El pueblo organizado de la seguridad repudia toda maldad

La Junta Directiva de la Organización Nacional por la Seguridad y Servicio Social (ONASS) en nombre y representación de sus miembros unión cívica, policial y militar, ante los distintos hechos que se han venido suscitando en nuestro país en todos sus aspectos desde el del presente año, expresamos y en el nombre de DIOS:

1.-El Sistema de seguridad interna de nuestro país del cual forman parte los distintos entes policiales, así como la Guardia Nacional Bolivariana, desempeñan un papel fundamental al servicio de las personas, de su vida, de su integridad personal así como de la protección de sus bienes, sin discriminación alguna. Sus acciones han permitido salvar vidas e integridad física; así como coadyuvar en el ejercicio de la justicia a las víctimas de violaciones a sus derechos.

2.- En el entendido que los organismos de seguridad están al servicio de todos y cada uno de los residentes de nuestro país sin distinción, contribuyendo para que el Estados cumpla mejor sus obligaciones frente a la población que está bajo su protección.

3.- La sociedad civil y los representantes del Estados deben realizar esfuerzos a través de un comportamiento cónsono a sus expectativas reales, a los fines de consolidar sus posturas y llegar a acuerdos propios de personas civilizadas y profesionales.

4.-Recientemente, con ocasión de las manifestaciones públicas realizadas tanto por miembros del oficialismo así como de la oposición se han producido un aproximado de 48 muertes, 1991 personas privadas de su libertad, innumerables denuncias de afectación a la propiedad pública y privada, además de pronunciamientos de distintos voceros tanto de representantes del Estado venezolano, y de oposición, que pareciera viven su propia realidad de país, adicionalmente encontramos distintos pronunciamientos internacionales haciendo un llamado a la participación democrática, a la unión y al rescate de la paz en nuestro país.

5.-Manifestamos nuestra preocupación y ocupación por los hechos que se han ido desarrollando donde más que manifestaciones pacificas se han aguzando en anarquía, confundiendo con hechos delictivos en reiteradas oportunidades, donde no solo se ataca a la propiedad pública y privada sino a venezolanos (as) y miembros de las instituciones policiales y militares, con la preocupación previa como operadores de justicia y miembros tanto activos, retirados y jubilados de organismos de seguridad que conformamos la ONASS, que en nuestro país han existido en los últimos cinco años 1741 bajas de nuestros funcionarios policiales y militares, y en lo que va de año se cuentan 138 funcionarios caídos y se ha desatado además una especie de instigación al odio de todos los miembros de seguridad que de una u otra forma han prestado servicio en el ultimo mes en el control de las manifestaciones.

6.- Expresamos como miembros de la ONASS conformado por un grupo multidisciplinario, donde con respeto y base podemos dirimir diferentes conocimientos y situaciones dirigidas a formar un pensamiento critico y autocrítico, creando conciencia situacional sobre los diferentes acontecimientos tanto nacionales como internacionales que repudiamos todo acto vandálico, anárquico, burocrático y negativo que vaya en contra de la tranquilidad, la paz, la integridad de las personas y sus bienes, así como también todas aquellas acciones por parte de algún funcionario policial o militar que rompa el ordenamiento jurídico y vulnere los derechos fundamentales consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y demás normativa legal vigente.

En tal sentido no avalamos ningún tipo de posición que apoye la violencia, venga de donde venga, ni politiquería, radicalismos, fascismo, terrorismo, delincuencia o intolerancia que vayan en contra de la esencia, filosofía y objetivos de la organización, de igual forma la estabilidad emocional de las personas fomentando matrices de opinión a favor o en contra de determinada postura ideológica.

Por lo que exhortamos a todos los miembros de esta organización así como a todo el pueblo venezolano al respeto del pluralismo ante la diversidad de ideologías y valores, exigiendo siempre el respeto, la tolerancia ante las ideas que aporten posibles soluciones con sentido lógico técnicos, científicos, empíricos.

7.- Exhortamos a los Poderes Públicos del país a respetar, a cumplir y hacer cumplir la palabra de DIOS-JESÚS, la Constitución y los convenios internacionales de derechos humanos, para garantizar el respeto de los mismos y tal obligación de sancionar el cumplimiento, significa que los Estados deben adoptar medidas positivas y que no impidan o condiciones a las personas el acceso a un determinado derecho, para facilitar el disfrute de los mismos e igualmente hacemos un llamado a la sociedad civil con la finalidad que cumpla sus deberes y coadyuve en la garantía de paz que todos los venezolanos merecemos.

La Junta Directiva:

"Ver injusticia y no hacer nada es carencia de DIOS y valores"

Confiemos en DIOS-JESÚS



Esta nota ha sido leída aproximadamente 713 veces.



Nelson Vivas


Visite el perfil de Nelson Vivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a246704.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO