Un país muerto de la risa dentro de una "dictadura"

I

Dios hizo a este país raro. Bien raro. Por un lado, existe una "dictadura" feroz, sangrienta, y por el otro un país muerto de la risa… ¿Quién entiende esta vaina? O dicho, más decentemente, ¿Quién entiende esta paradoja? El pasado domingo había seis partidos políticos validándose con el fin de seguir participando en las contiendas electores, cosa rara en una dictadura. La oposición realiza marchas y concentraciones, raras también, aquí y allá. La plaza Brion de Chacaíto ya está arrecha por tantos pisotones. Allí habla el grupo, dice cosas, ofende, y denigra de Nicolás Maduro, a toda voz, y no pasa nada, en esta dictadura. Trancan la autopista Francisco Fajardo, que también se arrecha porque la tienen cogida con él… Como si no hubiera otras autopistas, y no pasa nada. Cosa rara en una dictadura. Por otro lado, el chavismo convoca a marchas, a cada instante, y no cabe la gente. Gente vestida de alegría y con cantos, en defensa del país y en contra del imperialismo… ¡Tremenda paradoja, compadre! La MUD marcha brava, con rostros lúgubres, por la intervención del imperio, casi siempre con vestimentas raras. El chavismo marcha con consignas revolucionarias, alegres todas, en contra del imperio… Vivimos en un país loco, loco de perinola. Pero de un lado lleno de risa…

II

Este diputado llamado Luis Florido, sí que es florido de verdad. No sé cuántas veces ha viajado a la OEA para fotografiarse con Almagrado. Todas las semanas usted lo ve abrazado con Almagro. ¿Cuáles serán los cuentos que le lleva el diputado de Voluntad Popular a este señor? No sé pero los familiares del diputado de marras deberían guardarles todas las fotos de todos los diarios de todas las semanas para que se vea largamente. Y cambié de posición en las futuras visitas. Sin embargo, Almagro parece que está cansado de estar recibiendo a este Florido. Declaró a una radio digital que le parecía que Luis Florido no tenía trabajo en su país, y que era una lástima porque "si trabaja como jala, debería ganar el empleado del mes, todos los meses de todos los años.. Me tiene hasta la coronilla". Es recomendable que Florido se nacionalice estadounidense y se quedé allá… en los "Miayami". Comiendo arepa gringa.

II

¿Qué será lo que le pasa a los dirigentes de la MUD? Se cansan de anunciar marchas y concentraciones, y la gente no se ve por ningún lado. Algo ha venido fallando desde hace algún tiempo para acá: ¿la gente se les cansó? ¿Perdieron credibilidad, seriedad y postura, la dirigencia? ¿O es que se les acabó el dinero para pagar por la asistencia a esas escuálidas marchas y concentraciones? ¿O perdieron todo lo que les quedaba? Recomiendo a los dirigentes de la MUD que le quiten gente prestada al PSUV… Allí hay una genta lista para lo que sea, donde sea y como sea. En fin, la MUD perdió el poder de convocatoria. Mejor dicho, los dirigentes. Ya nadie les para… Pobrecitos. Eso da risa de la buena.

III

Por fin dejaron quieta a la pobre elefanta Ruperta. El show terminó, y la Ruperta quedó tranquila en su "hábitat". Eso sí con tremenda popularidad. Ahora todo el que visita el Parque de Caricuao, lo único que hace es ir a ver a Ruperta. Gracias al amarillismo de ciertos medios, y a las redes sociales. Me da la impresión que no encuentran en palo ahorcarse. Un visitante que acudió al parque a ver a la elefanta, me dijo: "Yo estuve allí, el domingo pasado, y ¿sabe lo que me confió Ruperta? "Mire señor, estoy recuperándome de mis problemas de salud, recuerde que ya tengo mis añitos, pero he gozado una bola, como dicen ustedes los seres humanos, y estoy feliz… Pienso que cuando me toque, moriré inmensamente feliz, gracias a la ocurrencia de alguien, una periodista, creo, que me sacó en la televisión… Usted sabe lo que es eso… Me hizo famosa en una dos por tres. Hay, señor, mejor aléjese de mí, no lo vayan a calificar de loco por haber hablado conmigo… Ah, y recuerde esto: soy madurista… y mi risa la llevo por dentro… A dios, señor".

