Trincheras de Ideas

¿Porqué debe haber un capítulo de los adult@s mayores en la nueva Constitución? (1/11)

Constituyente sectorial por los pensionados N° 58

Recientemente, y en el marco de la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, el Presidente Nicolás Maduro hizo la propuesta de colocar en la nueva Constitución un capítulo sobre y para la juventud, que recogiera lo fundamental de ese sector de la población tan importante para el desarrollo del país. Tiene razón Nicolás en su visión estratégica de ese segmento de nuestra población. Pero estimo que se debe completar el abanico etario incluyendo otro capítulo en la novísima constitución que surgirá del más grande debate de las ideas en el presente siglo XXI en Venezuela, referido a los adultos y adultas mayores.

En anteriores trabajos he analizado el tema cuando hemos presentado nuestro programa para el Sector de los Pensionados y Pensionadas, haciendo un análisis conceptual, filosófico y político de ese sujeto histórico que digamos emerge o se visibiliza socialmente con fuerza gracias a la caracterización que hizo el Presidente de los sujetos históricos: trabajadores, campesinos y pescadores, empresarios (medianos y pequeños, agregaría yo), discapacitados, estudiantes, comuneros, pensionados (cuya cifra alcanza ende estos momentos los 3 millones trescientos mil que reciben su pensión, a lo que habría que agregar por lo menos un millón quinientos mil a dos millones aun sin recibir los beneficios de la pensión, siendo ese un reto que nos planteamos para hacer justicia en los próximos tiempos incluyendo a los pensionados venezolanos que residen en el exterior y que muchos tienen hasta un año sin que les llegue su pensión. Claro la visibilización que políticamente hace Maduro tiene que ver con las luchas diversas de esos sectores en el transcurrir de los 18 años de la Revolución.

A nuestro juicio la importancia del adulto y la adulta mayor (fíjese el lector que no me estoy refiriendo sólo al pensionado) trasciende el hecho, de por sí importante, de la justicia social, por ejemplo haber alcanzado una pensión digna, cosa que no ocurría en la Cuarta República donde la suma de todas las pensiones otorgadas en 40 años no pasaron de 300 mil, pero, agregamos, ¿de cuánto era el monto de la pensión en esas cuatro décadas? Cifras risibles, ridículas por el bajísimo monto asignado y que, además, no siempre se cancelaba a tiempo o no se cancelaba. De antología fueron las heroicas y abnegadas luchas desplegadas por las asociaciones de ancianos que eran reprimidas a sangre y fuego por la despiadada y cruel Policía Metropolitana o PM recibiendo órdenes, entre otros, del gobernador adeco Antonio Ledezma, del presidente Pérez, Lusinchi o Caldera, Leoni o Luis Herrera. Por las luchas de los ancianos fue que CAP adquiere los equipos antimotines conocidos como ‘La ballena’ y El rinoceronte. Los que disparaban agua les llenaban los tanques con aguas del río Guaire y con esa porquería bañaban a los ancianos.

Pero, insisto, esa es una gran reivindicación social alcanzada por los adultos y adultas mayores gracias a la Revolución humanista y de justicia social que impulsó desde el inicio desde su gobierno el Presidente Hugo Chávez, que, además, le reconocía a esos sectores sus luchas de calle por alcanzar esa gran meta revolucionaria. Pero ese logro podemos insertarlo en el programa mínimo de la Revolución Bolivariana Chavista, de lo que se trata ahora es, en el marco de la soberanísima asamblea nacional constituyente, de los grandes debates que se deberán producir en el seno de la ANC y en el seno del pueblo, impulsar el Programa Máximo que permita la emancipación, como logro supremo, de todos los adultos y las adultas mayores de Venezuela, que adquiramos un rango soberano en lo social, alcancemos el sitial que merecemos en todos los órdenes de la vida del país: en el respeto de las generaciones jóvenes e intermedias, en el cuidado extremo a la salud y la vida del adulto mayor, los programas médicos y científicos que prolonguen su vida hasta los 100 ó 120 años en condiciones de vida óptima, mental e intelectualmente activos y productivos. Al respeto a su participación en los cargos políticos elección popular y una cuota proporcional para ello, como la tienen las mujeres y los jóvenes (diputados, alcaldes, concejales, ministros, directores o presidentes de empresas del Estado, etc.).

Que en nuestra Carta Magna aparezca un capítulo dedicado a la juventud y otro a la senectud significa darle un sentido de totalidad del alfa al omega a la construcción humanística del país socialista que queremos, el mismo que para Bolívar era "el de la mayor suma de felicidad posible" que garantice "la mayor suma de estabilidad política".

Las posibilidades de aportes de los adultos mayores al proceso social y revolucionario y el engrandecimiento del país en todos los frentes sólo será posible en Revolución, en el marco de los grandes y profundos cambios estructurales que se dan en los estallidos sociales de la lucha de clases como la que intensamente se produce en la Venezuela actual. A esos cambios, estallidos y transformaciones no están ajenos los adultos mayores y a los mismos los arrastra el huracán revolucionario. Están llamados a jugar un importantísimo papel en la construcción de la Venezuela socialista y libertaria, soberana e independiente, americanista.

Es hora, en la Venezuela revolucionaria que se apresta a grandes y profundos cambios sociales, muchos anunciados, otros en desarrollo, que se le dé al adulto mayor, como se dijo, el lugar que merece en la cambiante sociedad, darle una entrada y empuje mayor y reconocer su estatus que legítima e históricamente tiene, es considerar construir el Capítulo: De los Adultos y Adultas Mayores, en la nueva Constitución Bolivariana y Chavista que nazca, sobre las bases de la actual CRBV.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 662 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas