Contradicciones

  1. Quién entiende esto: el gobierno dice que no va a aceptar que la OEA se inmiscuya en los asuntos internos de Venezuela, pero por otra parte si acepta reunirse con Shannon, si acepta que Shannon se inmiscuya ¿Acaso no es Shannon el jefe mayor de la OEA, el auténtico secretario para las colonias, en América Latina?
  2. La velocidad que generaría el reimpulso del reimpulso del reimpulso de la revolución supondría que ya estuviéramos viviendo sin Estado, en un comunismo sin clases sociales y todos felices y contentos ¿será que solo se trata de un morir y volver a nacer, ad infinitum, per seculam seculorum?... vivir sin memoria, incapaces de acumular conocimientos, cada día nos levantamos en el mismo día.
  3. Los PAC, Plan de abastecimiento Complementario permite que todo aquel que esté produciendo bienes de primera necesidad los venda a precio calculado por el índice más alto que marca el dólar libre (Dólar Today). Es así como un litro de aceite de soya que se dice hecho en el estado Carabobo se venda a 4.300 bolívares en el Excélsior Gamma, más o menos como se consigue en la redoma de Petare (cesta Petare). Este Plan es una manera disimulada de claudicar a soluciones radicales a favor de los mismos de siempre, los que más tienen, los comerciantes y de los "y que productores" capitalistas.
  4. Peor que no hacer las cosas, es hacerlas mal, es echarle más leña al fuego. Fidel, hablando de la burocracia, decía que si no se puede trabajar y trabajar bien, entonces,jubílese, no estorbe, "incluso –dice Fidel- se puede ser revolucionario si no estorba". Si el gobierno no va a frenar la tromba capitalista, es mejor que no haga nada de nada, que deje todo así y que ellos mismos vean cómo venden sus productos y a qué precio. Es mejor, a que se invente un Plan que legaliza el robo, el robo de los dólares preferenciales que le otorga a los productores e importadores de alimentos y bienes de consumo básicos; artículos de aseo personal, medicinas etc. Esto es bochornoso e inmoral, con todo y su nombresote de Plan "revolucionario".
  5. Aumento de la producción petrolera con los chinos, en el medio de una guerra de precios. Paralización de los proyectos de energía eólica y fotovoltaica.
  6. Si se gastaron 60 millones de dólares para pagar músicos de afuera y de adentro en una fiesta navideña llamada Suena Caracas, esa inmoralidad solo cabe en un país de adecos. 60 millones de dólares no pudo recoger la ONU para ayudar a Haití cuando el terremoto. Y ahora Haití los necesita. Un socialista da a quien más demanda ayuda, y Caracas no necesita al Gran Combo de Puerto Rico más de lo que Haití necesita medicinas, alimentos, agua potable, viviendas. Estamos perdiendo cada vez más el norte socialista.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1023 veces.



Héctor Baiz

http://hectorbaiz.blogspot.com/

 hecto.baiz@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Baiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: