El bachaqueo asesina la conciencia proletaria

La crítica situación económica por la que atraviesa el pueblo venezolano, específicamente las clases menos favorecidas, desde hace aproximadamente dos años, ha tenido hasta el presente una salida paradojal: las masas han preferido quedarse en sus casas antes que salir a la calle a pedir el fin del gobierno madurista. La derecha cipaya y el imperio se han quedado con los crespos hechos esperando su ansiado reventón social. Intentaremos en los que sigue aproximarnos a una interpretación de tan singular problema político, pues el llamado "Caracazo" se produjo por razones menos acuciantes que las que hasta ahora ha toreado nuestro pueblo.

A nuestro entender, la quietud del pueblo venezolano frente a la mengua económica que lo degrada, obedece fundamentalmente a dos poderosas razones: primera, la gran inversión social que la Revolución Bolivariana ha concretado en beneficio de la clase trabajadora y segunda, el bachaqueo inventado por los tanques pensantes del imperio, como estrategia de su Guerra Total para someter a los pueblos del capitalismo periférico. Sobre la cancelación de la deuda social con los humildes, llevada a cabo por el chavismo, estudiosos analistas han ofertado sesudos ensayos que compartimos, por lo que no abundaremos sobre esta temática. Por consiguiente, dedicaremos este artículo a intentar develar el letal veneno político que esconde la práctica del bachaqueo.

Una de las funciones capitales del estado liberal para garantizar la viabilidad histórica del capitalismo, es por una parte, organizar la hegemonía de la burguesía y el consenso y/o apoyo de las clases explotadas a la dominación burguesa. Los aparatos ideológicos del estado cumplen esta función a plenitud. De otra parte, ese mismo estado liberal y los intelectuales orgánicos del capital, se encargan de desorganizar ideopoliticamente a las clases trabajadoras. Evitar a toda costa que la lucha de clases se anide en los linderos de las formaciones sociales capitalistas, es el oxígeno necesario que garantiza la reproducción ampliada del capital. En el caso venezolano, la naturaleza monolítica del chavismo emergió como una amenaza letal para las burguesías parasitarias y la trasnacional. A partir de esta amenaza, los operadores ideopoliticos del capital, se propusieron dinamitar el chavismo desde sus bases sociales y para ello inventaron el expediente del bachaqueo (venta de mercancías a precios exorbitantes sin correspondencia con sus costos de producción), a ser implementado por trabajadores de los sectores más humildes de la población. Esta práctica ha reportado inmensos ingresos a sus operadores. Sabemos de buena fuente que los bachaqueo han obtenidos ingresos inimaginables en otro tipo de actividad económica. Los que le suministran la mercancía al bachaquero también han obtenidos obscenas tasas de ganancia.

El bachaquero que esquilma el salario de los humildes, no se siente ni por asomo, hermano de clase del comprador que es su congénere. El bachaco es un fanático del más letal individualismo. Como bachaco cumple una de los mandamientos del neoliberalismo: no ver en el prójimo un hermano sino un competidor al que hay que arrancarle lo que tiene. De esta manera el bachaqueo asesina la conciencia de clase de los explotados del país.

En síntesis, el bachaqueo ha sido al arma de destrucción masiva que el imperio nos está aplicando desde hace rato, pero que paradójicamente se ha convertido en puntal bastardo de esta revolución. Pero la paciencia de esta pueblo tiene un límite que pudiera manifestarse en el primer semestre de este año, dada la descomunal inflación con la que se inició. El adelgazamiento físico que vemos en muchos de nuestros compatriotas, es un indicador lapidario de la pésima alimentación de las clases trabajadoras. El presidente Maduro sino establece una alianza con todas las fuerzas progresistas de la nación, para enfrentar el bachaqueo y todas sus consecuencias, no podrá culminar su mandato, pues, el bachaqueo es el expediente más eficaz en la Guerra del Hambre que hoy padece el pueblo venezolano y pudiera hacer polvo cósmico al movimiento chavista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1370 veces.



Humberto Trompiz Vallés

Historiador y profesor universitario jubilado, especializado en historia petrolera de Venezuela.

 htrompizvalles@gmail.com      @trompizpetroleo

Visite el perfil de Humberto Trompiz Vallés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: