La soberbia embrutece

¿Cómo descuidó el Estado Mayor Israelí la guerra asimétrica? Ha ganado todas las convencionales, pero está perdiendo esta, ante fuerzas desiguales y bien organizadas. No soy experto en guerras, pero sí en el estudio de la soberbia.

Tampoco soy teólogo, pero sugiero a la Santa Madre que ahorre seis pecados capitales y deje solo la soberbia, de donde dimanan casi todos los demás (ver Siete).

Tampoco soy historiador, pero considero abusivo comparar a nadie con Hitler. Simplicísimo: Hitler es incomparable. De todos modos este no puede ser un principio rígido si consideramos sus recientes emulaciones en el Líbano e Iraq. Como dijo Ho Chi Minh: «Al principio mataban para ganar pero luego mataban porque no podían ganar». ¿Habrá una academia militar que no estudie las Guerras del Vietnam? La de Israel, parece. Porque ni siquiera estudiaron su anterior experiencia libanesa. Como en la guerra todo vale, todo hay que estudiarlo y debe haber sido un guerrero el que estableció que no hay enemigo pequeño.

El gobierno de Israel, de los más corruptos, según el Banco Mundial, se ha enfrascado en una confrontación para la que, según el Subjefe del Estado Mayor, no se preparó. El Presidente está acusado de acoso sexual y parece que le encontraron cosas impresentables en su disco duro. El Jefe del Estado Mayor vendió unas acciones en la víspera de la invasión, a sabiendas de que bajarían. Hay más casos, que paso por alto porque la corrupción me aburre.

Uno se acuerda de Hitler porque para derrotar su soberbia, la mayor de la historia conocida, hubo que arrasar media Europa con gente y todo. Por eso su caída fue un drama shakespeariano, con choque desmesurado de moles humanas, como jugarse todo a su superioridad racial, derrotado por los que él consideraba inferiores, lo que en su visión racista lo dejaba como concretamente inferior. Todo está reflejado con convincente brillantez por la película El hundimiento (Der Untergang), de Oliver Hirschbiegel.

Algunos opositores venezolanos se vuelven más soberbios mientras más derrotas acumulan. Van volver a perder con este pobre candidato, el peor posible. Ellos lo saben, pero cuánta destrucción se proponen causar en la parte no confesa de sus planes.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4204 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a24718.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO