Nadie ve sonrisa bonita en cara ajena (ni siquiera en revolución)

Mezquindad, mediocridad, traición y oportunismo son plagas de la vieja sociedad que se oponen a la construcción de una nueva, pero no por esto los revolucionarios podemos abandonar la lucha política ni renunciar a nuestros nobles ideales de justicia social.

Sólo entiende que aunque mucho valga lo que haces, nunca esperes que te den la bienvenida en ningún lado. Trabaja por la satisfacción de hacer el bien y jamás esperes aplausos.

Voy a revelar la increíble historia que hay detrás de un episodio único de las relaciones entre venezolanos y guyaneses.

Video YouTube: Canciller de Guyana discute Esequibo con abg Jesús Silva https://youtu.be/5FWWqoIsKNo

Era el año 2015, la justa reclamación de Venezuela por el territorio Esequibo vivía una etapa de altísima tensión política por la llegada al gobierno de Guyana del Presidente ultraderechista David Granger, quien arbitrariamente niega la validez del Acuerdo de Ginebra que regula este tema.

Fui invitado a una conferencia por una candidata a diputada y jefa de un pequeño partido que se dice "chavista"; al terminar mi ponencia hablamos del Esequibo. La también internacionalista jubilada de cancillería me hablaba de su papel clave como consejera en este asunto que ella calificaba como vital en la campaña electoral hacia la Asamblea Nacional.

Le advertí con la franqueza que infelizmente me caracteriza, que el conflicto del Esequibo tiene casi 200 años y que no se iba a resolver a corto plazo; que por lo tanto los aliados del PSUV debían enfocarse en temas más importantes como luchar contra la guerra económica para lograr un buen resultado electoral.

La camarada arrugó la cara, revelando que mi comentario no fue de su agrado. Sospecho que esperaba que yo le siguiera la corriente, sobre todo luego de ofrecerme varios cargos diplomáticos, incluyendo uno en Washington, todos los cuales rechacé.

Quise remediar nuestra discrepancia porque junto a nosotros estaba presente un exguerrillero muy querido por ambos, entonces me ofrecí a contribuir como asesor sin cobrar nada, siempre y cuando ello no me impidiera seguir declarando libremente a los periodistas que con frecuencia me entrevistan.

Quince días después, haciendo esfuerzos muy grandes (para un ciudadano de a pie que no tiene ningún poder político ni económico dentro ni fuera de Venezuela) organicé y celebré un debate en el canal de televisión internacional Al Jazeera con Carl Greenidge, actual Vicepresidente y Canciller de Guyana.

Dicho programa de TV en inglés fue un éxito de horario estelar en EEUU y otras partes del mundo, la discusión fue explosiva y le dije varias verdades al funcionario guyanés en cuanto a que el Esequibo es de los venezolanos

Me comuniqué con mi camarada "experta" en diplomacia y le dije sobre el valioso material exclusivo que tenía en mis manos, que yo mismo lo había subtitulado en español, y que estaba a total disposición de ella y de nuestro Gobierno Revolucionario para su difusión, incluyendo la televisión del Estado.

Ella se mostró nerviosa, tartamuda y me preguntaba cómo logré hablar con el alto funcionario guyanés ya que su gobierno había roto comunicación con Venezuela. Le dije que simplemente tuve suerte, que veinte años como escritor me permitieron hacer amigos en medios extranjeros.

Ella me prometió hacer diligencias con "su jefa" para que mi material audiovisual fuera aprovechado. Nunca más supe de ella ni de las diligencias prometidas. Sólo me enteré de que fue derrotada electoralmente por la derecha.

Creo que después de la franqueza, mi mayor defecto es ser soñador. Para mi era inexplicable que mi "amiga" desapareciera y no hiciera nada por un video donde por primera un venezolano (accidentantalmente yo) desenmascaraba al gobierno guyanés frente al mundo entero, vale decir, un tema que ella misma catalogaba como demasiado importante.

Una persona de mi confianza supo esta historia y me dio su desgarradora explicación: a ella no le importa la Patria, solamente brillar ella; "nadie ve sonrisa bonita en cara ajena" (ni siquiera en revolución).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4271 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: