Tormenta popular, factor decisivo del futuro y la resistencia a la guerra capitalista de camuflaje

Pretendo exponer el análisis de dos discursos contrapuestos, uno interpretado por Valderrama y Aponte y el otro pronunciado por el General Padrino López, puesto que si bien quien está a la cacería del teclado, de la crítica sin tema que escribir, cualquier asunto es bueno, más aun el 27 de febrero, episodio trágico para la historia de los venezolanos que todavía el tintero no se agota al meditarse sobre aquellos aciagos días que sacudieron al pueblo venezolano, despertando también a los cuarteles, a los militares de donde emergió Hugo Chávez Frías como el reivindicador del pueblo.

Pero el tema es de interés, el 27 F y las razones son evidentes, la situación social y desestabilización económica de hoy. Comienzo valorando la posición de los señores Valderrama y Aponte al evaluar el discurso del General Padrino con motivo del 27 de febrero, quienes consideran "nada despreciable, el discurso de donde esgrimen que "Habla el silencio del General Padrino", destacando un supuesto "factor decisivo en el futuro de la situación", vale decir, en palabras de estos ciudadanos, alertan que la revolución será desarmada, desprendiendo de las palabras del general: "Muy claro. Las FANB, bajo su mando, no harán uso desmedido de la fuerza pública, no reprimirán como el 27. Si el pueblo sufriente rompe los diques se buscarán otras formas de contención distintas a la represión". Música para el oído de la oposición.

Al parecer a nuestros camaradas les quedó "claro" el discurso presuntamente melodioso, para ellos, la revolución bolivariana supuestamente según Padrino no debe ni reprimirá mediante "el uso de la fuerza pública" si la situación social se desborda a causa de la situación económica, solo que para el gobierno de Maduro cabe el deber de defender la revolución bolivariana y chavista, "fortalecer la convicción de la unión cívico militar y a la luz de la Revolución Bolivariana,…". La revolución tiene el derecho de defenderse, aún si la contrarrevolución se levanta contra ella, haciendo uso de los medios represivos y las armas.

Para Valderrama y Aponte, "Según el General Padrino, el motor del 27 de febrero fue el desafío a una élite que minaba la estabilidad económica y la dignidad de las masas. El motor fueron las penurias económicas. Estamos seguros (a bastantes organismos de investigación tiene acceso) que el General conoce la actual situación, de deterioro de la "estabilidad económica y lesión de la dignidad de las masas", y que es atribuible al capitalismo favorecido desde la élite gobernante. Más parecida la situación a la que describe el General es imposible".

De manera que en ambos discursos al cotejarlos puede imaginarse que la actual situación de "penuria económica" conllevará a repetir al pueblo "un 27 de febrero", según Valderrama y Aponte, "el deterioro de la estabilidad económica y la lesión de la dignidad social", reeditará el drama social, al decir de Padrino, "La tormenta popular". En nuestra opinión, las cosas no irán por tal sendero, no deja de inquietar la situación social, de penuria económica, pero el pueblo venezolano tiene una vocación democrática, valora su revolución bolivariana y tiene esperanza en el chavismo, en la unión cívico-militar, en la conciencia del deber social, del deber patrio sembrado por Chávez.

La confusión política de Valderrama y Aponte es clara, compara la tragedia del 27 de febrero con el drama actual, sacando conclusiones falsas extrapolarizantes, comparando al gobierno chavista actual, con las elites políticas y económicas neoliberales, sin embargo; hasta ahora, "no hay represión, caos, anarquía y masacre de conciudadanos", hay resistencia social si, aguante a las agresiones económicas del capitalismo, resistencia social a la guerra en "el arte del camuflaje: lo que no se ve", la vanidad de la burguesía, la acción de los poderes foráneos, en especial de los Estados Unidos, la guerra mediática, las medidas de corte neoliberal del mercado.

Pero lo más destacable del descubrimiento de Valderrama y Aponte en el discurso de Padrino son dos elementos; el primero, "La FANB es "antiimperialista, Chavista, Antioligarca y Zamorista, desconociendo que en el discurso en su parte final, el mismo general Padrino al final se despide diciendo y aclarando, "Patria Socialista" y "Viviremos y Venceremos", quiere decir que su discurso al parecer es "socialista" a la mejor manera de "la esencia chavista" dicho por Valderrama y Aponte, lo cual no puede descalificar al general por decir lo que no ha dicho, no ser chavista.

El otro elemento que se destaca maliciosamente, es que en el discurso de Valderrama y Aponte manifiestan que Padrino "´Es chavista pero no es Socialista, despoja a Chávez de su esencia´. Es antiimperialista pero no es anticapitalista, lo que significa que participa de la guerra entre imperialistas, toma partido, su lucha es, necesariamente, la lucha de un sector imperialista (¿China?, ¿Rusia?)". Como puede verse; se contradice en su discurso Valderrama y Aponte, primero dicen que al grito de la mejor esencia chavista, el grito de "Patria socialista", pero no, silencia al general, ellos lo desmeritan, inventando la idea de que es "chavísta pero no socialista", no veo la forma como estos ciudadanos con la excusa de la crítica puedan demostrar que el general Padrino sea chavista y no socialista, sus argumentos son inútiles, ociosos.

Además; sesgados por la crítica penitente del teclado, y versados en el arte del discurso del camuflaje, alegan falsamente creando cizaña, en el marco constitucional, del Legado de Chávez, que la revolución bolivariana no es anticapitalista, que "es antimperialista pero no anticapitalista", es como decir que el chavismo no es anticapitalista pero es antimperialista, si no fuera poco ese intríngulis contradictorio, de enunciados de Valderrama y Aponte indican además que la revolución bolivariana, la revolución chavista, "participa de la guerra imperialista", asumiendo posición por China y Rusia como presuntamente "países imperialistas", amigos aliados en defensa de la revolución bolivariana. No veo posiciones coloniales ni de Venezuela ni discursos colonialistas que exhibir y demostrar en Rusia y China.

Retornando al discurso de los tiempos de la guerra fría, entre el sistema del socialismo real y el imperialismo occidental, Valderrama y Aponte inventan el papel de Venezuela y su gobierno chavista, dentro de "la lucha de un sector imperialista (¿China?, ¿Rusia?)", solo que no demuestran cómo, solo subterfugios para desarmar la revolución chavista, de excluirla de sus aliados, de generar excusas para restar apoyo, en todo caso, Valderrama y Aponte aguardan desarmar la revolución bolivariana, alertar a sus enemigos, mientras que esta aprendió a defenderse internacionalmente, ahora corresponde dar la batalla adentro, no solo contra las elites capitalistas camuflajeadas sino también contra la contrarrevolución camuflajeada en el arte de no decir la verdad de la guerra imperialista.

Fuente consultada:

 

Valderrama, Toby y Aponte Antonio, "Habla el silencio del General Padrino", Aporrea, 01/03/2017

 





 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 747 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a242102.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO