¡¡Al Margen de la Provocación!! ¡¡O Nos Defendemos o Perecemos!!

El Uno:

¡Nicolás! ¡Nicolás! ¡Nicolás! Bien por la hermosa colección de crucifijos que portas. Pero por amor a lo inmediato y lo concreto te exponemos lo siguiente. Conocemos de relación y afectos a jóvenes funcionarios policiales y militares activos que de servicio. Alta moral y resueltos. Blindan y defienden al Estado; de la canalla fascista.

De la misma forma Nicolás, entendemos; no deben nuestros aludidos funcionarios caer en la provocación que de constante algunos diputados y sus falanges de combatimento les tienden en el minado forcejeo de trincheras los vándalos terroristas. Mismos que insultan. Ofenden y agreden físicamente a todo aquel se cruce en su forajido camino. ¡¡Esa vaina tiene que acabarse ya, de la forma que fuere, o se rompe el coco!! ¡¡El que tenga orejas por favor que pare bolas!!

El Dos:

Discúlpanos Nicolás te saquemos por algunos instantes de tus recogimientos espirituales. Interrumpamos la elevación de tus devocionales oraciones. Tu aferramiento a bíblicos sacros salmos. Tu divino abrazo a mágicos y poderosos crucifijos que todo lo pueden: - ¡¡Va de retro Satanaschia!! - Tu respetuoso y uncioso canto en tono baritonal, de mantras del exquisito Tíbet oriental. Tu meditación con lo ectoplásmico y lo celestial, y, en fin. Te invitamos asomes. - ¡¡Te lo rogamos señor!! - - ¡¡Te lo rogamos Nicolás!! - escuches el clamor popular de los que estamos hartos de tanto acoso, tanto agravio y tanta inestabilidad con la cual nos agrede el vándalo y terrorista sector de la oposición del país. De gravoso no ahora solamente irrespetuosos, ofensivos y groseros con blanco en el espectro civil de los que nos oponemos a sus pretensiones de desestabilización e instauración de un gobierno retrogrado y genuflexo al impero. Sino ahora peligroso con diana de irrespeto verbal y, agresión física, contra nuestros cuerpos policiales, tropas y oficiales de nuestra fuerza armada. ¡¡Que los terroristas buscan un muerto, lo sabemos!! Pero no defendernos: - ¡¡Es perdernos por quebrantamiento de moral y erosión en la disciplina de cuerpo!! -

En próximos instantes la población estará inmersa en septenio de cálido verano de semana vacacional. Disfrutará de pire. Terrenales rumbas, coitos y alcoholes; y quizás tal evento de temporada calme la tensión que han causado los insultos de los groseros depreciados y despreciables "Diputados" De La Asamblea Nacional. Pero ¡Nico! ¡Nico! ¡Nico! Por favor. Necesitamos de tu atención - Necesitamos que por breves instantes te divorcies de lo mágico. Te abstraigas de lo bonachón democrático formal. Y escúchanos: ¡¡Páranos por favor que se deterioran las vainas!! Las tales injurias. Ofensas de todo tipo y agresiones físicas a nuestros funcionarios no deben continuar. Por estar de pendejos y carentes de rigor en la aplicación y resguardo del orden público, hemos permitido la continuación de los atropellos. No sé. No asomamos. No recomendamos. No somos capaces de sugerir la solicitud de aplicar todo el peso del plomo, las trompadas y las canas; a todos los vándalos terroristas que de verbal y, de hecho. Agreden a nuestros funcionarios policiales y militares; sea la solución. Pero: - ¡¡O nos defendemos o nos perdemos!! -

El Tres:

Si no lo hacéis Nico. Sino ponéis todo tu empeño y sabiduría en impedir que los señores diputados acompañados de sus falanges de combatimento fascista continúen ofendiendo de palabras, manoteos, salivazos y agresiones física a nuestros funcionarios policiales, elementos de tropa y oficiales de nuestra Fuerza Armada; pues Nico. ¡¡Humanos Son!! Y con consentimiento de los más. Nada impedirá se desborde la sancta bellum ira de los que injuriados exponen la vida en el desempeño profesional de defender la - ¡¿La Institucionalidad?! -

También todos ellos. Nuestros funcionarios policiales, tropas y oficiales de nuestra Fuerza Armada. Hartos de tanta blandenguería y ausencia de necesaria autoridad; situación rayana en lo anárquico. Tienen patria. Abuelas. Abuelos. Madres. Padres. Hermanas. Hermanos. Esposas. Esposos. Hijas; e Hijos ¡¡Y junto a todos ellos sus amores, no están dispuestos a soportar más injurias e irrespetos!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 995 veces.



Julio César Belisario

Revolucionario. Contador Socio Director de la firma Secoafin, SC. Belisario, León & Asociados. Contaduría. Auditoría. Impuestos. Asesoramiento Gerencial, etc.

 juliocesarb72@gmail.com      @SigloXXII78

Visite el perfil de Julio César Belisario para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: