El discurso político de la izquierda "legalista" bobalicona

Sigue el discurso pendejo de "la izquierda legalista", de la izquierda democrática, mejor social democrática que pretende "reconocer el fraude de la asamblea, el fraude del otro": "el poder que entregó el pueblo a la asamblea", omitiendo los efectos de la guerra mediática y económica, soslayando que ese poder no se lo dio para invocar "la Carta Interamericana", menos para hacer del país ingobernable a punta de chantaje y presiones económicas y políticas, así pues favoreciendo a la oposición, la izquierda anti madurista como el nuevo referente político se suma a la oposición, a las declaraciones de la fiscal Luisa Ortega, de "ruptura del hilo constitucional".

Esa izquierda socialista oportunista está a la sombra del golpe, esperando como zamuros a la caída de Maduro, de frente con la guerra, pretendiendo chantajear al gobierno, proponiendo "el reconocimiento del otro", de la oposición, haciendo acuse de "autoritarismo", llamándole la atención al poder ejecutivo, al cual llaman "dictadura burocrática", peligrosamente ni se da cuenta de los riesgos de la revolución bolivariana, de las amenazas del imperio y el gobierno colombiano, el fin es neoliberal, el desmontaje del gobierno", del Estado, debilitarlo para preparar en bandeja de plata la derrota de la revolución chavista y bolivariana bajo el argumento que "nada del gobierno funciona, que el estado no funciona, que hay ingobernabilidad", todo esto es bien calculado por mentes peligrosas que desestabilizan Venezuela.

Esa izquierda socialista traidora de la unidad nacional se suma al coro opositor, argumentando "La defensa de los derechos democráticos en la actual situación de Venezuela", con acuse de "la violación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela pretende debilitar a la revolución, a Nicolás Maduro y en general al chavismo, tilda a las instituciones del Estado como el Tribunal Supremo de Justicia y al régimen político de Maduro de "autoritaristas", las razones las resoluciones recién del máximo organismo que vela por la Constitución y la estabilidad institucional.

El asunto es que debido a la constante reincidencia del "desacato por parte de la asamblea nacional" a la Constitución, el Tribunal Supremo de Justicia ha tenido que hacer respetar el ordenamiento legal, apelar a la Constitución misma para sostener la institucionalidad del Estado, "gobernar bajo un prorrogable Estado de Excepción" para prevenir una posible crisis política, en todo caso, el comportamiento de la oposición política representada en la Mud, no ha cumplido con el mandato de sus electores, en franca contradicción con la CRBV, pretendiendo declarar una crisis del régimen político del "Estado".

Frente a este panorama; sale al ruedo la izquierda oportunista, la izquierda socialista antimadurista, defendiendo el discurso opositor, declarando "violación de la Constitución y de las libertades democráticas" como si todo este problema del desacato, no es más que la apuesta de la oposición en su largo recorrido para desestabilizar el proceso de transformaciones democráticas de la revolución bolivariana, el equilibrio de los poderes públicos, aparte de los efectos desestabilizadores económicos que ya conocemos, "la falta de alimentos y medicinas" a causa de la guerra económica para chantajear electoralmente al ciudadano.

Se lamenta esa izquierda socialista bobalicona que "el TSJ ordene al Presidente Nicolás Maduro evaluar el comportamiento de las organizaciones internacionales a las cuales pertenece la República, tomar las medidas que considere necesarias para evitar un estado de conmoción y ordena revisar diversas leyes que permitan conjurar los graves riesgos que amenazan la estabilidad democrática y aseguren la gobernabilidad del país, en el marco del Estado de Excepción y ante el desacato y omisión legislativa continuada por parte de la Asamblea Nacional, ordena al Presidente de la República, revisar excepcionalmente la legislación sustantiva y adjetiva (incluyendo la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, la Ley Contra la Corrupción, el Código Penal, el Código Orgánico Procesal Penal y el Código de Justicia Militar, que permita conjurar los graves riesgos que amenazan la estabilidad democrática, la convivencia pacífica y los derechos de las venezolanas y los venezolanos; todo ello de conformidad con la Ley Orgánica Sobre Estados de Excepción vigente".

La izquierda antimadurista, no se da cuenta de la situación grave de la revolución bolivariana, de las amenazas existentes, mejor dicho le hace el juego a la oposición de la Mud, los chavistas críticos, sedientos de Poder, alarmados por las decisiones legales anteriores que adopta el Tribunal Supremo para prevenir y proteger al Estado, prevenir la situación de conmoción nacional ya sea por crisis civil o intervención extranjera que amenazan el proceso político de las transformación democráticas impulsadas por el chavismo. Imagínese usted, afirman que "el Estado de excepción intenta sembrar terror y desmovilizar al pueblo", es decir que el chavismo madurista "ha liquidado toda garantía del derecho constitucional", vaya adefesio.

Sigamos; con los chavistas críticos, ese sector radicalista que quieren salir de Maduro, presentarse como opción alternativa al chavismo, afirman que "el gobierno anuló el parlamento por cuatro diputados del estado", denuncian "ruptura del hilo constitucional", igual que la oposición, declaran "autogolpe", pretenden ser los nuevos adalides del socialismo, los nuevos luchadores por la democracia, un referente político anti unitario que por su hambre de Poder se empantana con la oposición de la MUD.

En conclusión; toda acción que salve a la revolución debe ser hecha, sin miramiento, todo sacrificio debe ser entregado, no miremos los formulismos legales, sepamos que lo que cuenta es salvar el proceso bolivariano a la luz de los procedimientos constitucionales, no importa los calificativos, lo que cuenta es la verdad, ella se impondrá tarde o temprano, el socialismo más allá del ordenamiento legal transitorio, el pueblo sabrá comprender el momento difícil que vive, hará todo lo que pueda para salvar su revolución.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1173 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a244009.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO