La boca sucia de Capriles ensució al presidente

Este ha sido el colmo. Nunca se había visto algo parecido. Ni aquí ni allá. Ni en Venezuela ni fuera de sus fronteras. Un gobernador, como Capriles, le ha sacado lo más querido, lo más amado, lo más sublime, al presidente de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro Moros. ¿Qué ha pasado del sábado a estas alturas del día lunes? Que yo sepa nada. Absolutamente nada. Por Dios, absolutamente nada. Todo sigue igual. Como si nada. ¿Y la Fiscal? Gracias, muy bien. Desojando la margarita. Aunque muchos opinan que ya la desojó. En efecto, el día sábado el flamante gobernador del estado Mirando, Enrique Capriles, derrocho verbo del bueno, ante la multitud que le gritaba: "Dale Capriles, dale Capriles, dale, que ya falta poco". El señor Capriles terminaba de mentarle la madre al señor Presidente Maduro. Así como lo está leyendo. Le mentó la madre al Presidente, no una vez sino tres veces, mientras sus seguidores se reían y aplaudían frenéticamente.

Dios Santo, hasta donde hemos llegado. De esto ocurrir en otro país este señor hubiera sido aprendido la misma noche de la osadía de ofender al Presidente como nunca se visto en nuestra patria, tal como si este señor estuviera drogado, pues, sólo bajo los efectos de una poderosa droga, una persona puede hacer esa cochinada públicamente, y menos siendo gobernador. Pero se me olvidaba que estamos en Venezuela. Aquí pasa eso y pasará otra cosa más, sin que pase nada. El señor Capriles le abrió la ruta de la ofensa a sus compañeros de la MUD. Ahora no nos sorprenderemos sin un alcalde, un diputado o un concejal, para decir lo menos, le mienta la madre al señor Presidente.

Preparémonos, los venezolanos y venezolanos, de a pie y de a caballo, para soportar los insultos de cualquiera que le dé la gana de mentarnos la madre públicamente. Porque si lo han hecho con nuestro Presidente, sin que pase nada, entonces, ¿que podrán hacer con nosotros? Dios nos agarre confesados. Esta situación ha tomado un camino muy, pero, muy peligroso. Después de ver lo que hicieron con un joven de 21 años, quien fue apuñado, golpeado y luego quemado, y ver lo que el señor Capriles le dijo al presidente Maduro, ya lo demás es juego de niños… ¡Sálvese quien pueda!

Puerto Ordaz, 22 de mayo de 2017.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2176 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a246444.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO