Rabos pajuos

De verdad que no me importa ya si en la OEA se vota a favor de aplicar la Carta Democrática en contra de Venezuela. Total, que carajo importa ya. Nos provocaron una inflación del sopotocientos porciento diario, y lo que cobramos al mes no alcanza ni para la comida. Por lo tanto nuestras principales ocupaciones deben ser: recuperar la cordura y crear un nuevo modelo económico no petrolero. Así que cabeza en alto, mirada al frente y viva mi revolución bolivariana. ¿Quién dijo que sería fácil?

En la OEA, 20 gobiernos votaron a favor de discutir la situación venezolana, y para mi Venezuela debería aceptar el reto, así como Chávez emprendió la campaña de Santa Inés…"sepa el cantador sombrío que yo cumplo con mi ley y como canté con todos tengo que cantar con él.""… y ahora lo digo yo, a mi manera: "Échenle bolas, cuerda de jalabolas, denle a la sin hueso". Eso sí, eso sí, en mi presencia y televisado en vivo, y nada de molestarse o formar una pataleta si se opina algo de sus países, como necesaria referencias de comparación.

Han votado a lo sapo, por tanto, quedaran desnudos y ensartados. Imagínense a los representantes del gobierno de Colombia acusando al gobierno de mi país de narcotraficante, o quejándose de que venezolanos vayan Cúcuta a comprar Harina Pan, aceite Mazeite, azúcar Montalban o Leche Camprolac. ¿Que carajo puede criticar el gobierno de México de inmigrantes, criminalidad o libertad de prensa?. ¿Puede el gobierno de Brasil criticar a otros de sus problemas de pobreza, desigualdad, corrupción, hambre o cárceles?.

Díganme ustedes si el "gobierno" de Canadá, cual mosquita muerta, puede explicar que carrizo es soberanía o elecciones, cuando son una colonia Británica, su gobernador lo designa la reina Isabel II para que presida un parlamento con un senado conformado por "lores vitalicios" y una cámara de comunes "electa casi en secreto" y su primer ministro lo designa ese parlamento. Reto a cualquiera que me lee a que me diga el nombre del primer ministro de Canadá, es más, agrego a la preguntar ¿Cuándo usted ha escuchado que hubo elecciones en Canadá?

Ni hablar de USA…prefiero adoptar la posición del embajador Venezolano Samuel Moncada en la OEA y no perder tiempo hablando del larguísimo rabo de paja gringo

Y así es. Decidieron abrir un debate de la situación nuestra porque quieren ayudar y claro que necesitamos ayuda, ciertamente. La primera ayuda: Dejen de repetir las estupideces de nuestra "oposición política". La segunda: ocúpense de sus problemas, la tercera dejen de jalarle bolas a los gringos y atrévanse a ser países soberanos e independientes, y la cuarta: usen el foro político que significa la OEA para diseñar y adelantar mecanismos de intercambio comercial y productivo que nos libere de la hegemonía del dólar, se los pido desde mi corazón.

Aunque parezca otra cosa, no nos agrada recordarles sus largos y frondosos rabos de paja, de verdad, pero por la característica ubicación de los rabos los ojos no pueden ver los propios sin espejos, y sería una tragedia moral que el principal salón de sesiones de la OEA en la Ciudad de Washington, el salón SIMON BOLIVAR, sea víctima de un incendio de rabos pajuos.

manuelgragirena1@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1618 veces.



Manuel Gragirena

Profesor Universitario. Ingeniero Electricista. Especialista en Telecomunicaciones. Diploma de Estudios Avanzados en Educación. Ex Sidorista

 manuelgragirena1@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Gragirena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Gragirena

Manuel Gragirena

Más artículos de este autor