Es ya intocable el carácter sedicioso

No tenemos reparo en escribir este juicio, porque nuestra palabra como socialista; y debemos escribir estas páginas, sujetos a las dos principales leyes de la historias, a saber: no atreverse a decir nada que sea falso; a decir todo lo que sea verdad.

De todo lo cual resulta, que en el modo de resolver problemas de este género, estriban las diferencias orgánicas de pobres y ricos. De suerte que, cuando el rico porfía por reducir la esfera de actividad, empeñase el pobre en dilatar hasta la utopía los lindes de todas las libertades y de todos los derechos, para constituir el reinado del hombre, mirándole tan libre como salió de las manos del Creador.

Para formarnos idea cabal de la ruina de Venezuela en aquellos de penuria general, veamos cómo lo pintan, no MUD que eran los hombres de la oposición, sino individuos, fervorosos partidarios del "chavismo crítico", en folletos, en discursos parlamentarios y en medios de comunicación más acreditados. El Gobierno, habían confiado los intereses del pueblo a manos incapaces, pero malandros y ladrones.

En las terribles y complicadas circunstancias en que se encuentra el país; hoy, que nos vemos violando la Constitución ni leyes, sujetos al régimen imperante de la incapacidad; cuando el desenfreno de los gobernantes contra el pueblo ha llegado a su colmo y la majestad de la soberanía popular se ve ultrajada; cuando los delegados del poder público han desgarrado los testimonios de su autoridad, en desprecio de la mayoría, y ajado con avilantez ese pueblo mismo de donde parten, todos poderes activos del Gobierno para confundir las tramas de la iniquidad y del despotismo, que intenta usurpar la protestad soberana del pueblo libre.

Aunando el hilo de nuestra historia en lo referente a las ocurrencias políticas, debemos decir que a las leyes, con que se tenía encadenado el país, intentaron los oligarcas agregar otras, aún más restrictivas; y el efecto presentaron proyectos para limitar la libertad, aumentar la fuerza permanente, aunar las funciones del Poder.

De suerte que Venezuela debe dos grandes males en el desarrollo de su vida pública, a saber: la institución infame del, muy parecida a la de la esclavitud, y la voluntad de los pueblos en el acto supremo de las elecciones. Pocas veces se ha visto tan resaltantemente, que de un hecho, al parecer pequeño, hayan surgido acontecimientos tan graves para la suerte del país.

Sr. Presidente: alabándose con el aumento del salario mínimo 50%, pero los alimentos subieron 100%. Hay qué ser bien caradura.

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1139 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a239884.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO