Los verdugos castigan la lealtad y llaman a la rebelión

La oposición terrorista no está jugando carrito, y tiene aliados en las áreas en las áreas medulares quwe tocamn directamente la paciencia del pueblo que el domingo 30 dio una muestra más de estoicismo y de amante de la paz, cuando desafiando la muerte y el terror que siembran en las calles los milicianos de la CD=MUD, salió a votar por la constituyente, atendiendo el llamado del presidente Nicolás Maduro, en defensa de la paz y del legado del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías.

Esa lealtad y esa capaxcidad de soportar la tortura y psicol+ógica y el hambre a que lo ha sometido la derecha nacional e internacional, westá siendo inmediatamente castigada por los operadores político del terrorismo fascista, como son los comerciantes del eamo de la alimentación, ropa, calzado y otros rubros dee primera necesidad.

El ataque ha sido grosero y artero y hasta el mnomento el gobierno no le ha respondido a ese martirizado pueblo y la mafia asíatica sigue haciendo de las suyas cambiando de precio a los artículos de consumo masivo en intervalos de horas.

Es así como el arroz, que hasta el domingo 30 estaba en 8.500 el kilogramo, hoy lo tienen a 20.000 bolívbares, el azúcar que vendían el kilo a 8.000 bolívares hoy está en 15 y 18 bolívares, la harina de maiz, está en 18 m,ilo bolívares y la de trigo ya raya los 20.000 y no hay ningún funcionario, nacioonal, regional o municipal, que le ponga fereno a este robo descarado contra el pueblo, a quien de paso obligan a hacer larghas colas, porque los negocios aun cuando tengan capacidad para albergar a mas de 30 clientes, reducen el acceso a 10 clientes y hasta que esos no salen, no igresan quienes están afuera llevando sol y agua ante la mirada burlona de empleados que parece que gozan con eese maltrato, caso concreto es de los Día a Día en Ciudad Bolívar, donde las colas forman parte de la conspiración de los propietarios de estos negocios.

En los negocios en manos de asiáticos que ahora tienen el 95 por ciento de estos establecimientos, también ocurre lo mismo y pareciera que son quienes ejercen el gobierno en materia de distribución de alimentos, porque amén de imponer condiciones para la venta, como es rechazar billetes de baja denominación, tarjetas de cesta alimentaria, tarjetas de crédito y hasta las débito, porque hay quienes solo venden con efectivo y no dan factura y si el cliente la exige entonces no le venden la mercancía y punto. Lo más grave es que nadie sabe, quienes son los funcionarios dee la Superintendencia de precios justos, ni donde está la sede.

El abuso contra el público es inmoral hasta la médula, porque los comerciantes, cambian los precios cada tres o cuatro horas, los transporrtistas colectivos, cobran la tarifa del pasaje, de acuerdo a como están de ánimo y eso va desde 300 hasta 700 bolívares y en condiciones denigrantes, porque hay quienes tienen camionetas pickup, sin techo y sin ninguna seguridad y hacen de colectivos cargando gente a granel en la cajuela, cobrando 500 y 700 bolívares, prevalecidos de la escasez de transporte, en la ciudad, donde incluso Transbolívar presta un servicio irregular.

Esta situación es altamente preocupante, porque sentimos que por las razones que sean el lagado del Comandante Hugo Chávez está en peligro. El pueblo ya no resiste la enbestida de los especuladores, que de paso con esta inusual y extraordinaria subida de precios, no hay duda que le están cobrando su8 lealtad a la revolución y su indiscutible defensa de la paz, rubricada el domingo 30J, en el proceso constituyente.

La confianza que recibimos del pueblo organizado y leal, la estamos tirando por la borda, cuando permitimos acciones, como la decretada desde el lunes 31 de julio por por la oligarquía contra el electorado, donde los verdugos castigan la lealtad y allaman a la rebelión. Perio0dista* CNP 22414 cd2620@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 911 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: