Tontos útiles. Guerra psicológica y afán de protagonismos

Las guerras se ganan hoy en la mente del adversario, si en Vietnan los gringos hubiesen contado con redes sociales el tío Ho Chi Minh no hubiera podido mantener la moral en alto de su pueblo, al menos si los "carajitos que iban al combate" en su mayoría adolescentes y delgaditos se comportaran como la sociedad boba de hoy que por flojera de leer, por la carrera en que nos mete el capitalismo en que aun vivimos por la supervivencia y el consumismo y por el afán de protagonismo, de ser el que dio el" tubaso" no tarda en creerse y replicar "informaciones" sin verificar su origen y veracidad ni sopesar el daño que puede provocarle a la causa por la que vive y lucha.

Nuestra sociedad venezolana a avanzado un mundo en la conciencia de clase y es capaz de identificar al enemigo, o al menos al adversario que le sirven de tontos útiles al enemigo para imponer sus objetivos de dominación pero como cultura que fue labrada para "endiosar" el capitalismo y su consumismo, cada actitud nuestra está impregnada de la supervivencia del más apto que se refleja en la competencia, el individualismo y en el afán de exaltar su ego. No en vano tenemos el mal hábito de decir: "estás pelao la cosa es como yo la digo", tu no sabes nada, eres un ignorante en lugar de entender que el otro también tiene su verdad y que yo puedo ser el equivocado. Este "yoismo" es el que muchas veces es usado por laboratorios de guerra psicológica para incubar matrices de opiniones que se fortalecen viralmente al ser redifundidas irresponsablemente por el "inocente" lector comunicador y que convierten mentiras o medias verdades en verdades de las mayorías, en terror, en inacción, en desconcierto, en tristeza y desesperanza.

Es así como un rumor de un fulano paro de transporte que nadie corroboró se convirtió en un efectivo llamado a suspensión de clases en universidades para que la oposición pueda usar a su antojo la fuerza e irreverencia de los jóvenes estudiantes que se prestan para sus objetivos, así como mucha gente no envió sus muchachos a clases causando una sensación de incertidumbre e ingobernabilidad y otros tantos abandonaron sus puestos de trabajo que serán contabilizados a favor de la "toma de Venezuela planeada por la oposición" y por supuesto algunos transportistas metidos en la conspiración paralizaron sus actividades sin siquiera haber sido convocados por sus sindicatos que también son opositores, convirtiendo el rumor en información "veraz"y todo gracias a un clic apresurado que le dio reenviar a un "mensajito cortico" a cuánto grupo o contacto se le ocurrió. En el caso de nuestros camaradas jugando abiertamente para la oposición aun queriendo ayudar.

Camarada si no puedes confirmar el origen o la veracidad de una información, por buena que parezca o porque me la pasó un camarada "arrechisimo" que "siempre esta en todo" que de seguro la recibió de otro camarada igual de "comprometido", guárdatela, considerala chisme hasta no tener confirmación y si no te aguantas, difúndela con la advertencia de que dudas de su origen. Así la información sea redactada en términos afines al chavismo puede ser dañina, debátela en tu colectivo, analiza los riesgos de difundirla y con ello evita ser tonto útil, porqué una noticia de un aumento salarial puede parecer inofensiva y hasta favorable pero si después no se da, genera decepción, desesperanza y si se da pierde el impacto político esperado por el gobierno, un mensajito de advertencia de que se están robando niños o una nueva forma de robar o secuestrar puede parecer muy útil esparcirla por todo el país pero probablemente sea peor el daño de poner en nuestras mentes el terror desmedido que sumado a otras técnicas de guerra psicológica se convierten en desesperanza, desasosiego, angustia e intolerancia en nuestra población. ¡Si!, es contigo camarada, siéntete mal, siéntete marioneta para que así te ocupes de dejar de hacer el papel de pendejo.

Creemos redes de camaradas que sean críticos y que nos ayuden a dar la batalla comunicacional de manera efectiva y veraz evitando repetir como loros mensajes contraproducentes y dañinos. Seamos generadores de informaciones valiosas para el colectivo, generemos nuestras propias matrices, que los grupos y seguidores en redes sociales se conviertan en una maquinaria efectiva para el control de la información que difundimos y no un "basurero" donde lo malo contamine lo bueno.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3555 veces.



Noel Peralta Barreto


Visite el perfil de Noel Peralta Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: