¡Vasallos nunca jamás! La Constituyente es una realidad

Repugnante, el grado de sumisión de la dirigencia oposicionista a las directrices y órdenes emanadas desde el norte imperialista. Trump, amenaza a nuestro pueblo con aplicarle sanciones económicas y hacen fiesta con eso; mientras, se ponen a realizar planes de gobiernillo de supuesta "unidad nacional" que no serán realidad. Al menos que, el imperialista gobierno del norte pretenda pasar al lenguaje de las bombas, tal cual les hablaron a los pueblos de Irak, Afganistán, Libia y Siria. El camarada Presidente Maduro, ha sido claro y enfático en su respuesta al bocazas presidente del norte imperialista: "La Constituyente va, porque ya no me pertenece a mí, sino es obra de todo un pueblo" y en enfática respuesta, tanto al insolente bocazas imperialista del norte como su gentil perrito que mal gobierna Colombia, el camarada Presidente no titubeó en responderles vía tuiter, que "A nuestra Patria no le da órdenes ni la gobierna ningún gobierno extranjero. Aquí mandamos los venezolanos".

Si pensaba, el bocazas "supremacista" blanco, que al hablar se encontraría con un símil cobarde del Peña Nieto, del Kuczynski o peor aún, del Santos, que le respondería afirmativamente moviéndole el rabito y arrodillándose a sus pies, se equivocó el troglodita presidentillo del Estado Unidos (EEUU), pues en la Venezuela Bolivariana, gobierna un hijo de Hugo Chávez Frías y descendiente de los Libertadores de nuestra América: Simón Bolívar, Antonio José de Sucre, Francisco de Miranda, entre otro héroes y heroínas que esta Patria ha parido para grandeza de nuestra América. Sepa camarada Presidente Maduro, que los venezolanos y venezolanas, no esperábamos otra respuesta sino esa, de igual tenor a la dada por el Padre Libertador Simón Bolívar, al insolente imperialista del norte pero en otra circunstancia y tiempo histórico, en senda comunicación fechada el 7 de octubre de 1818, le respondió en términos bien precisos y contundentes, manifestándole al insolente Mr. Irvine que: "Parece que el intento de usted es forzarme a que reciproque los insultos: no lo haré; pero sí protesto a usted que no permitiré se ultraje ni desprecie al Gobierno y los derechos de Venezuela. Defendiéndolos contra la España ha desaparecido una gran parte de nuestra población y el resto que queda ansía por merecer igual suerte. Lo mismo es para Venezuela combatir contra España que contra el mundo entero, si todo el mundo la ofende". Por ello, la respuesta manifestada por el camarada Presidente Maduro al insolente imperialista del norte, la suscribimos en todas sus líneas, quienes nos consideramos venezolanos y venezolanas, hijas e hijos del Padre Libertador Simón Bolívar y el Libertador de nuestros tiempos modernos: Hugo Chávez Frías.

Un hecho significativo del comunicado del Departamento de Estado, es el señalado por el camarada Presidente Maduro, y tiene que ver con lo ocurrido el pasado domingo 16 de julio, cerca de un centro electoral donde se realizaba el Simulacro Constituyente que, para variar, se encontraba hasta los teques teques repleto de pueblo ávido de ensayar su votación constituyentista y que derivó en el asesinato de una ciudadana opositora y resultaran heridos dos más. Hechos, que los medios de comunicación imperialista presentaron como producto de la violencia proveniente del Simulacro Constituyente realizado en sana paz, como todos los actos en que el pueblo chavista se convoca a manifestar. De inmediato, Ravell posicionó por tuiter el lugar: Catia, y de inmediato, culpabilizaron como responsables de los mismos a los colectivos. Un patrón conductual muy propio de los organismos de inteligencia del imperialismo, en especial de la CIA. Tal actuación, nos hace recordar aquellos hechos de "violencia sectaria", así le llamó la mediática imperialista a asesinatos selectivos tanto de chiitas como sunitas, inculpando a uno u otro bando en procura de que se mataran entre ellos, mientras que el responsable los observaba en espera, les llamaran a poner orden. El embajador gringo, John Negroponte, con amplia experiencia no solo en el narcotráfico de cocaína y marihuana en sus tiempos como embajador en El Salvador, sino que logró trasplantar en el Irak post invasión imperialista una de sus grandes obras en Centro América: la creación de bandas criminales. Así, desde la embajada de EEUU en Bagdad se dirigió, planificó y ejecutó una ola de asesinatos de líderes iraquíes, profesionales: ingenieros, médicos, científicos e intelectuales, sin distinción de sus afinidades políticas. Con ello, pretendió el Estado Unidos (EEUU), crear divisiones entre las distintas facciones de la sociedad: chiitas, sunitas, kurdos y cristianos, procurando restar apoyo a la resistencia antiimperialista, conformada después de la criminal invasión. De hecho, logró su objetivo de enfrentar la sociedad iraquí consigo misma, propiciando la creación de milicias armadas para protegerse unas de otras, mientras el responsable directo de tal operación de falsa bandera, les observaba con cierto placer de quien logra sus criminales objetivos. La guerra iniciada por EEUU se prolongaría en el tiempo, hasta que el imperialismo estructura su banda paramilitar del Estados Islámico y lo que pareciera un experimento social criminal, se transformó en un frankenstein que se les escapó de las manos a sus padres creadores: doña Hillary Clinton.

De allí, que esa experiencia no debemos dejarla pasar desapercibida pues pudiera señalarnos los hechos ocurridos en Catia, que el Estado Unidos (EEUU) pudiera ya estar en fase de creación de su Estado Islámico tropicalizado, Resistencia le llaman algunos, para Venezuela. Lo cual, nos indica que el anuncio del bocazas imperialista del norte, no es un hecho aislado sino que forma parte de una estrategia similar a la seguida en Medio Oriente y que se consolidaría con la convocatoria oposicionista a la formación del llamado "gobierno paralelo", que gobernará Venezuela desde Washington, siendo reconocido por EEUU, sus vasallos del Sur y algunos reinos de la Europa medioeval. El mismo formato aplicado en Libia, en que los eventuales gobernantes residían en Washington y desde allí, una vez la invasión se concretó, fueron trasladados hasta Trípoli a ejercer el gobierno bajo reconocimiento de EEUU y Europa. Y con ellos, toda la parafernalia imperialista: el FMI, BM, los contratistas del Pentágono, la CIA y más a fondo, las medidas de ajuste estructural características del FMI, para garantizar la colocación de la economía al servicio de los intereses de EEUU y los eventuales socios, que colocaron tropas para derrocar al gobierno y pueblo objetivos de la acechanza imperialista. PDVSA, se constituye en un objetivo demasiado preciado para el imperialismo al igual que el Arco Minero y las reservas en oro que se mantienen en el BCV.

Esta nueva bravuconada del señor Trump, refleja su arrechera por los resultados obtenidos en el denominado plebiscito del 16J, que bien expresan –en el supuesto negado que los diéramos por ciertos- cuán bajos están en referencia con la elección presidencial de 2013, indicativo que de haber activado el referéndum presidencial contra la gestión presidencial del camarada Presidente Maduro, no hubiesen logrado su objetivo de revocarlo con votos. Peor aún, si lo comparamos con los 14 millones de votos -que según dicen- obtuvieron el pasado 6D2015, bien lejos están de esa falsa cifra. El fracasado plebiscito, tan solo les dejó el sabor amargo de haber despertado al pueblo de su descontento, provocado ante la falta de respuestas efectivas contra las políticas de caos económico, inducidas por Fedecámaras y el sector comercial privado aliado de la MUD. El pueblo venezolano, volcado masivamente sobre los centros electorales, ha dado un paso importante; otorgándole un voto de confianza al Gobierno Revolucionario y a la dirigencia revolucionaria, quienes deben saber interpretar –acertadamente- el mensaje del pueblo de los libertadores y libertadoras de la América. La Constituyente, sin duda, es la vía acertada para profundizar nuestra Revolución Bolivariana y reencauzarla por los senderos que trazó nuestro Comandante Chávez en su Plan de la Patria. No habrá un ¡Por Ahora! El momento es ahora o nunca…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 831 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a249518.htmlCd0NV CAC = Y co = US