IV

¡Carajo!, los funcionarios públicos son duros de matar. Por más que el Presidente Maduro, les hace llamados públicos, a que guarden un mínimo de compostura con el usuario, esta gente, puestos allí, para servir al público, hacen caso omiso a las recomendaciones del Presidente… ¿Por qué será que un simple o gran puesto envalentona a unas personas… Entran como unos corderitos, y luego se transforman en unos ogros… "A ese señor no lo conozco"… "A esa señora tampoco". "Ese nunca ha sido mi amigo, pero que te diga lo que quiere… y resuelves". "Dile que venga la semana que viene". "Ahora no puedo recibirlo voy para una reunión". O sino, "dile que me duele la cabeza, que venga otro día". Con frases similares se vacilan la mayoría de los funcionarios públicos a la gente. Esa actitud, en verdad, no es para reírse, es para llorar.

V

¡Tremenda dictadura en la que vivimos! ¡Tremendo dictador resultó el hijo político de Hugo Chávez! Esta dictadura sí que da risa de verdad. Un ejemplo: al dictador no le tembló el pulso para convocar de inmediato al Consejo de Seguridad y Defensa del Estado, para dirimir la diferencia surgida entre la fiscalía y el TSJ. Y tampoco dudó en aplaudir la decisión tomada por este organismo. Cosa rara, de este señor dictador. Otro ejemplo: mientras era tildado de sangriento dictador, 6 partidos políticos validaban para continuar en las decisiones electorales. Otro ejemplo: a este dictador se le ofende, se le injuria, se burlan de él por las redes y no pasa nada… ¡Carajo!, ¿qué tipo de dictadura es esta? Otro ejemplo: los diputados y no diputados de la derecha venezolana se van al exterior a pedir que se aplique la Carta Democrática contra nuestro país, y que se invada a la patria de Bolívar y Chávez para acabar con la plaga del chavismo, y no pasa nada. Esta vaina sí que da risa de verdad.

VI

Hernán Canorea es un colega que, desde hace algún tiempo conduce un programa en la madrugadita, llamado "El Cantar de Gallo". Él lee los titulares de los periódicos y hace sus comentarios. Pero, lo destacable de su comportamiento es la forma precisa del comentario que desarrolla después de leer un titular o un párrafo de alguna información. Es certero, rápido y, sobre todo, golpea con su verbo a quien tiene que golpear… Y otro atributo que le veo es que todo lo hace bajo un rostro sonriente. Es decir, es un fan de la risa. No una risa escarranchada, como diría el cantor Carlos Almenar Otero, en su rol de jurado, sino una risa corta, pero risa al fin. Dijo una vez Víctor Hugo: "La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano". Diosdado Cabello sí sabe de risa. Goza una b… hablando de la derecha. Por eso lo vemos riendo de cabo a rabo, en su programa "Con el mazo dando". Él se ríe de casi todo. Eso es bueno para él, y es bueno los asistentes al programa, quienes se contagian con la risa, y también lo es para la audiencia. Por eso los chavistas siempre están riendo, para espantar el invierno de sus rostros. Vean ustedes los rostros de los chavistas cuando marchan, y vean al de los opositores. La diferencia es de aquí a Pekín. Los chavistas saben que la risa es saludable. Cosa que no saben los opositores. Por eso andan amargados, llenos de odio, por todos lados. En fin, felicito a Hernán Canorea por la manera en que conduce su programa "Cantar de Gallo"… Por cierto, como llanero que soy, nunca en visto un canto de gallo triste, siempre se levantan de madrugada y lanzan sus cantos a todo pulmón… plenos de alegría y de esperanza… Sigamos riendo con esta dictadura madurista y chavista. ¡Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2195 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a243662.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO