Estamos llegando a la hora de las definiciones y de los desenlaces

Las sentencias 155 y 156 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, han servido como detonante para la aceleración de los planes injerencistas del imperialismo estadounidense, en coordinación con sus pares cipayos nacionales de acá. De nada valió la rectificación y revisión de las sentencias, por orden del Consejo de Defensa de la Nación.

Esto ha hecho que diferentes actores, tanto nacionales como internacionales se hayan activado, y estén realizando abiertos llamados a derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro, sin ningún tipo de prurito o disimulo.

Lo expresado hace algunos días por la agencia de inteligencia Hinterlaces de Oscar Schemel, el triunfo de Lenín Moreno en Ecuador, que tumba las tesis del fin del ciclo revolucionario, y los triunfos de la Revolución Bolivariana, sin negar los errores, fallas y ejecutorias en la gestión gubernamental que sin duda debemos asumir y corregir, han hecho que el fascismo, definitivamente, se lancen como fieras heridas en contra de esta Patria.

Estamos presenciando en estos momentos, como un sector del país trabaja incansablemente en la generación de condiciones insurreccionales. En estos momentos, la derecha está en un proceso de acumulación y articulación de fuerzas, para dar al traste, no solo al gobierno que dirige Nicolás Maduro, sino el de "yugular" el "mal ejemplo" de la Revolución Bolivariana.

Ayer pudimos presenciar, como nunca había ocurrido, o por lo menos como tenga memoria, en los casi 70 años que tiene la Organización de Estados Americanos (OEA), como se pasaron por el forro las mismas disposiciones legales que la rigen, al dar un Golpe de Estado continental.

Les explico, en el día de ayer, Bolivia, en ejercicio de la presidencia del Consejo Permanente de la OEA, suspendió en uso de sus atribuciones, la sesión del día de ayer lunes en ese organismo, tras denunciar que la misma se convocó de manera inconsulta y "sin entregar información alguna a Bolivia, que se haría cargo de presidir la misma".

Es ahí cuando un grupo de gobiernos de 12 países de dicho organismo hemisférico, a troche y moche se reunieron, y la reunión en vez de ser presidida por Bolivia, o Haití que ejerce la vicepresidencia de este Consejo Permanente, pues juramentaron al embajador de Honduras como "presidente interino"que asumió esta posición sin la aprobación de estos dos países.

Es decir, que además de Venezuela, se han agredido a los países que ostentan la presidencia y vicepresidencia del Consejo Permanente de la OEA, en este caso, Bolivia y Haití.

En estos momentos, el fascismo criollo trabaja fuertemente en "denunciar" la ruptura del orden constitucional; trabajan fuertemente en la incitación a la desobediencia civil para derrocar al Presidente Maduro por vía militar, o en su defecto, se active la Carta Interamericana Democrática en contra del país.

Estamos observando como la derecha fascista venezolana está rompiendo todas las reglas del juego democrático. Era lógico que esta fuese su respuesta, dada la situación de legalidad burguesa y del Estado burgués que aún impera en nuestro país.

Las amenazas y asechanzas están a la orden del día en contra de la Patria, debemos estar en la calle,en resistencia y atentos ante los acontecimientos, los cuales están, como diría el profesor Walter Martínez, en pleno desarrollo.

Pero no es menos cierto también, que este ataque a los países que no nos plegamos a los intereses hegemónicos del imperio, es porque una nueva oleada de gobiernos revolucionarios se avista en el horizonte, y deben tratar de impedirlo, porque ahora si creo que la Revolución puede adoptar, si sale vencedora en esta contienda, la senda de la irreversibilidad y del "no retorno". Por eso el ataque en estos momentos.

Y es en estos momentos, en los que a aquellos sectores que se definen como revolucionarios hacerles un llamado. No para que acallen sus críticas y opiniones de errores que haya podido cometer el Gobierno Bolivariano. Eso es válido, pero lo que si me llama poderosamente la atención es que no los he visto opinar con respecto a estos ataques y amenazas en contra de la Patria, o en su defecto, lo hacen de una manera maniquea y ambigua, de un "sí, pero no"; o simplemente guardan silencio en cuanto a las agresiones internacionales contra el país.

Y peor aún, que en algunos planteamientos, coinciden peligrosamente con planteamientos de la derecha. Creo que deben revisarse y les hago desde acá un llamado a la reflexión.

Cito el ejemplo histórico de cuando Alemania, Inglaterra e Italia bloquearon las costas venezolanas para exigir el pago de sus "deudas" que habíamos contraído con esos países, al inicio del siglo XX; Cipriano Castro, en ese entonces Presidente de los Estados Unidos de Venezuela, abrió las cárceles venezolanas, y uno de sus más acérrimos enemigos, el General José Manuel "El Mocho" Hernández, al enterarse de estas amenazas y este bloqueo, y por su conciencia patria, se puso a las órdenes de Castro para combatir la amenaza imperial y que se cernía en ese entonces contra nuestra Patria.

Cuanta falta hace en estos momentos seguir un ejemplo como este.

Se cocina un nuevo 11 de abril de 2002 contra nuestro país, y en este momento debemos ser radicales. No valen las medias tintas. O se está con la Patria o se está con el imperio, la contradicción principal, que es combatir las amenazas imperiales está por encima de nuestras diferencias a lo interno de la Revolución. Por ello, me sumo al llamado del Presidente Maduro de unidad nacional para combatir la agresión.

Y desde mi punto de vista y ante este nuevo estado de cosas en el que se encuentra la OEA, creo que no hacemos absolutamente nada en ese ministerio de colonias, como acertadamente lo catalogó el Comandante Fidel Castro Ruz, y deberíamos apoyar al Presidente Maduro para que se retire ipso facto, de dicho organismo que solo sirve a los intereses del imperialismo. Ya su tiempo se agotó.

Y por otro lado, desde el día viernes, empezamos a ver como comenzaron a caerse algunas caretas. Desde mi punto de vista, empezaremos a ver en los próximos días, por no decir horas, el mismo goteo golpista previo al golpe del 11 de abril de 2002, solo que en aquella oportunidad se pronunciaban en su mayoría militares activos; en esta oportunidad lo están haciendo personajes emblemáticos, actores políticos, económicos y sociales, cuyo pronunciamiento genera impacto en la opinión pública, y esto no podemos ignorarlo ni obviarlo alegremente.

Es por ello, que en el marco de la coyuntura, estamos llegando a la hora de las definiciones. Y en este momento, muchos y muchas deben escoger del lado de la historia en el que quieren estar. Esta no es la hora de los guabineos ni de las ambiguedades.

¿En que lado de la historia querrá estar usted? Tiene usted amiga y amigo que me lee la última palabra

Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4337 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a243706.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO