La negociación inevitable

Los venezolanos hemos entrado en una fase macabra gracias a los grandes intereses extranjeros por nuestro petróleo, aquí no importa si usted es de la oposición o del gobierno, al parecer nos llevaran a todos por igual. Lamentablemente para unos u otros los misiles Tomahawk no poseen sensores para reconocer chavistas o no chavista, tan solo con estudiar los ataques a Irak, Libia y Siria, sabemos los daños a la población civil, la destrucción total de la economía, historia, cultura, sin contar los daños psicológicos por generaciones llamado por los perros de la guerra ¡daños colaterales!

Lo más irracional es que un sector de la oposición violenta, entreguista, flojo, inescrupuloso y sobre todo mentirosa, nos están llevando a las puertas de una guerra civil. Esa oposición que sus líderes "patrioteros" se van de vacaciones con los dólares y euros que recogen por el mundo entero con sus lloriqueos.

Ya se sabe que tres empresas de contratistas extranjeras (mercenarios) están operando en Venezuela con oficina en un país vecino, contratada por un grupúsculo de la oposición ahora ¿quién paga esa empresa y con qué?. Lo más peligroso es que estas celadas al presidente Maduro en Margarita y en Guayana corresponde a una operación para estudiar entre otras cosas la capacidad de respuesta de la seguridad del presidente e ir inoculando en la mente del venezolano la posibilidad de un percance mayor al presidente, esto es gravísimo.

Mucho se ha estudiado la teoría de que "Aquél que tiene el poder de destruir completamente algo, tiene el poder para controlarlo" es precisamente la estrategia de ese sector violento que tiene el poder de persuadir a un Cardenal de violar el CONCILIO VATICANO II, al utilizar un templo sagrado como el de Santa Teresa y Santa Ana, en la procesión del Nazareno de San Pablo de mayor tradición en la capital, para tirarse un discurso violento contra los propios feligreses que estaban en la misa, el Cardenal se le olvido que los chavista también son católicos, el cardenal debe y tiene que leer el documentos completos "Apostolicam Actuositatem" de 1965 y repasar un poco el Derecho Canónico, a él se le olvido que los católicos no elegimos cardenales, pero si lo podemos quitar o es que la justicia y democracia no entra en la iglesia de estos martilles de la democracia.

Los venezolanos decentes vamos a una negociación inevitable, para protegernos de una invasión o una guerra civil que promueve ese sector flojo de la oposición, de lo contrario nuestros días como nación esta contado y los amantes de Mickey Mouse podrán soñar con su estrellita en la bandera de EE.UU.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1364 veces.



Carlos Vicente Torrealba

Escritor / Über maestro en Filosofía / Entrenador de Vida / MTC

 carlosvicentetorrealba@gmail.com      @cartorrealba

Visite el perfil de Carlos Vicente Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Vicente Torrealba

Carlos Vicente Torrealba

Más artículos de este autor