más pronto mejor, para efectuar esas elecciones bajo los efectos de la ola que aun no se recoge o retrae hacia el mar profundo. Por eso propone adelantar las elecciones. Pero también baja la bandera de la MUD según la cual el gobierno no quiere elecciones sino perpetuarse en el poder. Y lanza al mundo una prueba contundente contra la prédica opositora y sus aliados internacionales, según la cual, en Venezuela hay una dictadura.

La oposición le dijo al país que el 30J hubo un fraude. No fueron ocho millones y más, es decir el casi 42 por ciento de los venezolanos, sino apenas un tres o, lo que es lo mismo, una pírrica parte de quienes tienen derecho a sufragar.

Siendo así, entonces la oposición no tiene otra opción que apoderarse de la propuesta oficial y respaldar las elecciones para octubre. Si no lo hace, entonces estaría convalidando que su discurso de fraude y aquel, según el cual el 16 de julio, 12 millones de venezolanos, deseosos de sacar al gobierno le apoyaron, es embuste. Justificarse con la composición del CNE, el mismo que administraría las elecciones en Diciembre, no va justificarla.

Adelantar esas elecciones tiene una ventaja para el país todo, conocidos los resultados, los gobernantes y todo el mundo en su puesto, pueden dedicarse más pronto a responder el clamor nacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1712 veces.



Eligio Damas


Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a250840.htmlCd0NV CAC = , co = US